relatos porno con fotos

Intentando escapar de una relación aburrida y monótona

Ella sabía que no debía estar ahí, que no tenía que tomar ese avión; que ella tenía una vida resuelta y un compañero de vida, él mucho más, una familia esperando. Pero la rutina y falta de interés la arrojaban a sus brazos. A su lado todo se incendiaba con solo una mirada, un roce o un suspiro, bastaba para despertar en ella la pasión que creía dormida dentro de su cuerpo.

Cómo termine con la caliente madrina de mi hijo

Esto que voy a contar ocurrió hace apenas dos días. Esta vez voy a prescindir de nombres, porque es algo real. soy un tipo de 50 años, casado y con hijos. Vivimos en una barriada de Sevilla. Con esto del confinamiento no nos hemos visto con nadie, y en cuanto han levantado la veda, hemos quedado con nuestros amigos. Como mí casa es grande, solemos quedar aquí, hace dos días estuvieron los padrinos de mí hijo pequeño.

El primer chef que me como ¡Qué polla sabrosa!

Esto sucedio hace 12 años, cuando tenía 22 años y estudiaba en la universidad, en aquel tiempo para poder pagarme la carrera trabajaba en una cafetería de por la facultad, el local era una casa vieja habilitada como locales el de la cafetería era el local del fondo, el de adelante era un local de comidas naturistas. Yo llegaba todas las mañanas a las 6 am abrir el local pues a las 8 empezaba el servicio, generalmente estaba sola durante esas dos horas pero en una ocasión la dueña me presentó al que sería el nuevo chef del local de comidas, un chico alto, de piel blanca, pelo y ojos cafés, con tatuajes y en forma. Yo en ese tiempo seguía estudiando así que no me preocupaba mucho por mi forma de vestir pero aquel día deseé haberme vestido mejor minimo maquillado, la jefa hizo las presentaciones. Angel el nuevo chef era algo malhumorado y generalmente llegaba tarde y no a la hora que la jefa dijo llegará un día en septiembre llegue toda empapada por que me había alcanzado una lluvia de mi casa al cafe ( vivía en una casa rentada con otras personas), como siempre estaba sola se me hizo fácil entrar y buscar en la bodega una playera nueva y seca al igual que uno de los pantalones que tenía en mi locker hice todo en automatico que nunca me percate que Angel había decidido por primera vez llegar temprano y me había visto sacarse la playera en medio local, un par de minutos después ya cuando ya me había cambiado alguien tocaba la puerta del café, caminando abrir pensando en que era algún cliente me tope con la navidad que se trataba de Ángel quien necesitaba la llave de repuesto por que segun el habia dejado la suya, sintiendome algo rara lo deje entrar y le dije que me esperara para buscar el repuesto en el cuarto de empleados.

A los 18 me convertí en objeto de deseo de un hombre mayor

Hoy en día tengo 27 años y se podría decir que soy una mujer exitosa, pero mi infancia fue muy humilde y hasta mis 18 mi vida iba rumbo a un destino muy distinto. Mi familia siempre había sido pobre. Mi madre trabajaba de empleada doméstica y mi padre hacia trabajos varios pero nunca conseguía nada estable. Por suerte nunca me falto techo y comida, pero las cuentas no siempre daban a pesar del sacrificio que hacían mis padres trabajando.

Para mi cumpleaños el mejor regalo: mi primer trío

Minutos después me encontraba acariciando el torso desnudo de Joshua al subir las manos desde la bañera, mientras lo tomaba todo en mi boca, buscando devorarlo cada vez más. Temblando de placer, él buscó apartar mi cabello tras mi hombro, haciendo una semi cola de caballo con él mientras acariciaba mis mejillas llenas de su verga. Era capaz de verme en el brillo de sus ojos por la forma en que él me observaba, como si fuera la mujer más bella del mundo. Joshua estaba duro desde antes de entrar a bañarnos juntos: lo supe cuando lo desvestí de forma lenta, apartando sus jeans desgastados, y su delicioso pene alargado apuntó en dirección a mí como una flecha. Me daba un apetito tremendo verlo así, por lo que le di un par de lamidas antes de abrir el grifo y de que nos apresuráramos a entrar a la bañera.

Paco: un deseo incontrolable, su madre

Era de madrugada cuando mi adorable madre me despertó y me pidió que me vistiera y me fuera a mi cama. Soñoliento como estaba, me tuvo que ayudar a vestirme y me acosté para volver a quedarme dormido. Cuando desperté, todas estaban levantadas. Entré en la cocina y allí estaban, desayunando y charlando.

Follando a mi doctor

Tenía muchas ganas de llegar a consulta, la última vez que había ido a un chequeo de rutina había observado que el doctor que me atendería hoy no perdía oportunidad para verme las nalgas, y mi plan era que las revisara a profundidad, todo empezó como una consulta normal.

