sexo en la playa porno

Me encontré a Sonia en las mismas circunstancias cocinando unos huevos, solo tenía puesta su camiseta

Soy un tipo común y corriente mido 1.70 y peso 70 Kg., ojos aceitunados, tez blanca y el pelo castaño, tengo 33 años, no soy atlético, pero procuro siempre estar en forma, he estado casado dos veces, actualmente estoy casado con Lilia, una mujer especial, morena de muy buen cuerpo y unos ojos negros que hacen perderse, además de ser muy inteligente. Tengo una hermosa amiga a la que llamaré Sonia para evitar conflictos, con la cuál hemos tenido una amistad por diez años, siempre salíamos juntos, ya sea con nuestras parejas o nada más ella y yo, ella es de piel muy blanca, pelo negro ojos grandes y una boca que hace soñar con perversidades, senos firmes, pero normales nada espectacular, una cadera amplia y nalgas bastante apetecibles, no es muy alta más bien bajita, como 1.65 mts. De unos 53 Kg., 28 años, pero es de las mujeres que en cualquier parte que se pare hacen voltear a más de un hombre para seguirle los pasos con la mirada, también es muy risueña y su sonrisa es muy bella.

Un amigo le pide a mi mujer que haga de modelo, tenia que hacer una sesión de fotos con un mulato y eso no termino como se lo esperaba

Recibí la llamada de mi amigo Andrés. Era un gran amigo de la carrera, de hecho el único amigo con el que tengo una buena amistad. Solemos quedar mucho a cenar e incluso en irnos de vacaciones. Lleva muchos años saliendo con Silvia que está muy bien colocada en una consultoría y viaja mucho. Me llamó por si podíamos quedar a cenar en su casa que nos tenía que pedir un favor.

Mi hermana y yo en la piscina, me metí a la piscina con un bikini muy bonito que me regalaron para mi cumpleaños

Hola a todos, soy Lucia y voy a contarles mi historia.  El verano anterior estábamos con mi hermano (Marcos) solos en casa, nuestros padres se habían ido de viaje ese fin de semana. Hacia mucho calor esa vez y yo me metí a la piscina con un bikini muy bonito que me regalaron para mi cumpleaños. Mi hermano estaba en su habitación, hablando por whatsapp creo, en lo que sale con un short del Manchester City celeste, me dice “¿Qué tal?” Y se mete conmigo.

Conocí a un joven por internet y nuestro primer encuentro fue intenso

Wow! Así quiero comenzar a contarles cómo anoche, tuve una gran experiencia con un joven de 21 años, fue realmente un wow!. Me ha dado por chatear y regalar mis fotos en ropa interior, especialmente a jovenes entre 18 y 22 años, me excita mucho saber que estos jóvenes llenos de deseo sexual, se calientas con una mujer mayor (38) jejejje. Bueno, así conocí a Sebastian, un chico puertorriqueño de 19 años, con quien comenzamos ha chatear hace algunos días, recuerdo que el me escribo un simple “hola” y me envío un link con una foto, su pene, un inmenso miembro de 25 cm según lo que el decía y la verdad es que en la foto se veía bien grande, grueso.

Mi Primita Me Vuelve Loco Después de grabar a mi primita durante varios días, era increíble la cantidad de pajas que me había hecho

Si no habéis leído la primera parte de este relato, os aconsejo que la leáis ya que va muy relacionada. A todos los que me habéis escrito muchas gracias por vuestros comentarios pero dejad de pedirme las fotos y los videos porque no los tendréis nunca. Después de grabar a mi primita durante varios días, era increíble la cantidad de pajas que me había hecho mirándola como se cambiaba, pero algo que me intrigaba mucho es que no conocía aún que hubiera salido con ningún chico y tampoco vi que se masturbara, a no ser que lo hiciera por la noche con la luz apagada, cosa que me daba pena no poder verla. Todas esas dudas tuvieron respuesta cuando invitó una noche a una amiga de su nuevo trabajo que vivía fuera de la ciudad y al llegar tarde de una cena preferían que se quedara a dormir. Se llamaba Maria y era un poco más mayor que mi prima, tenía 23 añitos. Era bastante alta sobre 1,80 muy delgadita, pechos medianos pero un culo de aquellos que al verla con pantalones tejanos ajustados te daban ganas de apretar las nalgas con las dos manos. Yo la conocía de alguna vez que había venido a comer y la verdad también me gustaba mucho pero nunca imaginé que tendría la oportunidad de verla desnudándose por mi ordenador.

