sexi salvaje

Mi Hermana Mayor

Hace unos años yo vivia con mis padres y mi hermana mayor.Somos una familia perfectamente normal,de clase media.En ese entoces yo tenia 19 años y mi hermana 26

Genaro dedica sus horas a esparcir la palabra de Dios, ese día se cruzó a Noma, una africana con la que empezaría una relación que no podría terminar

Genaro siente su fortuna a cada paso. Dios ha premiado su fe y devoción con un florido camino de felicidad y buenas sensaciones. Atrás quedaron las dudas y los temores que lo atormentaron en su juventud. Se siente tan feliz y puro que necesita contagiar a la gente de su gozo y ¿Qué mejor manera de alegrar la vida de los demás que mostrándoles el sendero del Señor?.

Luego de un día repleto de trabajo y desconocido me sorprende gratamente

Ha sido un día lleno de trabajo, Carolina me ha pedido informes sobre la encuesta de corrupción de proveedores, con esto y todo lo que tengo de hacer de procesos tengo más que suficiente, no veo la hora de poder estar junto a él, si él, mi amor, un beso de sus deliciosos labios bastaría para desencadenar una gran noche y olvidar todo lo que tengo que hacer… Llega Vivi a mi puesto de trabajo, me sorprende mientras estoy fantaseando

La historia profunda de cómo me volví un cuernudo y lo acepto totalmente pero además sobre como acepte mi propia sexualidad

Regrese dos meses antes por una tontería administrativa, mi permiso de seis meses debía renovarse por dos meses mas y resulto que tenia hacer el tramite personalmente. Mi primera intención fue contarle a mi esposa que estaría dos o tres días en casa pero no logre contactarme con ella pues el teléfono del pequeño aeropuerto estaba en mantenimiento y en aquellas lejanías no había cobertura de celular. Luego de seis horas de agitado vuelo en un bimotor tan viejo que si me hubieran dicho que sirvió en la segunda guerra lo hubiera creído sin titubear.

Estas son las fantasías que tantas veces me has contado en la cama Pablo, son tus fantasías

¡Cojonuda tía, estas de muerte! Arrojé la toalla a la cesta de la ropa sucia y salí del baño. En el salón Alex miraba desde el sillón a Silvia que caminaba ante él girando como si estuviera en una pasarela. Se había puesto un vestido de tirantes cortito que no tenía intención de estrenar porque, según dijo cuando se lo probó en casa, era como ir desnuda. La tela era tan ligera que sus duros pezones se marcaban claramente y dibujaban su oscuro contorno sobre el blanco crudo del vestido. El escote profundo se adentraba entre sus pechos formando una V y dejando ver la curva de sus tetas disipando cualquier duda que pudiera quedar sobre la ausencia de sujetador. Sus caderas, libres de ropa interior mostraban una curva limpia y sin marcas. La brevedad del vestido dejaba sus muslos desnudos en sus tres cuartas partes. Las sandalias de tacón imposible, como le gusta llevar a Silvia, realzaban su culo que al caminar producía una sinuosa onda difícil de ignorar.

Juana y Martin siguen con sus aventuras, en un viaje a Brasil se dan cuenta de que no pueden ocultar lo que sienten y disfrutan de sus cuerpos a pesar de ser Madre e hijo

Juana y Martin suben a la habitación para cambiarse. Martin la incita a que se coloque la tanga que había elegido él. Juana le dice que ni loca se va a poner esa tanga. Es muy chiquita y se le va a ver todo. Martin concede y siente ya como un pequeño logro que su madre use esa bikini que tiene colocada. Cargan todo en un bolso de ella y una mochila de él: Protector, toallas, libros, celulares y se dirigen caminando a la playa más cercana que es Joao Fernández

Ese fin de semana me fui de viaje con mi padre y su equipo de natación, allí descubrí algo nuevo, una experiencia completamente única con Sandra, la madura del equipo

Angela aparecía de nuevo, estamos los dos sentados en la sala de cine del pueblo con motivo de alguna chorrada del instituto, un corto didáctico o algún vídeo de concienciación del medio ambiente. Aunque mirando, lo veo borroso, no es importante y estoy más pendiente de la presencia, justo en el asiento de la derecha, de la compañera de clase más despampanante. A pesar de nuestros 15 años, la tía es un cañón. Todo a mi alrededor es confuso, intento ser consciente de lo que hay alrededor, ¿profesores, compañeros? No lo tengo claro, solo percibo que ella me mira con cara pícara y yo no soy capaz de reaccionar, me quedo quieto y rojo como un tomate, siempre me pasa, mientras mi miembro empieza a ponerse duro, no soy capaz de contenerlo. De reojo ella nota mi incipiente bulto y empieza a mover la mano hacia él. Lo va a hacer, me la va a tocar, por fin una mano distinta a la mía va a tocar mi necesitado rabo. Quiero moverme pero no puedo, sus movimientos se han ralentizado, el entorno se vuelve extraño… De pronto, oscuridad, una sensación de no saber que ha pasado, un techo blanco, una lámpara infantil, estoy en mi cama.