Estábamos en el momento más álgido de nuestro polvo follador de la noche de bodas, y fue en ese momento que me dijo que fuera su puta

Durante mi tormentosa, y a veces fracasada vida sexual, he pasado por todo tipo de hombres y situaciones os lo puedo asegurar, hasta que conocí a mi hombre. Y cuándo digo mi hombre es que es UN HOMBRE. Lo conocí en una noche de copas por Barcelona, que salí sin ganas con una de mis amigas. Ella quería fiesta y yo pues la verdad que me apetecía emborracharme amarrada a la barra de bar de copas. Allí infinidad de chicos pasarían por mi lado, con mirada lasciva o de asco (dependiendo el gusto para sincerarnos) no pararía de observarme como cada uno de los Cosmopolitan que me pedía bajaba sin problema por mi garganta, hasta que llegó mi hombre, EL HOMBRE.

La primera vez que hacemos un intercambio de parejas, rompiendo la rutina

Hola, me llamo Lola. Soy una mujer de 35 años, casada, de muy buen ver todavía y además muy trabajadora. Por eso, entre mi profesión y las tareas de la casa acabo siempre muy cansada y sin ganas de mucha juerga a esas alturas del día. Por eso desde hace ya un tiempo, en cuanto llego a casa y hago todas esas tareas, lo único que me apetece es tumbarme a descansar en el sofá del salón y ponerme lo más cómoda posible a ver alguna que otra película de la tele.

Nos hacemos una paja cruzada con mi querido primo

Hola, me empezare describiendo: me llamo Aitor y soy estudiante de segundo año de ingenieria en la Uni. Tengo 21 años Mido 1.84 y peso 86 kilos, soy blanco, de pelo castaño y ojos verdes. Tengo piernas bien trabajadas del futbol y ultimamente he echado un cuerpo de madre con un programa de entrenamiento llamado p90x que trabaja de todo: agilidad, coordinacion, salud cardiovascular y musculatura.

Unas vacaciones inolvidables

Pues, en mi caso, tuve mi primera relación muy joven, apenas saliendo de la escuela secundaria, sin saber casi nada sobre el acto sexual, y lo poco que sabía –por las vagas referencias de mis compañeros de escuela o en películas o programas de tv, que sólo entonces comenzaba a comprender de qué iban– era, claro, sobre relaciones hombre-mujer: más o menos entendía que el miembro masculino entraba en la mujer, lo que por entonces debió ser ya mucho para mí, dada la nula referencia hacia esas cosas que había en mi casa, o en mi entorno en general, no ayudándome gran cosa los conceptos más bien crípticos que nos habían lanzado en una única clase de educación sexual en la escuela, de la que apenas entendí algo. Poco antes de esa edad yo todavía creía que los bebés nacían por una especie de condensación física del amor de los padres, que era como me lo habían explicado de niño, y aun recuerdo el auténtico shock que fue para mí escuchar a otros chicos hablar de cómo los papás (también los míos, claro) tenían relaciones sexuales (coito, cópula, según nos dijeran en la clase, es decir, lo que los otros chicos llamaban ‘coger’) para tenernos, pues así era como sucedía el embarazo.

Angie es rebelde y le gusta hacer lo que quiere. Hasta que se deja dominar

Esta historia inicia en el 2012, una chica llamada Angie que se portaba muy mal en la escuela, era indisciplinada, había robado, tenía un historial manchado por todos sus actos en contra de la sociedad, pero lo curioso de esta historia, que cuando eran menores de 25 años de edad(mayores de 18), hombres o mujeres, podían ser penados no con cárcel o esos castigos, si no con cosas humillantes como determinada manera de vestir o de no vestir.

