sexo gay follando

Todo parecía ser un domingo cualquiera con mi papá, pero la verdad empezó a revelarse y terminamos disfrutando de nuestros cuerpos

Soy Paula Andrea, una chica de 20 años con ganas de comerse el mundo.Os voy a contar mi historia de cómo pase de niña a mujer. Mi madre está casada con un hombre que no es mi padre. Cuando tenía 12 años, mis padres se separaron sin casarse y me quedé a vivir con mamá, dado que mi padre es ingeniero en una empresa multinacional y casi nunca estaba en España, a pesar de ello siempre tuve una relación estrecha con él. Con los años ha mejorado mi atractivo, pero también mi rebeldía e insolencia. Desde hace unos años la relación con mi padre ha ido creciendo en intensidad, observando en su trayectoria una salida a mi futuro, como técnico en relaciones internacionales. Ahora está participando en el diseño del sistema de control de una empresa de reciclado en Finlandia y he decidido irme con él estos meses de verano. Lo malo es que para él no son vacaciones, porque en esas latitudes es el mejor momento para el aprovechamiento máximo de horas de sol. Mi objetivo es reforzar mi inglés y tal vez aprenda algo de finés.

Con mi mujer casi no follamos, ese verano conocía a Alicia una nueva vecina que llego para sacarme las ganas de coger de la mejor manera

Aquellas vacaciones en la costa mediterránea estaban resultando bastante aburridas. Cada día se resumía en un breve paseo con el perro, algo de ejercicio físico y visita a la playa. En cuanto al sexo, estaba siendo algo peor que aburrido. Pasados los 40 años yo cada vez tenía más ganas y mi mujer menos, por lo que todo se reducía a algún polvo ocasional, no demasiado espectacular.

Ayudando a nuestra amiga con una orgía lésbica de colegialas

Hola, soy Lola de Argentina, tengo 20 años y hoy vengo a contarles una experiencia muy morbosa que me hace mojarme de sólo recordarla. Esto pasó hace un tiempo, cuando yo tenía 18 y seguía en el secundario. Iba a un colegio privado donde teníamos que usar un uniforme que consistía en una pollera, camisa, corbata y medias largas. Si bien siempre fui muy sociable, tenía un grupito de amigas con el que me juntaba más que con el resto. Éramos 6: Catalina, Florencia, Julia, Agostina, Paloma y yo, Lola. Cata tenía un culo que era reconocido por toda la escuela, extremadamente trabajado por el hockey y el ski. Flor tenía las mejores tetas y una carita angelical. Julia era flaquita, cuerpo de modelo, con una cinturita divina y unas piernas largas. Agos era más bien grandota, pero con buena figura y una boquita más que hábil. Palo era chiquita, petisa pero bastante bien de culo y tetas. Por último estaba yo que tenía unas grandes tetas, casi tan grandes como las de Flor, un culito parado y redondo y una vagina apretadita. Éramos muy unidas, solíamos juntarnos después de clases y hacíamos de todo. Siempre tuvimos mucha confianza, y hablábamos abiertamente de nuestras vidas privadas, incluyendo lo sexual. Un viernes apenas llegamos a la escuela, Cata apareció llorando. El novio le había terminado y se sentía destrozada. Con las chicas decidimos no ir a clase y escaparnos para consolar a Cata en la casa de Julia. Sus papás no estaban nunca por el trabajo, así que decidimos hacer una pijamada para pasar el día juntas. Estábamos todas con el uniforme al llegar. Julia nos ofreció cerveza y todas aceptamos gustosas. Eran recién las dos de la tarde, y el día estaba lindo. Cata lloraba desconsoladamente, y entre todas intentábamos calmarla.

Mi hermana, mis padres y yo, sexo en casa lo recuerdo como si fuera ayer

Hace ya varios años, yo (Juanjo) tuve una experiencia con mi familia que aún recuerdo, y que fueron mis primeras relaciones sexuales. Mi familia además de mis padres la compone también mi hermana (Lucía), que por ese entonces tenía 18 años, y que al igual que mi madre era muy bonita. Mis padres aún eran jóvenes, por lo que yo suponía que frecuentemente harían el amor.

