sexo italiano

Con mi compañera de piso nunca había pasado nada, hasta que una noche cene con ella por que la dejaron plantada. Fue el inicio de algo sexualmente satisfactorio

Marta y yo éramos compañeros de un piso de estudiante cuando íbamos a la Universidad. Nos llevábamos bastante bien, cada uno iba a su bola, algo que a mí personalmente me gustaba, ya que soy de esos que les gusta tener un poco de independencia y que por estar en una misma habitación, tengo que estar llevando una conversación con la persona que esté en ella. Nos conocíamos y nos respetábamos, y eso estaba muy bien. También estaba genial que cada uno tenía sus propias tareas, y llevábamos las tareas de nuestro hogar temporal de una manera correcta. No nos gustaba que aquello fuese una pocilga, pero tampoco pasábamos mucho tiempo arreglándola, por lo que, nos sentíamos a gusto.

Papá me espía cuando me baño

Desde que han terminado las clases, Susana se ha vuelto todavía más perezosa de lo habitual. Se despierta tarde y suele demorarse todavía más en levantarse de la cama. El calor estival no es estimulante, precisamente, y la distracción que le ofrece el móvil suele promocionar su desidia.

El amor de hermanas también puede ser amor de putas

Estábamos ya a finales de mayo, tiempo de empezar a ir a la playa y de disfrutar con mis amigos. Pero especialmente ellos lo esperaban con más ansias que yo. No es que mi compañía no les agradara. Pero preferían la de otra persona, que no era ni más ni menos que mi hermana mayor. Si íbamos los de siempre, podía ser una buena tarde o no. Pero si ella nos acompañaba, era garantía de alegrarles el día a todos.

Así fue como me convertí en la perra de mis cuatro amigos

Al día siguiente, amanecí desnudo en el sillón del salón. Tenía la boca pastosa, (supongo era de la cantidad de leche que mis amigos me habían dado) y me sentía muy humillado. Me puse un bañador, y me baje a la playa, debía ser muy temprano pues no había nadie, me di un chapuzón y me senté en la arena pensando en todo lo que había pasado.

Nuevamente vuelvo a fallarle a mi marido, desaparece de mi vida. Hasta que vuelve y esta vez me dará instrucciones específicas para ser perdonada

Roberto desapareció durante una semana. Cada día que entraba en casa me ilusionaba pensando que mi marido estaría en ella y me haría pagar a pollazos mi torpeza habitual, pero mi ilusión se desvanecía cuando encontraba la casa solitaria. Ante mi sorpresa llevaba más de 10 días sin saber de mi marido, jamás se había demorado tanto.

Así fue como me convertí en la zorra de mi tío

Era Octubre 14, el cielo estaba oscuro y una tormenta se avecinaba. Mi madre trabajaba como forense en un hospital a unas 4 horas de la casa. Vivíamos solas. Ese día, mi madre se tuvo que ir rápidamente al hospital, ya que había recibido una llamada de urgencia. Como no tenía nada que hacer, me vestí con un pequeño short que apenas cubría mi cola, la cual era paradita y firme. Me puse una camisa corta, la cual hacía que mis pechos grandes y bien formados, resaltaran. Mi cuerpo siempre me había gustado, mi cintura pequeña, mi largo cabello, mis piernas largas y mis senos y cola paraditos. Siempre robaba suspiros a los hombres de mi barrio, incluso recibía propuestas de sexo casual, algunas las aceptaba y otras simplemente las rechazaba. A mis 18 años, era una experta en sexo. Nunca me gustaron los hombres de mi edad, siempre me gustaban de 30 años en adelante, eran más expertos.

Sexo con mi socia

Nota: (esto no pretendía ser un relato tanto como notas de un sueño… pero aquí esta en su forma de relato. Espero que os guste. Creo que habrá más, y, espero que mejor. Disfrutadlo).