Después de haber tenido mi primera vez con mi primo, comencé a explorar, a buscar otros hombres y cuáles eran las cosas que me gustaban

Hoy confieso como desde aquella primera vez mi curiosidad fue aumentando hasta tal punto que buscaba momentos para que pasaran ciertas cosas; con solo ochos años ya mi curiosidad sobrepasaba el límite de lo que se consideraría normal, habían ciertos chicos que me llamaban la atención un poco mayores que yo, en especial un chico que vivía frente de mi casa . A mí siempre me han gustado los juegos y mas lo que son populares de mi país, acá en VENEZUELA se juega mucho al escondido donde un grupo se esconde en diversos lugares mientras el líder cuenta hasta cierta cantidad de numero para luego buscar a cada integrante hasta encontrarlos a todos, cabe destacar que a mí me gustaba jugar de noche en la oscuridad más difícil de ver algo o encontrar en ese caso. La primera vez que paso algo estaba el chico que me gustaba casualidad que nos escondimos en el mismo lugar detrás de unos arbustos no muy altos pero si frondosos de tal manera que quedamos de pie esperando el si mediar palabras aprovecho para pegarse hacia mi estando el detrás yo no le dije nada, poco después comencé a notar como su pene tomaba forma y eso me gusto él a ver que yo no decía nada siguió hasta presionar fuerte entre mi glúteos su glande y como yo tenía pantalón corto podía sentirlo muy bien. Aprovecho y me tomo de la cintura y comenzó a acariciarme desde mi cintura hacia abajo en ese momento sentimos que venía alguien yo salí corriendo, ese día no jugué mas pero lo días siguientes aprovechábamos y jugábamos todos los días siempre comenzaba igual al escondernos juntos el frotaba en mi su pene hasta que pocos días después me dice al oído que se lo toque yo le decía que no aunque en el fondo si quería al final cedí y se lo toque con mi dedos acariciaba suavemente su pene era delicioso sentir ese roce de piel.

Vuelvo a un viejo lugar, me terminan follando de nuevo

Aquella semana había acudido a la ferranchina para ver si Leonardo, el viejo dueño de esta me podía rebobinar un pequeño transformador, y además de conseguir que me lo rebobinara, había terminado con el culo abierto y su larga polla llenándome el culo de leche. Me había follado poniéndome a 4 patas sobre el viejo camastro que tenía en la ferranchina.

La historía tiene tintes lésbicos pero yo ni siquiera me considero bisexual con lo que mucho menos lesbiana

Hola, soy cinthia de nuevo, no es la primera vez que os escribo una historia pero es que mi vida esta llena de historia bastante cargadas de sexo apesar de mi corta edad, dieciocho años. Lo que os narro a continuación es lo que me pasó un día con una amiga, la historía tiene tintes lésbicos pero yo ni siquiera me considero bisexual con lo que mucho menos lesbiana… lo que pasa es que sin saber como… ocurrió.

