zoofilia xxxx

Mi esposo me convence para hacer un trío con su mejor amigo

El dia como siempre era un infierno de calor, por lo mismo mi esposo y yo habiamos pasado toda la tarde viendo tv con el aire acondicionado encendido a todo poder. Ya era viernes y habiamos terminado semana laboral y no habia pendiente de amanecer con resaca, así que surtimos la hielera con una buena dotación de cervezas las cuales disfrutabamos al tiempo que veiamos varias movies. No se como pero del género de horror pasamos a ver porno.

Unas vacaciones con mi hijo que se salieron de control

Mi hijo Marcos había empezado sus estudios universitarios ese año. Yo lo echaba mucho de menos. Amaba a mi hijo y hasta que se tuvo que ir a estudiar fuera pasábamos gran parte del día juntos. Íbamos de compras juntos, cocinábamos, veíamos películas, me pintaba las uñas, nos dábamos masajes, siempre hemos estado muy unidos.

Solo esta obsesionada con una cosa, el sexo y esta vez sus fantasías se van haciendo realidad mientras su culito se dilata

Pasó algo de tiempo, quizás dos meses. Mica no había olvidado a Areik y compañía; pero si abandonado bastante sus practicas de autosatisfacción. A partir del primer mes de no verlos solo lo había hecho una o dos veces y en su casa. Este día Mica se sintió distinta. Distendida y alejada de quien había deseado con obsesión, o mejor dicho; de la verga que la obsesionaba y le hacia agua la boca ó le llevaba a sentir fiebre en su cuerpo, así como también de la consecución de sus fantasías en los transportes subterráneos.

La historia de cómo conocí a mi ama

ESTO OCURRIO UNA MAÑANA DE UN LUNES CUANDO ENTRE EN EL CHAT , Y ENTRE EN LA SALA DE MAZMORRA, Y DE REPENTE ME PUSE A BUSCAR CUANDO VI SU NICK, ME ATRAJO MUCHO SU FOTO DE PERFIL. Y ME PROPUSE ENTRAR EN SU PRIVADO. LA SALUDE Y AHORA ACTUALMENTE ES MI AMA ME CONTESTO.

Mis Últimas Vacaciones En El Mar De Plata, todo sucedio en una playa nudista donde los bañistas vieron mis enormes pechos y quisieron deborarme

Todo comenzó hace dos años, acostumbrada a hacer nudismo en Chiguagua (Uruguay), fui con mi marido a una playa cercana a MDP que permitía el topless. Llevaba puesto una bikini cola less que dejaba mis dos cachetes (nalgas) al descubierto. Para tapar mis partes en la ciudad, llevaba encima un pareo bastante transparentes, por lo cual caminando en las calles de Marpla, cualquier paseante podía distinguir medianamente mi figura. Al bajar a la playa me quité el pareo y al rato el sostén, quedando mis 90 cm de lolas a merced de la vista de todos los bañistas. Mi marido se aleja de mi para ver una partida de tejo, me levanto y voy hasta el agua para remojar los pies y refrescarme del intenso calor. Ahí lo vi, un exquisito Febo, que rondaba muy cerca mío. Alto, bien formado, con músculos no exagerados. Me encantó su presencia. Joven, atlético y con unos años menos que yo. Puse toda mi voluntad para seducirlo y cuando creí que ya lo iba a lograr, se acerca mi marido y me recuerda que los chicos habían quedado en el departamento y teníamos que volver para almorzar.

El sustituto

Cuando llegó al mostrador y preguntó por ella, Marina no pudo evitar un suspiro de alivio. Su compañero Juan tenía la espalda hecha un ocho y se pasaba más tiempo de baja que trabajando, así que las había pasado de todos los colores con los sustitutos, pero al ver a Tito, tan sonriente como siempre, no pudo evitar un suspiro de alivio.

La edad no importa, no existe la edad para saber que es un orgasmo, que se siente tener uno

No quería irme a la tumba sin cumplir dos de mis sueños más deseados, viuda de mi amado pero zafio y bruto Nicasio desde hace la friolera de doce años y a punto de cumplir los setenta me propuse llevar a cabo esa idea que me rondaba la cabeza desde hace meses y no era más que fumarme un porro y acostarme con un negro, pido disculpas si alguna persona de edad se siente avergonzada con mi lenguaje pero soy una mujer de campo venida a la ciudad que estudió lo justo y que para colmo nunca supo nada de la sexualidad y lo poco que he aprendido lo he hecho a través de lo que he descubierto por Internet porque si es por mi Nicasio yo me voy a la tumba sin saber que es tener un orgasmo, del mismo modo pido disculpas a todos aquellas personas de color que se pudieran sentir ofendidas pero no es mi intención faltarles; descubrí casi por casualidad que acariciarme a mi misma me llevaría a un goce del que no creía que existiese palabra para describirlo y a partir de ahí fue un no parar, casi podría decirse que era una jovenzuela en busca de pastor para que me cubriera y eso que estoy seca por dentro desde hace muchos años, lo que no quiere decir es que por el hecho de que haya nieve en lo alto del horno no significa que no haya brasas en el interior y vaya si las había, mmm.