Infidelidades de mi esposo y me vengué con los albañiles

Hola soy una mujer de 36 años chaparrita delgada pero caderona y nalgonsita de tes blanca, les contare como me dequite de mi ex esposo hace un par de años. Mi esposo y yo siempre nos llevamos muy bien a excepcion de sus infidelidades ,que ya amigos sercanos me bian comentado pero yo no daba importancia pues viviamos muy bien economicamente ,los 2 somos profesionistas pero yo no trabajaba. En una ocacion mi hermana me habla por telefono y me dice que vio entrar a mi marido con alguien a un motel, inmeditamente me fui a ver si era cierto y para mi sorpresa si era el y con la maestra de nuestro hijo de 8 años, una mujer en los 50 y gorda y fea ,el salio en el auto y ni se dio cuenta de mi . yo no lo podia creer que me engañara con ese vieja fea, todo el fin de semana estuve como ida y no sabia que hacer o decirle, llego el lunes y tenia que llevar a mi hijo a clases con esa señora, la escuela quedaba a unas cuadras y lo llevava caminando y de alli me pasaba a hacer zumba con unas amigas, yo ya me iba preparada con mis leggins puestos y blusa de licra. Todo el camino fui pensando que le diria a la maestra ,que no me di cuenta que pase por otra calle diferente a mi recorrido normal, me di cuenta asta que unos albañiles que trabajaban en una casa me gritaron piropos y no les importo que llevara a mi hijo . no les puse atencion tomamos el camino normal ,llegando a la escuela esperaba decirle asta lo que se iba morir a la vieja pero antes de eso ,mi hijo para darle un beso y despedirse de mi lo que me calmo y evitara que hiciera un escandalo, me fui temblando del coraje con la vista nublada sin rumbo, para mi sorpresa iba por la misma calle donde estaban aquellos albañiles pelados no me importo y segui, al llegar a esa casa mire que ya eran un par de señores mayores los 2 gorditos morenos, uno muy alto y tosco, ya andaban sucios pues ya estaban trabajando y ni me miraron, pero como yo estaba muy enojada pense en desquitarme de mi ex ,le habe al señor que estaba mas sercas ,

Tuve una experiencia con una pareja, nunca imagine que podría haber tanto morbo en una familia. Mucha infidelidad, intercambios y más, estaba feliz

Estaré compartiendo mis experiencias en varios relatos. Considero que gran parte de la excitación que da al leer una historia erótica es precisamente el factor de “realidad” que esta tenga, por lo tanto quisiera dejar algo claro desde el principio de todos mis relatos; Son situaciones reales. Los nombres de las personas son reales. Gran parte del contenido es real, sin embargo, algunas situaciones les he agregado un poco de mis más oscuras fantasías, por lo que tenga seguridad querido lector que lo que ve, en gran medida sucedió.

La tía alegre nunca pierde tiempo para una cana al aire

Siempre he tenido una buena relación con mis primos Eulalio, Armando y Angie esta era menor en ese entonces ella tenía 18 años de diminuta estatura 1.55 aproximadamente poseedora de una hermosas piernas, bien torneadas y un trasero que no tengo palabras, yo tenía 19 años.

Fui violada por pollas enormes, me dejaron tan destruida que el cuerpo solo me dolía, pero lo disfruté mucho

Después del gran placer que aquellos jóvenes afroamericanos estaban provocando en cada rincón de mi cuerpo, no podía pedir más. Mis relaciones sexuales con mi marido la verdad me dejaba con ganas de más siempre y nunca quedaba ni cerca de la satisfacción. El problema era que eran chicos que pertenecían a pandillas y honestamente eran individuos muy violentos y salvajes.

Un relato para mujeres que entienden, para mujeres que tienen en claro que es lo que quieren de un hombre, que es lo que deben esperar como mínimo de un macho

Hace años a una mujer de 45 años o más la llamaban “madurita”, y venía relacionado con el concepto de fruta: no de madurez. A día de hoy en el segmento de los 40 a los 55 hay un montón de acepciones: MQMF, soccer mom, mamita, etc… A mi me gusta llamarlas de otra forma: me gusta llamarlas “mujeres que entienden”. Quiero viajar a una definición menos machista y más real, y a la vez hacer una coña de la frase “hombres que entienden” de connotación gay.

El autobús de las sorpresas, me encantan las historias con mujeres maduras así como de exhibicionismo

Soy un asiduo lector de sus relatos, me encantan las historias con mujeres maduras así como de exhibicionismo y es por ello que quiero contarles lo que me pasó hace unos días. Mi nombre es Eduardo, soy de Perú y tengo 25 años y quiero compartir esta historia con ustedes. Soy un asiduo lector de sus relatos, me encantan las historias con mujeres maduras así como de exhibicionismo y es por ello que quiero contarles lo que me pasó hace unos días.