trio dos mujeres

Me encanto sentir la polla de Carlitos entrar en mi culo

Hace 50 años las familias era tradicionales…formadas por una madre, padre e hijos de ambos, sin embargo hoy en día esto es una rareza. Mi madre me tuvo muy jovencita soltera preñada de un desconocido, con la ayuda de mis abuelos pudo salir adelante y luchar por tener un puesto en esta sociedad marcada por el machismo…mi madre es una vencedora del sistema y como tal ejerce su profesión de especialista en calidad para obras públicas en una empresa muy importante de España “ETOSA”. Hace solo dos años conoció a un hombre divorciado con dos hijos, Isidro, un buen tipo que me trata cordial, no tanto sus hijos, la mayor se llama Eugenia y Carlos el pequeño come pollas.Tras casarse,“¡¡que a saber para qué le hacía falta a mi madre hacerlo a sus 36 años!!”, lo lógico era compartir con ellos temporadas de asueto en las largas vacaciones de verano. Cuando ocurrió mi primer encuentro vacacional con mis “hermanastros” o como se le quiera llamar a los hijos del esposo de mi madre, que no son hijos de mi madre, comenzaba a descubrir el mundo al igual que Eugenia algo mayor que yo… su hermano Carlos es de mi edad, además de un tanto raro…, porque cuando eres un adolescente es casi tan difícil enfrentarte al sexo cómo caminar sobre las aguas, y si eres de la acera de enfrente ya es un milagro, pero Carlos era las dos cosas. Algunos chavales suelen tener bien callada su orientación sexual si no querían acabar marginados por el bullying…en esta familia había de todo…ninfómanas, homosexuales e incestuosos, entre los que me contaba yo…me llamo Fulgencio, pero todos me llaman Pencho. Mi “hermanastra”Eugenia es una chica preciosa, con tetas medianas y un buen culo redondo con un largo pelo rubio natural, una niña un poco egocéntrica y vanidosa. Esa mañana se encontraba sentada sobre una roca donde daba la sombra una enorme encina, parecía vigilar las cabras que rondaban por la ladera de aquel pueblo. Yo iba acoger un saco de piñas tras una discusión con mi madre de quien debía de hacer una u otra tarea, mientras mis “hermanastros” se tocaban las bolas, a mí me tocaba currar porque mi madre era la que imponía carácter en aquel matrimonio. Los vi en la colina sentados en la gran roca, pasé a unos diez metros de ellos. Eugenia me llamó…

Por necesidad: me vuelvo esclavo sexual de una madura

Cuando juan se vino del pueblo se instalo es casa de Ramona,una amiga de su madre.El tenia 23 años,era fuerte y musculoso pero muy ingenuo porque nunca habia salido del pueblo hasta entonces Iba a Madrid a buscar trabajo y empezar otra vida.Ramona era una mujer madura de 57 años viuda desde hacia 10.

La primera vez que hacemos un intercambio de parejas, rompiendo la rutina

Hola, me llamo Lola. Soy una mujer de 35 años, casada, de muy buen ver todavía y además muy trabajadora. Por eso, entre mi profesión y las tareas de la casa acabo siempre muy cansada y sin ganas de mucha juerga a esas alturas del día. Por eso desde hace ya un tiempo, en cuanto llego a casa y hago todas esas tareas, lo único que me apetece es tumbarme a descansar en el sofá del salón y ponerme lo más cómoda posible a ver alguna que otra película de la tele.

Un hombre tiene gran pasión por la fotografía y sus temas van desde tomar instantáneas de su esposa poniéndole los cuernos

Un hombre tiene gran pasión por la fotografía y sus temas van desde tomar instantáneas de su esposa poniéndole los cuernos hasta personas marginales. No es que yo sea un enfermo sexual, lo que sucede es que a mí me gustan me encantan las mujeres, en casi todas sus formas, colores y tamaños. Además tengo como pasatiempo el ser fotógrafo y por ende me encanta el fotografiar a las mujeres, aunque eso en nada tiene que ver con mi negocio de construcción.

Mi segundo trío con una sorpresa inesperada pero excitante

Después de mi experiencia con dos hombres y ese fin de semana completamente desenfrenado, me costaba mucho retomar mi vida rutinaria. La experiencia me había abierto los ojos a un mundo de sexo morboso que me perseguía en cada tarea cotidiana que hacía.