Por culpa de un meme, la maestra conoce el pene de su alumno Juan

Hola chicos en esta ocasión voy a contarles la historia que le paso a una amiga/compañera de trabajo hace algunos años y que jure nunca contarle a nadie pero pues este sitio es para contarles y lo hare, espero poder hacer que pases un rato muy rico con esta historia que me conto ella. Se llama Vanessa, es coordinadora en una escuela de bachillerato/preparatoria, tiene 35 años muy bien conservada, para que pueden imaginarla les diré que su rostro es muy parecido a la modelo VICTORIA LOMBA, solo en el rostro ya que en el cuerpo VANESSA no esta tan exagerada. Está casada con un político que como ya saben pasa mucho trabajando y pues la deja sola mucho tiempo, típico. Mide 1.70mt, sus medidas son 92-60-96, sin duda unas nalgas muy bien formadas, pelo castaño, ojos café, una mirada tierna y penetrante con unos labios gruesos y carnosos. Todo firme en su lugar gracias al tiempo que le dedica al gimnasio y como ella me platico también al sexo, ya que es muy buen ejercicio según ella, un par de piernas gruesas con unos muy buenos muslos. Sinceramente con ropa ajustada parece una diosa, bueno es lo que siempre le dicen y pues ya imaginaran con leggings.

Aprovechamos la lejanía de la novia de un compañero de universidad

Era viernes, y como muchos de esos días dedidí ir con unos amigos a tomar unas cervezas al salir de clases, pero vaya que sería un viernes diferente. Un amigo decidió invitar a alguien nuevo, nos presentó a Daniel, nos dijo que era su vecino y tambien estudiaba en la misma universidad que nosotros, también nos comentó que no lo trataramos mal por que su novia estaba de intercambio en España y a veces la extraba mucho.

Fue a ver al profesor a su despacho, me hizo un agujero en la tanga y me la metí hasta el fondo presiono mi culo hasta que la hundió toda

Os cuento, yo estaba es bachiller y había tenido alguna relación antes pero era muy secreto, alguna mamada, y me habían follado ya claro jajaja, pero nunca javi salido a la calle vestida de tía o nada similar, entonces me empecé a poner restos como salir con ropa interior de mujer, así un día me decidí y fui con un conjunto azul de bragatanga y un top al instituto, me sentía cómoda y segura y sexy, las clases fueron sucediendo con normalidad nadie notaba nada, salimos al recreo y en mitad de el yo me fui al baño a mear, ya había olvidado mi ropa interior, y yo estaba meando y entro un profesor, no me daba clase, era viejo pero algo y con el pelo canoso de unos 63 años, corpulento y con gafas y no era feo, se puso a mi lado y cuando estaba terminando me di cuenta de que me estaba mirando el culo extrañado, yo me retiré y entonces fue cuando me dijo, espera chaval que tengo que hablar contigo, me quedé parado y le conteste que que quería, me respondió que quería verme en su despacho después de clases, le dije que vale y me fui, todo quedó ahí. volví al patio y después a clase.Yo se lo comenté a mis amigos y me dijeron que sería para echarme la bronca por algo que suele hacerlo porque se aburre, y dije que sería eso.Terminaron la clases y fui a su despacho, sorpresa la mía que cuando entró el tío estaba medio oscuro apenas se podía ver algo pero tenía una luz que le enfocaba y estaba desnudo completamente, me quede en shock y le dije que que hacía, me respondió diciéndome, que es lo que andaba buscando y que como buena putita que quiero ser que me acercase a el, el despacho está oscuro porque aún eres un chico y así me imagino que eres una chica con tus braguitas, y si no lo hacía se lo diría a todos los profesores, así que me desnudé y quede en ropa interior, me dijo que me acercara a 4 patas como una perra, yo me agaché y fui hacia el, su polla me quedaba a la altura de mi cara, cuando estaba de rodillas, el se cogio la polla y me pego con ella en la cara, yo impulsivamente le empece a comer los huevos y el me seguía dando pollazos, y me insultaba, luego pasó a metérmela en la boca que no me entraba de los larga que era pero si de ancha porque no lo era mucho, me agarro la cabeza y me empezó a follar muy duro la boca, me atragantaba todo el rato y era un sin fin de arcadas, se le veía que lo estaba disfrutando, cuando se canso paro y me la saco se sentó en su sillón y se la seguí chupando, la escena era de película el sentado y yo debajo del enorme escritorio de rodillas chupandosela, se la lamia de arriba a bajo mientras le masajeba los huevos, el me iba hundiendo la cabeza poco a poco y me presionaba para abajo, así estuvimos 30 min o así, el entonces me ordenó ponerme contra el escritorio ofreciéndole mi culo, y eso hice, me puse contra el, el se puso detrás de mí y me hizo un agujero en la bragatanga, la metió por ahí y fue presionado mi culo hasta que la hundió toda, yo fui sintiendo centímetro a centímetro toda su larga polla y lo estaba disfrutando mucho, al igual que el, pues me agarraba el culo con las dos manos bien fuerte.Empezo a sacarla y meterla despacio pero no aguanto y aceleró enseguida, yo empecé a gemir y el me decía que así quería las putas que gimiesen y pidiesen más polla, yo le pedía que fue más rápido que siguiese, que me follara hasta reventarme, el se puso entonces muy cachondo y me agarraba del pelo y me tiraba para atras y eso que no lo tengo largo, me daba azotes en el culo cada vez más fuertes y me escupía en la espalda, iba cada vez más rápido y más rápido hasta que me la metió entera y se empezó a correr, como gemía el muy cabron, me llenó el culo de leche, me dio un par de azotes y me mando marchar, yo me vestí y me fui.

Carla, madre de 44 años. Obsesionada con el culo de su propia hija

El culo enorme de su hija la estaba volviendo loca. ¿Podía ser que se estuviera volviendo un poco más grande cada día?, ¿cómo era posible?, ¿¡a su edad!?, ¿qué estaba comiendo la nena para desarrollarse así? y lo más importante, ¿de quién había heredado ese cuerpo, si ella siempre había estado mucho más cerca de la tabla que de la vuluptuosidad? Todas estas preguntas flotaban en un subconsciente de Carla cada vez más consciente. Cada día que pasaba sentía el calor más cerca de la superficie, gritando, desesperado, que lo dejase salir de una vez por todas.