Mi marido me dio el mejor regalo, 3 enormes africanos

una noche hablando con mi marido sobre los dias que he estado pasando con los empleados de la empresa, le conte que lo habia pasado muy buen algunas veces pero que otras me habia quedado con ganas de tener orgasmos, no los habia tenido con todos, mi marido amo me pregunto que cual habia sido la polla que mas me habia gustado, a lo que sin mucha duda le dije que la de uno de los trabajadores del almacen, el es un chico africano y muy bien armado, con el si que tuve orgasmos y me dejo mas que satisfecha, entonces mi marido amo me dijo que si habia sido por que el es africano y me gusto el color de su piel, le dije que habia sido un poco de todo, la fuerza y dominio que ejercia sobre mi como su gran polla, entonces mi marido se quedo pensativo y me suelta, que por lo bien que habia tratado a todos los compaNeros hasta ahora, es que aun quedan varios por tener sus 24 horas conmigo, me daria un premio, que seguro me gustaris, pero que seria para el fin de semana ya que ya me tenia las citas de los siguientes dias con empleados de la empresa, llegado el sabado en casa yo me habia olvidado de premio, y como siempre estaba desnuda en casa, por lo que al sonar la puerta fui a abrirla, y ohhh sorpresa alli estaban 3 chicos enormes de color que al verme solo dijeron y con mucho acento, yu eres la puta gratuita para nosotros, y apenas caigo en que eran mi regalo dije que si, entonces entraron y sin mas comenzaron a acariciarme , besarme casi en volandas me llevaron al sofa del salon, y alli volvi a poner los pies en el suelo, entonces me sente con los 4 chicos frente a mi, ellos se quitaron las camisas y yo lo mas rapidamente que pude les fui quitando los pantalones,me lleve una bueno no una sino 3 grandisimas sorpresas, ellos comenzaros a abofetearme con las pollas y yo a tratar de meterme alguna en la boca pero casi no me cabian de lo gorda que eran, desnudos todos el mas lanzado se me echo encima me abrio de piernas y comenzo a comerme el coNo con desespero, pero deliciosamente, asi que mientras el me comia el chocho los otros se entretenian en sobarme las tetas y lamerme un pezon mientras otro me restregaba su pollon por la cara y yo cada vez ue pasaba cerca de mi boca lo lamia como podia, el en un momento me puso esa gran cabeza en la boca y comenzo a empujas agarrandome por el pelo forzandome a inclinar la cabeza, cuando sintio mis dientes me abofeteo diciendo que tuviera cuidado, despues de esa bofetada el otro me comenzo a pegar tambien en las tetas, y el que me comia el coNo comenzo a meterme sus largos dedos en el culo,, yo no se porque pero me sentia excitadisima, mi boca termino por aceptar la cabeza de esa gran polla que comenzaba a follarmela, mientras el que estaba en mi coNo comenzo a pasar su gran polla rozandome el chocho haciendo que me la metia pero despues solo me rozzaba pasando su pollon a lo largo, hasta que finalmente mientras yo etragantada con la follada en la boca siento como de un solo empujos me metio la polla hacisendola llegar hasta el fondo de mi coNo, no pude ni soltar un grito de dolor sorpresa porque tenia la boca llena con la polla del otro chico, repentinamente me saca la polla de la boca y finalmente puedo respirar bien de nuevo, el chico oque me la metia en el coNo me abraza y se recuesta poniedome sobre el, fue cuando senti las manos de otro de ellos que me separaba las piernas y comenzaba a restregar su polla entre mis nalgas recorriendo el espacio entre ellas y comenzaba a presionar mi culo este si que me dolio, era el que la tuvo en mi boca y tambien con fuerza me la metio hasta que llego al fondo de mis intestinos, estaba siendo empalada por dos pollas henormes, estaba reciniendo una doble penetracion interracial, y la tercera se acerco a mi boca, esta cabia algo mejor, en un momento estaba con tres pollones negros dentro de mi, estaba disfrutando y tambien sufriendo unas dilataciones de culo y coNo tremendas por el grosor de esas pollas, pude ver como en un rincon mi marido miraba y sonreia viendo como estaba siendo follada por los 3 africanos, que sin prestar atencion a mi marido seguan follandome con una fuerza tremenda, ambas pollas entraban y salian de mi yo me sentia aplastada entre los dos,mi trenza le servia como de rienda al que me estaba perforando el culo, me alaba la cabeza hacia tras el que me daba en el coNo siento como su polla parece incharse un poco mas , me indica que esta a unto de correrse, y no me equivoque, solto un chorro de semen impresionante alli en el fondo de mi coNo , cuando se corrio me dijo asi te dejo un hijo de color puta, El se quedo quieto con su polla dentro de mi mientras el que me daba por el culo continuaba bombeando dandome furte, acelerando como llegando tambien a su corrida y asi fue, no se dedsde cuando no se follaban a una mujer estos chicos o desde cuando no se masturbaban pero ambos me dejaron un buen suministro de lechita caliente dentro de mi, el que estaba debajo su polla comenzaba a desinflarse y el qque la tenia metida en mi culo la va sacando como exprimiendola y haciendo que salga hasta la ultima gota, ya sentada y emanando semen como