Mi primera vez

iva yo saliendo de la escuela con mi novio,en mi casa y en la de el no habia nadie asi que fui a su casa y me dijo: oye te quiero ensenar un cosa en mi cuarto y yo le dije si entonces fuimos a su cuarto y se bajo los pantalones y saco su cosota………… el me dijo:hagamoslo,no hay nadie!!!! yo le dije nooo!!!! quiero llegar virgen al matrimonio el me dijo me voy a forrar!!!!!! !!pero no!! entonces el me agarro del culo (lo cual me puso cachonda)el fue por un momento al armario y trajo una soga me amarro fuetemente a la cama y me dijo:jaja gane lo cual me puso mas cachonda le dije oye me estoy poniendo cachonda!!! ummmmmmm….. mejorr….!!! me desnudo y comenzo a besarme y tocarme el cuerpo yo le dije oye!! basta detente!!!! el se desnudo y…y….me puso a que le mamara su cosota y ovoltie la cara y el me lameti de un solo en la boca me puse aun mas cachonda umm umm umm me dejo la boca llena de liquido preseminal yo me deje llevar por el momento y le dije !!oye!! aun no acabes el sorprendido me fue besando lentamente mi cuello luego llego a mis tetas no presumo pero eran muy grandes el las estiro aun mas y pam quedaron como una vaca me las mamaba dando pequenos mordisquetes yo decia: ummmmm.. um… mas fuerte….. luego llego a mi ombligo y me lo lamia despues llego ami pubis y despues a mi vagina su pene estaba tan erecto que estaba como una piedra cuando llego mas abajo sintio mi bello pubico y dijo:ummmmmmmmmmmmmmmmmm………… despues me buscaba el clitoris hasa q por fin lo hallo yo decia ummmmmmmmmmmmm mas rapiidoooooooo…………… hasta que ya no resistio me metio su verga como yo era virgen sangre un poco su cosota tenia un tamano relmente grande y gruesa yo dije ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm……….. me empezo a taladrar con todas sus fuerzas al principio lento pero despues fue aumentando yo decia a a a a a a a ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh ummmmmm….esoo es…………….. um umm ma s rapido mas mas mas mas……………………. y seguimos…….. como ya era de tarde pero como nuestros padres ivan a venir al siguiente dia me siguio follando toda la nocheeeeeeeeeee………………………………………. nota del autor:voten por el si les gusto

Fui a ver a mi hermana a la habitación para evitar problemas y todo termino en una situación que no imaginábamos

Despues del horrendo episodio que viviera con el doctor de la familia, y con mi tio Carlos aparentemente ignorando mis llamadas y mis mensajes, decidí que lo mejor era mantenerme tranquila y evitar a toda costa cualquier situacion que pudiera meterme en algun problema. Afortunadamente mi madre no habia sabido de ninguna de las cosas en las que me habia involucrado. Mis dias eran de ir a la escuela y de ahí directo a casa, sin hacer parada en ningun lado. Andaba tan tranquila que hasta raro se les hacía en mi familia.