Le dije que se acostara conmigo sabiendo que podría pasar algo esa noche donde mi padrastro me hizo su mujer

Me pueden llamar Efraín, que en realidad es mi segundo nombre. Hace seis años aproximadamente, yo era chofer de un camión de carga pesada, y trabajaba por contrato para una empresa, en la cual conocí a Raquel que era la secretaria, una hembra como ninguna otra había tenido yo en mi vida, al poco tiempo me fui a vivir con ella a su casa, la cual compartía con su pequeña hija Dulce María, para esa época la niña apenas y tendría unos doce o trece años de edad, era delgada, bajita, sin ningún atributo en particular que no fuera su cándida mirada.

La noche en que dos tíos me follaron muy rico

Salir de fiesta no es lo que más me gusta del mundo. Cuando tenía 20 años a pesar de tener amigos que salían cada semana, yo no los acompañaba a menudo. Nunca me ha divertido una discoteca, más bien me agobia. A pesar de no ir mucho, de vez en cuando aceptaba la propuesta de mis amigos y salía con ellos. Una vez de esas, mi motivación fue Ian. Era un amigo de uno del grupo, Diego. Él nos comentó que su amigo Ian, de 22 años, estaría unos días por Barcelona y que estaba montando bastantes planes con él. Su intención era enseñarle la fiesta de Barcelona el sábado: cena más disco hasta que saliera el Sol. Al principio no estaba muy interesado yo, pero cuando vi una foto del chico cambié de opinión. Era bastante guapo: alto con pelo castaño rizado, ojos marrones y una barbita que le quedaba genial. Las redes sociales son una mina y me permitió saber que era gay, o al menos que había colgado fotos besándose con un chico hacía meses.

Me dejo hacer el culo y lo que sea por dinero

A partir de mañana empezará mi nuevo oficio, el oficio más antiguo del mundo ciertamente, pero al fin y al cabo es un oficio, y será la principal forma de ganar dinero para alimentarse y pagar el alquiler. Les voy a ser sinceros, tengo mucho miedo de lo que pueda pasar, aunque en teoría es relativamente fácil, solo es ir ahi, desnudarme, lamerle la polla al cliente y luego poner el culo para que me lo rellene de leche.

un cumpleaños no esperado

Esta es una historia que me paso hace tiempo era la víspera de mi cumpleaños y los compañeros del trabajo decidieron ir a un local estuvimos tomando y bailando con unas amigas, me quede dormido y al despertar yo estaba en otra mesa con dos amigas y otros compañeros que estaban tomando con ellas a mi costado estaba Lucy que estaba tomando y llorando a la vez recordando cosas muy triste yo le hablaba y le decía que todo tiene su momento , ya era tarde y los del local nos dijeron que nos retiremos así fuimos a sentarnos a la entrada y en ese conversar Lucy y yo nos besamos sin que nadie se diera cuenta, entonces salimos todos del local y fuimos caminando para irnos cada uno a nuestras casas y cuando nos íbamos a despedir Lucy me pidió que la acompañara a su casa entonces los demás dijeron vamos todos a su casa a continuar tomando a lo cual ella accedió al llegar su casa ella no quería que entremos entonces fuimos a una tienda todos a tomar ella mas cuando la tienda no quería vendernos dijimos que hacemos entonces convencimos a Lucy de ir a su casa a lo cual accedió.

Hermosa jovencita me entrego su virginidad a cambio de placer

Mi nombre es karelvis, mido 1,67 m, moracha de ojos negros, delgada, pechos medianos, y unas posaderas algo grandes para mi criterio, pero que atraen a los hombres, según me han dicho soy muy sensual, tengo una fantasia de que me cojan 2 negros de grandes verga uno que me coja por atras mientras otro me atraganta la boca con su verga, les dejo un video porno de mi fantasia en mi perfil para que sepan cual es mi fantasia.

