sexo con hermanos

Doce hombres listos para follarlo sin piedad

Una de las máximas de mi vida que llevo más a rajatabla es: “El sexo es solo sexo y a la hora de follar no hay porque complicarse la vida metiendo sentimientos de por medio”. Pero una cosa es evitar darle un estrepitoso sentido romántico al hecho de echar un polvo y otra es lo que hizo Borja, el comercial valenciano, que nada más tragarse todo el biberón de leche calentita de Bernard, se mosqueó porque una de las solapas de su chaqueta se le mancharon con unas gotas de esperma y se largó con un cabreo de tres pares de narices, despidiéndose a la francesa. Su forma de actuar me pareció una total desconsideración hacia las tres personas que estábamos allí, como si para él no alcanzáramos la categoría de personas. Sí, puede que fuéramos unos cerditos de mucho cuidado, pero seres humanos al fin y al cabo.

Con mi mujer no dejamos de experimentar sobre el sexo, esta vez ella busco un virgen de 18 años para usarlo a nuestro gusto

Soy Luis otra vez y éste será nuestro segundo relato. Varios de los lectores nos han escrito elogiando nuestra primera historia, gracias a todos. Después de nuestra primera experiencia estuvimos unas semanas dándole vueltas al asunto, creo que los dos nos sentíamos culpables, con remordimientos. El caso es que pasaron los días y empezamos a hablar del tema otra vez. Nos planteamos las dudas, los pros y los contras, y le dije a mi esposa que por mi fenomenal, yo había estado nervioso pero ahora el planteamiento era diferente. Ella me confirmó lo mismo, se sintió cohibida, pero poder sentir una polla joven dentro mientras yo la veía la había hecho gozar como nunca antes. Nos planteamos volver a repetir y mejorar los detalles incómodos, y me dijo que esta vez sería ella la que me diera la sorpresa a mi. La condición que le puse que fuese un chico de no más de 25 años. Así fue. Quedamos en que ella se ocuparía de buscar, poner un anuncio o lo que sea y a esperar.

Mi jefe me follo como una zorra en su apartamento

En un anterior relato conté como mi jefe en su oficina me dio el mejor sexo de mi vida algo que el que decía ser mi novio no pudo o no qjizo. Hoy les contaré algo que pasó en una de esas ocasiones en las que tuvimos sexo con mi jefe que llegó a ser una relación sexo-trabajo ya no se como definirlo porque ni fuimos pareja ni amigos.

El deseo incontrolable. Las ganas de estar con el amigo de mi padre

Todo comenzó cuando tenía 4 años. Mis padres compraron un chalet a las afueras de la ciudad, en un pueblo, un lugar tranquilo. Ibamos todos los fines de semana y en vacaciones. Es una zona de sierra pero en verano siempre hace calor. Solíamos ir a un bar muy famoso allí, y conocimos a un matrimonio, los cuales hicieron muy buena amistad con mis padres. Les quería mucho a los dos, pero siempre tuve más afinidad con el marido.

Con mi marido nos dimos cuenta de que nos gusta lo morboso, por eso es que me deje chupar la conchita por una señora mayor. Fue mi primera vez y me encanto

Bueno después de aquella primera experiencia en el área de servicio nuestra vida sexual dio un cambio radical, volvimos a tener sexo a diario, veíamos porno y comentábamos nuestras fantasías, José seguía con el deseo de follarse a una madura y verme a mi con un jovencito, me fue cambiando la forma de vestir pues le gustaba ver como los hombres se giraban para verme, la verdad que yo también sentía mucho morbo de verme deseada por los tíos, por esta época deje de usar sujetador y solo usaba tangas como ropa interior y muchas veces ni eso.

Los amantes de mi esposa se convierten en los míos

Llego a casa después de una tarde de estar bebiendo con mis amigos, lentamente abro la puerta y entro a la casa, la sala esta únicamente alumbrada por el destello del televisor, sobre la mesa de centro hay una botella de tequila, restos de limones y dos vasos aun con un poco de bebida, sobre uno de los sillones, esta la falda de cristina, a su lado hay un saco de hombre y una corbata, sigo hasta la cocina, abro el refri y saco una cerveza, la destapo y vuelvo a la sala y comienzo a subir las escaleras que dan a las recamaras y cuando voy a la mitad, comienzo a escuchar los gritos de placer de mi esposa cristina, me detengo unos momentos, ya que es todo un espectáculo oírla gemir, mi esposa se desata cuando la están penetrando y por su forma de gemir, también puedo apostar que el que la esta penetrando es Samuel, ya que es el mas vergudo de todos los que tiene y es el que la hace gritar mas de placer o a veces de dolor, llego a la puerta y me quedo parado unos instantes mientras bebo mi cerveza, y escucho como exclama cristina,

Espiando a una hermosa madura en el parking del gimnasio

El trabajo y la universidad me estaban quitando mucho tiempo libre, pero por suerte, el polideportivo al que siempre había ido amplió su horario por las noches para hacer competencia a los gimnasios 24 horas. Por las noches no dejaban todo el espacio disponible, solamente salas de máquinas y duchas.