Fiesta con mucho alcohol y sexo con mi hermano y su mejor amigo

Mis papás se habían ido de viaje por el fin de semana. Mi hermano invitó a su amigo Mateo a que vaya a quedarse el fin de semana con nosotros. Ellos son más grandes que yo, así que no sabía si me iban a dejar juntarme con ellos, pero en un momento mi hermano me llamó y me mostró que tenía dos botellas de tequila, y que fuera a su pieza cuando llegara Mateo así tomábamos los tres. A mi Mateo un poco me gustaba, así que me puse una ropa más o menos linda (tampoco que se note tanto, si era en casa). Entré a mi pieza, me saqué todo lo que tenía, me puse una remerita roja sin corpiño (no tengo tantas tetas), una mini de jean, y una bombachita roja medio chica pero linda, que por ahí se podía ver un poquito si me sentaba, me pareció que podía quedar bastante adorable. Cuando mi hermano me llamó fui en seguida asu pieza, estaba re entusiasmada. Saludé a Mateo con un beso, y me pareció que su mirada se iba a mis piernas. Mi hermano había servido tres shots de tequila, cada uno con un limoncito y sal. Ellos tomaron primero, yo después. Me resultó bastante fuerte, tosí, nos reímos. El shot te da como una energía, es raro. Mi hermano sirvió otra ronda, “total dormimos todos acá, no hay que manejar aningún lado”. El segundo pasó más fácil. Yo ya quedé bastante mareada. Ellos se sirvieron el tercero, yo esperé un poco. Ya nos estábamos cagando de risa. Mi hermano sirvió otra ronda. Lo tomamos y yo me tiré en la cama riéndome como loca. Cuando levanté la cabeza me di cuenta que Mateo, ya re borracho, me estaba re mirando la bombacha. Sonrió y se hizo el tonto. Lo pesqué un par más de veces mirando de reojo mi bombacha, y a mi hermano también. Pero bueno,estábamos re borrachos, que se yo. A mi me gustaba que me miren. Mi hermano sirvió otra ronda. Ya estábamos re mareados, nos reíamos, nos abrazábamos,andábamos arrastrándonos por la cama y por el piso. En un momento nos estábamos cagando de risa y Mateo me dice “pará, vos no tenés corpiño guachita!” y yo respondi riéndome mucho también y le juré que si tenía. “Como es?” me preguntó.Verde, le mentí. “Ah entonces no hace juego con la bombacha” dijo y nos recagamos de risa. “Me re viste la bombacha hijo de puta! Si que tengo corpiño”. “A ver, mostralo” me dijo. “Bueno” dije yo “pero un segundo nomás, para que dejen de decir pelotudeces”. Los dos me miraron esperando, y yo me levanté la remera y les mostré las tetas un segundo. Estallaron de la risa y se tiraron para atrás. “Estás en tetas boludaaaa” decía mi hermano. Sirvió otra ronda. Mateo tomó su shot, setiró en la cama y dijo “sos hermosa boluda”. “jajajajajaja que te gusta de mi hermanita? Decilo hijo de puta”. “Las tetitas jajajajaja” dijo Mateo. “Bah, nose, todo”. “Besala boludo jajajajaaj, Anto, te va un besito?” me dijo, yo me cagué de risa, mi hermano lo agarró del brazo y lo levantó, y lo llevó hasta el sillón donde estaba yo, Mateo se acercó y me besó. Mi hermano se seguía cagandode risa, nosotros ya no, nos pusimos re serios mientras nos dabamos un beso bastante tierno pero de labios y un poco de lengua. “Otro shot!” dijo mi hermano. Lo tomamos y ahí sí ya estábamos en cualquiera. Nos caímos los tres abrazados al piso, yo besándome con Mateo y mi hermano cagandose de risa,mirándonos la cara de re cerca mientras nos besábamos y haciendo chistes. En un momento Mateo soltó a mi hermano y usó esa mano para tocarme una teta porarriba de la remera. Yo respondí llevando mi mano a su culo y agarrándole un cachete. El ya estaba arriba mío. Mi hermano seguía acostado re cerca de nosotros dos, mirándonos. Nosotros nos re besábamos, yo ya sentía que la pijade Mateo estaba re dura y me rozaba la pierna. “Me voy?” dijo mi hermano. “Si pero volve con otro shot y después quedate” le dije cagandome de risa, Mateo también se rió. Mi hermano se levantó, sirvió, se tomó el suyo y volvió tropezando a darnos el nuestro. Lo tomamos. Yo estaba hecha un fuego. Nos dimos un beso re profundo con gusto a alcohol. Mi hermano nos miraba de re cerca. Me parecio verlo que se llevaba la mano al bulto. La pollerita se me había levantado, y sentía la pija de Mateo contra mi bombacha. “¿Te puedo sacar la remera?” me dijo Mateo. Le dije que sí. Me la sacó. Me quedé en tetas. Me miró y me dio unos besitos re tiernos y borrachitos en cada una. Mi hermano nos miraba re risueño pero ya más excitado. Mateo iba alternando chuparme las tetas y besarme en la boca, mientras me había empezado a meter mano por la faldita. No se cuanto tiempo estuvimos así. Yo ya me sentía re mojada, algunas veces queme hice pajas largas con la bombacha puesta, como de 40 minutos, me había sentido mojada así. Seguro le estaba mojando el piso a mi hermano, pero no me importaba nada, y a él tampoco. Se levantó y trajo la botella, le dimos untrago más cada uno. “Te puedo sacar la pollera?” me dijo Mateo. Por un segundome dio un toque de cosa por lo mojada que estaba pero también estaba re borracha y caliente así que le dije que sí. Me la saco y me dió un besito en la concha por arriba de la bombacha antes de seguir besandome en la boca, se habrá mojado todos los labios. El se había sacado la remera también, y tenía los pantalones desabrochados. Mi hermano, que seguía acostado muy cerca nuestro, me miró y me dijo “che, todo bien?”