Ayudando a nuestra amiga con una orgía lésbica de colegialas

Hola, soy Lola de Argentina, tengo 20 años y hoy vengo a contarles una experiencia muy morbosa que me hace mojarme de sólo recordarla. Esto pasó hace un tiempo, cuando yo tenía 18 y seguía en el secundario. Iba a un colegio privado donde teníamos que usar un uniforme que consistía en una pollera, camisa, corbata y medias largas. Si bien siempre fui muy sociable, tenía un grupito de amigas con el que me juntaba más que con el resto. Éramos 6: Catalina, Florencia, Julia, Agostina, Paloma y yo, Lola. Cata tenía un culo que era reconocido por toda la escuela, extremadamente trabajado por el hockey y el ski. Flor tenía las mejores tetas y una carita angelical. Julia era flaquita, cuerpo de modelo, con una cinturita divina y unas piernas largas. Agos era más bien grandota, pero con buena figura y una boquita más que hábil. Palo era chiquita, petisa pero bastante bien de culo y tetas. Por último estaba yo que tenía unas grandes tetas, casi tan grandes como las de Flor, un culito parado y redondo y una vagina apretadita. Éramos muy unidas, solíamos juntarnos después de clases y hacíamos de todo. Siempre tuvimos mucha confianza, y hablábamos abiertamente de nuestras vidas privadas, incluyendo lo sexual. Un viernes apenas llegamos a la escuela, Cata apareció llorando. El novio le había terminado y se sentía destrozada. Con las chicas decidimos no ir a clase y escaparnos para consolar a Cata en la casa de Julia. Sus papás no estaban nunca por el trabajo, así que decidimos hacer una pijamada para pasar el día juntas. Estábamos todas con el uniforme al llegar. Julia nos ofreció cerveza y todas aceptamos gustosas. Eran recién las dos de la tarde, y el día estaba lindo. Cata lloraba desconsoladamente, y entre todas intentábamos calmarla.

Me daba miedo, pero quería estar con mi tío el pervertido

Mi madre tenía un hermano que vivía en Canadá, se mudó cuando era muy jóven. No lo recordaba muy bien, pero por las redes sociales lo conocía, al menos por fotos. Lo que si sabía que mi padre no lo toleraba y creo que era mutuo. Una de las pocas cosas que recuerdo de niña eran las discusiones que tenían entre ellos. Cuando mis padres supieron que iba a venir a visitarnos después de unos cuantos años, el ambiente se puso tenso.

Viendo como mi mejor amigo se coge a mi esposa, demasiado caliente

Observar hacia el living por la estrecha hendija entre la puerta y el marco de la habitación como disfrutaban sus cuerpos desnudos me hacía latir el corazón o el alma no sé, fue…. Indescriptible. Hacía unos pocos minutos que habíamos empezado algo que no tendría marcha atrás, y apenas un minuto que los había dejado solos. Pero hacía mucho pero mucho tiempo, años, que mi mente había fantaseado cientos de veces con escenas parecidas, pero escenas que no eran de cualquier mujer siendo acariciada por un hombre como podía parecer a cualquier persona esa situación, sino la de mi mujer, aquella con la cual desde sus 16 años fuimos novios y luego nos casamos compartiendo nuestras vidas, aquella para la que fui su primer hombre, aquella que nunca antes había estado con otro cuerpo desnudo, acariciándose, tocándose, entregada al placer.

Sola en la piscina, o por lo menos eso es lo que pensé

Dos días después del primer encuentro con mi cuñado, una tarde baje a la piscina a refrescarme sola pues mi hija había salido con sus abuelos, llevaba un traje de baño color mostaza (bastante revelador por cierto) apenas cubría mis senos y era tipo hilo, estaba recostada sobre una de esas sillas de playa con los auriculares puestos escuchando música y con los ojos cerrados, cuando de repente siento que alguien me da un beso en el cuello, y me asusto, pues yo pensaba que estaba sola en casa. Vuelvo a ver quién era y para mi suerte era mi bello cuñadito.

Sumisita vestida súper sexy acude junto a su novio/amo a una cena con Pilar y su profesor

Sumisita vestida súper sexy acude junto a su novio/amo a una cena con Pilar y su profesor. Hola de nuevo, hoy os quiero contar como fue la cena que mi novio/amo y nuestro querido profesor organizaron para que nos conociéramos, ya os explique cuando os conté lo de la web cam que una chica se unió a nuestras practicas, no digo su nombre real por razones obvias, pero para entendernos la voy a llamar por ejemplo, Pilar, os cuento.

Me terminan follando entre dos hombres en la discoteca

Tenía 26 años y mis ganas por salir vestida de mujer cada vez eran más y más! No podía controlar ese deseo de sentir las miradas de los hombres una vez que me ponía tacones y una minifalda, mojar mis labios para seducirlos me obsesionaba y me volvía loca la idea que que alguno me atrapara y me fajara con muchas ganas. Los nervios de comprar ropa para mí en lugar de para “mi novia” cada día eran menores y me excitaba la idea de ir a comprar ropa para Daniela.