Caricias de otro

Yo nunca le habia puesto los cuernos a mi viejo, despues de todo nos llevabamos bien en la cama, el me cojia muy bien y no tenia razon para buscar por otro lado lo que tenia en casa hasta que.

Alumnas conociéndose a profundidad

Su nombre es Juana y es una belleza. Sus pijos padres para librarse de ella, a la que consideraban un estorbo y así poder dedicarse a sus amantes la mandaron a estudiar a un caro internado de señoritas. Allí nos conocimos el día de la inscripción. Yo asistía a mi primer año y ella al segundo y ya tenía amigas allí. Amigas más intimas de lo que yo podía suponer. Como era la primera vez que salía de casa buscaba una amiga, una protectora, una guia y ella era alguien en quien se podia confiar. Además me tomó bajo su protección casi nada mas verme al salir de la secretaría del colegio. Me arrastró hasta un banco que había en el pasillo y me hizo un interrogatorio en toda regla, sobre mi vida y mis andanzas.

Le hizo caso, no pudo evitarlo y es que me puso su culo y polla en la cara. Después se trago mi rabo por completo

una vez que quede por internet con un jovencito putita, aquella perra decía que tenía 18 añitos recién cumplidos pero creo que tenía 16 como mucho, después de hablar mucho con ella y conocernos por internet, pasamos al vídeo por Skype, estaba muy buena, buenas curvitas y un culo decente, que además se abrió para que lo viese bien, entonces sin más decidí ir a verla a su ciudad, pille el coche y fui, cuando llegue la fui a buscar, era un viernes y la lleve al hotel de 2 estrellas que reserve, la subí a mi cuarto, nadie nos dijo nada, es más aquello parecía abandonado.

Me sorprendieron mis amigas lesbianas ¡Una grata y caliente sorpresa!

Jason llegó a su apartamento, sintiendo un inútil, su novio acababa de dejarle. Tres años duraron juntos, pero desde que comenzaron las discusiones sobre el futuro y el matrimonio, Jason sintió que Michael se había vuelto tan distante que parecían amigos más que novios. Durante un tiempo trató de ignorarlo, pero en el fondo sabía que la ruptura era algo inevitable, ambos tenían distintas prioridades y distinta visión de futuro.

Tengo una hija que nació cuando mi esposa tenia 18 años, ella tiene ahora 19 años y yo 40, cuando lo que relato sucedió, mi esposa trabaja de administradora de un vídeo club

Esto fue tan cierto, que cuando lo recuerdo no puedo dejar de masturbarme como si fuera la primera vez. Tengo una hija que nació cuando mi esposa tenia 18 años, ella tiene ahora 19 años y yo 40, cuando lo que relato sucedió, mi esposa trabaja de administradora de un vídeo club en el cual entramos y nos llevamos las películas que deseamos sin hacer el recibo de renta, por supuesto este vídeo club tenia de todo tipo de películas.

Mi historia empezó con 18, un tipo mayor que yo que me enseñó todo acerca de sexo yo tenía 18 años y él 28

Hola mi nombre es Daniela soy de Chile y tengo 20 años descubrí esta página de relatos y me decidí a contar algunas cosas que me han pasado estas historia son reales y las escribo por que descubrí que me excitan mucho. Les pido disculpas por la forma de escribir ya que es la primera vez que lo hago, ojalá les guste. Primero voy a describirme para que se hagan una idea de cómo soy: Soy de tez blanca pelo castaño liso ojos cafés mido 168 aproximadamente 60 kilos. Y mi cuerpo está bien formado tengo senos pequeños, pero duritos, pero un potito paradito redondo y de un porte que los hombres siempre me piropean o recibo alguna caricia ya sea en la micro o en el metro, cuando van llenos tengo que reconocer que desde joven me gustaba ser tocada en la micro o se ponían detrás de mi y me ponían algún miembro justo en la rayita de mi potito, sentía cosas ricas en mi cuerpo lo que me llevaba a masturbarme en mi pieza,  me gustaba mucho el sexo, siempre pensaba en penes hombres y como sería hacerlo, tenía una amiga que eran igual que yo y comentábamos de todo esto y nos excitábamos, así transcurría mi vida cuando conocí a Rubén, un tipo mayor que yo que me enseñó todo acerca de sexo yo tenía 18 años y él 28 a mi me pareció lindo cuando lo conocí, fue un día en la micro cuando iba a clases que me hablo.