Mi vecina gordita encendió mi gusto por las mujeres que tienen unos kilitos de más, realmente tenía un par de tetas enormes y un culo de campeonato

Cómo una experiencia muy fogosa despertó en mí, el gusto por las mujeres con unos cuantos kilitos de más. Era mi segundo año de universidad en Salamanca; acababa de dejarlo con mi novia de toda la vida, y me disponía a follarme a todas las tías que se cruzasen en mi camino, no sé si por calentura, o por despecho, pues mi ex novia nunca fue muy fogosa.

Así fue mi primera vez teniendo ciber sexo

Durante esta cuarentena lo que nos sobra a la mayoría de personas que nos encontramos en casa es el tiempo, y ese tiempo libre nos lleva a realizar diversas actividades, y bueno una de esas actividades se las contare a continuación….

Una pelea muy dura con mi marido y me termino vengando con mi cuñado

Ahi va mi confesion… hace unos años atras, una noche borracha tuve sexo con el hermano de mi esposo en mi propia casa. Aquella noche habiamos organizado una fiesta en casa y mi esposo a las 3 de la mañana decidio salir con uno de sus amigos del barrio y quedarse tomando en casa de el. Por supuesto yo estaba furiosa porque me habia dejado otra vez sola con la responsabilidad de despedir a todos los invitados y arreglar la casa que habia quedado sucia y desordenada.

La historia que quiero contaros, sucedió a finales del mes de Julio entre un empleado que contraté y mi mujer

La historia que quiero contaros, sucedió a finales del mes de Julio entre un empleado que contraté y mi mujer.  Pero empezaré por el principio. Una tarde a principios de julio apareció por la puerta de casa un chico mulato de unos 30 años de nacionalidad cubana pidiendo si teníamos trabajo pues estaba sin empleo y no tenía donde vivir. Después de hablar con el durante un rato me pareció una persona de fiar y decidimos entre mi mujer y yo que podía hacer los trabajos del jardín de casa y ayudar en la finca a Alim el morito. Por lo que lo contratamos y se dispuso para el la habitación de servicio que está contigua a la cocina, para que se instalara mientras estaba en casa..

Cuando estuvo conmigo no dejo de ponerme los cuernos, incluso sigue haciéndolo a pesar de que este con otro, solo busca lastimarme con sexo

Los cuernos que me puso mi ex empezaron prácticamente al inicio de nuestra relación. Por entonces ella no sabia si lo nuestro seria serio y aun sentía algo por su ex, con quien siguió quedando durante nuestros cuatro primeros meses. A veces quedaban en casa de ella y a veces en casa de él, donde la follaba tanto como quería. Su polla era enorme, la mas grande que mi ex ha catado, por lo que muchas veces estos encuentros acaban consistiendo en mi novia chupando polla hasta que se le cansaba la mandíbula. A veces acababa en su boca y ella tragaba, otras en su carita de niña buena y otras en sus tetas. Por mi parte, a mi no me la chupo hasta que llevábamos casi dos meses juntos y no la folle hasta pasados los tres. Lo que si hacíamos era quedar y enrollarnos, con muchos besos y lametones por mi cuenta, sin saber que en más de una ocasión por donde yo pasaba había estado el semen de su ex tan solo unas horas antes. Sus encuentros acabaron cuando el se echo otra novia y decidió dejar de verla.

La historia de cómo conocí a mi ama

ESTO OCURRIO UNA MAÑANA DE UN LUNES CUANDO ENTRE EN EL CHAT , Y ENTRE EN LA SALA DE MAZMORRA, Y DE REPENTE ME PUSE A BUSCAR CUANDO VI SU NICK, ME ATRAJO MUCHO SU FOTO DE PERFIL. Y ME PROPUSE ENTRAR EN SU PRIVADO. LA SALUDE Y AHORA ACTUALMENTE ES MI AMA ME CONTESTO.