. Vi que tenía la mano metida enlos pantalones. Como que me estaba preguntando si estaba todo bien con pajearse. Me dio mucha ternura. Yo la estaba pasando re bien, por qué él nopodía pasarla bien también? “Todo bien boludo, pero hacela bien, que haces con los pantalones abrochados relajate pelotudo” le dije riéndome. El se rió y sacó despacio la pija y se empezó a pajear. “Puedo?” me dijo Mateo. Le dije sí, y él también sacó la pija. Se la agarré y lo pajee un poco mientras nos besábamos.El chabón estaba a mil. Me encantaba sentir su pija calentita en mis manos, le toqué las bolas. Él tenía una mano en mi cola, adentro de mi bombacha, y jugaba con la punta del dedo en mi culo. Nos tomamos otro trago. Mi hermano ya estabacon toda la pija afuera, pajeandose a lo bestia, sin ninguna vergüenza. Estaba tan cerca mío que cada tanto en alguno de los pajazos sentía que la cabeza de su pija me rozaba la pierna. “¿Te puedo sacar la bombachita, hermosa?” me dijo Mateo. Ahí me rescaté un poco. Me pareció que no daba. Además yo nunca cogí, nosé, me dio miedo. Le dije que no. Me miró con una cara como de cachorrito que pide un mimo, pero no me insistió ni nada. Me dio como lástima y ternura así que me incorporé un poco en el piso,levantando la cabeza. “Vení” le dije, y lo acerqué a mi, y me llevé su pija a la boca. Mi primera chupada. El acercó la mano a la parte de delante de mi bombacha, que ya era un trapito rojo empapado. Alcanzó a deslizar un dedo, y me lo coló un poquitito en la concha. Eso me puso al limite, hecha un fuego mal, se la empecé a chupar mucho mas rápido mientras le tocaba las bolas. Mi hermano se pajeaba re fuerte. Yo le empecé a tocar la cola a Mateo, onda entre los cachetes, que sintió mi dedo ahí y me empezó a coger la boca con todo. “Ay bonita pará que acabo!” me dijo y yo lo miré a los ojos y le di la señal de que podía. Sentí como un chorro de leche tibia me entraba en la boca, y después otro y otro, Mateo gemía. Miré a mi hermano y vi que estaba acabando, salpicándome toda la pierna. Yo tenía el dedito de Mateo colándose en mi conchita, y empecé a acabar con todo, me temblaba todo el cuerpo, ni en mis mejores pajas acabé así, nunca. Quedamos los tres tirados, abrazados, borrachísimos, inservibles. “Me dormiría acá” dije.“Pará” dijo mi hermano, “limpiémonos un poco y vamos a dormir a la cama de mamá y papá”. Fue a buscar una toalla, y atención la ternura, también me trajo una bombacha limpia. Mateo dormía en mi pecho. Nos limpiamos la leche, yo me paré y me cambié la bombacha delante de ellos, rapidito. Nos fuimos a la cama de mis viejos y dormimos hasta el mediodía, los tres, en calzones en la cama. Al otro día nos levantamos. No hablamos muy directamente del tema pero los tres dejamos claro que la habíamos pasado re bien. A la tarde Mateo se fue. Yo me quedé caliente toda la semana, me hice una y otra paja pensando en eso, imaginándome en como habría sido si me animaba a sacarme la bombacha. Pero bueno, en dos semanas mis viejos viajan de nuevo, y mi hermano ya me dijo que Mateo está invitado y que trae tequila.

Conociendo a Daniel, con quien tenemos los mismos gustos

El sexo vainilla nunca me ha convencido del todo. Me gusta pensar que las fantasías, la perversión y las emociones fuertes son lo que hacen que el sexo se vuelva realmente placentero. Explorar los límites de lo prohibido, de lo que la sociedad moralista tacharía de inmediato como un acto inmoral, siempre me ha despertado un fuerte interés. Esto me ha llevado a buscar las más variadas experiencias, buscando en los rincones prohibidos del deseo algo que pueda darme placer. Crear esta cuenta, sólo para poder escribirte sobre mis fantasias y mis experiencias, forma parte de esa aventura. Me mojo tan sólo de pensarte detrás de esa pantalla, con una mano en la entrepierna, pasando de relato en relato, de video en video, matando el tedio con las fantasías de los otros. Exhibirme así, escribiéndote sin censura, es algo que me excita muchísimo.