Me cambio la vida con mi nuevo compañero de trabajo

Hola, mi nombre es Ana tengo 50 años, estoy casada y soy secretaria de dirección en una importante multinacional, Soy una mujer normal y corriente, aunque más o menos me mantengo bien, me cuido y hago algo de deporte, más por salud que por apariencia, no puedo decir que tenga un matrimonio infeliz ni busco excusas para lo que a continuación os voy a relatar.

Mi primera vez con un hombre mayor: mi profesor

A mi madre le costaba trabajo lidiar conmigo, así que me envio a vivir con papa, que no sufria tanto porque sencillamente no le importaba. Me fui a otra ciudad donde conocí un equipo de gimnasia que entrenaba en un parque comunitario, asi que me gustaba sentarme a verlos.

Aprovechando la ausencia de todos y tras unos momentos de duda, tía y sobrino se enzarzan en un caliente cuerpo a cuerpo

Aprovechando la ausencia de todos y tras unos momentos de duda, tía y sobrino se enzarzan en un caliente cuerpo a cuerpo. Saludos cordiales lectores de Marqueze, lo que a continuación os contaré fue la historia que me ocurrió el verano pasado, real por increíble que pueda parecer, pero creo que las relaciones entre familiares son algo bastante común pero que por la moral y la sociedad nos vemos obligados a esconderlas, por eso yo la daré a la luz, porque lo que viví aquel verano con mi tía fue algo que además de la parte sexual incendiaria también me hizo darme y aprender a cómo dedicarme a una mujer para que obtuviese el máximo placer que yo le pudiese dar.

En una época: Un mujeriego empedernido. En la actualidad: un transexual que disfruta de tener sexo en cualquier situación

No se cuanto tiempo estuve en la cama, sin moverme, no entendía como podía estar en esa situación. Me decia a mi mismo si era un sueño, pero en realidad estaba ahí. Mientras estaba en la cama simplemente no prendían la luz. Estaba en una completa oscuridad. Me decia a mi mismo que pasa si me mato, pero tienen ese dispositivo en mi coxis, y estan continuamente vigilandome. Eso es otra cosa, Que tipo de gente me estaba mirando desde la deepweb. Había visto algunas cosas en youtube, pero pense que era una leyenda urbana. Ahora había entrado en un submundo y no se mi vida en que iba terminar. Comencé a tener hambre y sed. Me pare de la camay medí algo de comer. Con mucho miedo, realmente había quedado traumado con ese choque electrico, de lejos lo más doloroso que he tenido en mi vida. Literalmente me desmaye de dolor, así que lo mejor era obedecer. En el baño pude verlo y en realidad se veía como una especie de piercing puesto en el coxis. Me contestaron de inmediato, se encendió nuevamente la tv y la misma chica por skype, de esa discoteca, le tenía un odio, por ella estaba en esa situación, pero me tenía en su poder

Recibiendo el castigo por infidelidad

Al salir de una reunión con un cliente, mire la hora. Eran las 17:00 y con el transito que había, si volvía a la empresa llegaría a las 18:00, que era la hora de plegar. Así que como que estaba cerca de casa, llame a la empresa para saber si había algo urgente que requiriera mi presencia, y como que no lo había les dije que no volvería a la empresa sino que iría directamente a mi casa, que estaba a menos de 15 minutos de donde estaba. Esto no era la primera vez que lo hacia, y tenia el beneplácito de mi jefe para hacerlo. Tampoco era algo habitual, soy el director de postventa de una empresa importante y, normalmente, es el personal a mi cargo los que van a ver a los clientes; excepto en el caso de unos pocos clientes, que dada su importancia me ocupo yo directamente de ellos. Y el cliente de esta tarde era uno de los mas importantes.

Mi madre en busca de un nuevo sexo

Allí tenía el culo de mi madre, delante de mí. Agarraba sus caderas y empujaba para que mi polla entrara en ella, dándole placer, sintiendo un éxtasis que nunca hubiera imaginado.

Una tragedia lo cambio todo

Me llamo Esteban, vengo a relatarles un poco de mi historia antes de la tragedia que aconteció a mi familia, y todo lo que se produjo después de ella. Para empezar soy un chico de 18 años, un poco fornido que no practica un deporte en concreto, pero que siempre busca estar en forma. Mi familia está conformada por mis padres Santiago, y Camila, mi hermana Laura y yo, obviamente. Mis padres son “jóvenes” a comparación del resto de padres de gente de mi edad. Tuvieron a mi hermana cuando eran adolescentes, pero a pesar de las adversidades salieron adelante, y despues naci yo.

No puedo evitarlo ¡Me gusta provocar desconocidos por la calle!

Hola, soy Roxana, tengo 21 años, mi estatura está cerca de los 1,60, soy delgada (Tengo poco busto y caderas no muy anchas), pelo rojizo y de tez blanca aunque un poquitín pálida. Las cosas que escribiré aquí serán por lo general fantasías que tengo ocultas en lo más profundo dentro de mí o quizá alguna que otra historia dentro del ámbito sexual que me haya ocurrido, de todas maneras, estoy abierta a críticas, recomendaciones, preguntas, consejos, etc… así que, siéntanse en confianza de comentarme.