si fuese una fuente, el que me la estaba metiendo en la boca me pone de rodillas en el sofa, y comienza a follarme alternando de mi coNo a mi culo, hasta que estuvo a punto de correrse, y como solo me faltaba la boca cuando estaba ya a punto me la saco me giro y poniendola frente a mi cara y masturbandose y yo con la boca abierta para que llegase alli y me diera de beber,, pero sin saber sus intenciones cuando comenzaba a correrse me la clavo en la boca y senti como esplotaba dentro de mi boca, llenandome la boca y la garganta de una tercera y abnundante corrida, ya los 3 se habian corrido yo estaba llena por todos mis huecos de semen de los africanos, ellos se sentaron y me ordenanron en un espaNol bastante pobre que querian comer y tomar algo, yo tal como estaba con mis piernas que me temblaban por la forma en que me la tenian abiertas y el esfuerzo aguantando las briscas embestidas de los dos que me habian follado simultaneamente, y sentis como por mis piernas se deslizaba el semen que poco a poco estaba saliendo de mi por la gravedad, cuando volvi con algo de picar y las cervezas ya tenia hasta los pies con semen, me mandaron a ducharme y limpiarme bien esa leche, cuando volvi del baNo y refrescada, los tres se lanzaron sobre mi, con bastante violencia me llevaron de un lado a otro de la casa, sentia como si me fueran a violar, llegamos nuevamente al sofa me sicieron sentarme en una de las plollas, el otro se puso de pie en el sofa y agachandose me la metio en el sulo, ya me sentia llena cuando siento que el tercero tambien busca posicionarse en el sofa y el cabron comienza a presionar mi coNo que ya estaba ocupado con otra gran polla, tanta fue su insistencia que termino por entrar su cabeza, y despues de ella su polla, yo griiite de dolor me estaban desgarrando el coNo con esas dos pollassss a la vez, ya habia tenido dos pollas en mi coNo pero nucna tan descomunalaes, comenaron a moverse los tres acompasados, mi dolor paso a placer y cuando me di cuenta, me estaban dando un orgasmo tremendo que se convirtio en un multiorgasmo no se la de veces que me corri con esas tres pollas dentro yo ya temblaba y convulsionaba por mis continuos oorgasmos, hasta que ellos se descargaron dentro de mi, fue cuando mi marido trajo una ponchera donde me sentaron al dejarme liberada de pollas, el semen de los tres caia con facilidad de mi cono y de mi culo, y estaba siendo recogido dn la pochera, yo al cabo de un rato aseguia temblando y con la respiracion super acelerada, cuando ya dejo de salir semen de mi me seco mi marido con una servilleta, y el que habia caido en la pochera lo pasaron a una copa y me lo dieron para que me lo bebiera, yo pense que alli terminaria mi sorpresa pero estaba muy equivocada, lo primero que tuve que hacer due recibir unas pizzas, desnuda temblorosa sudorosa y con los pelos que decian que habia sido follada comoo una puta, el repartidor entro y pudo comprobar como ya no era yo sola quien estaba desnuda, vio a los tres affricanos y el tamaNo de sus pollas, no cabia duda me habian follado los tres, el con descaro mientras mi marido traia el dinero me miraba descaradamente el coNo que aun estaba abierto por las dios pollas que habian estado albergadas alli dentro, era un coNo abierto y brillante humedo, recibio el dinero y se marcho dejandome nuevamente con los 3 machos que despues de las pizzas me follaron pero esta vez uno a uno, dandose tiempo para descansar y despues volver, yoo los recibia ya en la cama completamente abierta de piernas y uno tras otro hasta 3 veces cada uno fueron entrando y dandome todo su liquido seminal, no tengo que decir que termine agotada, tanto que de cansancio y agotamiento temine quedandome dormida, no se cuando se fueron pero si cuando mi marido que estaba lleno de semen por la excitacion que habia tenido durante el dia viendome follada y usada como la puta de esos tresafricanos, el se masturbo y tuvo una de las corridas mas abundantes que ha tenido y la tuvo sobre mi cara y tetas, yo me dormi de nuevo y al dia siguiente aun sentis molestia en mi coNo y culo, al dia siguiente cambie las sabanas estaban llenas de rstos de semen y olia a que alli habia habido una gran sesion de sexo salvaje. despues de eso tuve dos dias de descanso antes de volver a ser entre gada a otro de los emppleados de la empresa,He de dcir que nunca crei que tres africanos me pudieran meter esos pollones a la vez en mis dos entradas, y que me dieran tantisimo placer, no me importaria repetir la experiencia

No hay dudas de que el cliente siempre tiene la razón, mi cliente me exigió demasiado pero no pude decirle que no

Mi trabajo es aburrido. Mucho. Tanto que últimamente los días se me hacen terriblemente eternos. Soy masajista en un centro pijo de la ciudad, donde todos combinamos con todos llevando un uniforme de tres piezas. Pantalon negro por debajo de la rodilla, camiseta de tirantes en color burdeos y chaqueta de manga corta combinando ambos colores con pequeños adornos. Siempre tenemos una lista de clientes fijos, es una manera de repartirnos el trabajo y saber como darle al cliente las mejores atenciones de acuerdo con sus gustos y peticiones.