relatos eroticos contados por mujeres

Un vagabundo salvo al joven reportero, esto hizo que tuvieran una conexión tan fuerte que terminaron follando. Saboreando sus cuerpos

Michael salió de la oficina a las seis de la tarde. Douglas, el jefe de redacción, le había encargado en el último minuto una crónica deportiva que según él debía salir con urgencia en la edición del día siguiente. Francamente, Michael tenía la sensación de que le había dado tarde el encargo para hacerle salir el último. Douglas era el típico jefecillo que lamía el trasero a los que de verdad llevaban las riendas del periódico, pero que disfrutaba puteando a sus subalternos. No era el primer hombre de ese tipo que Michael conocía, y estaba seguro de que tampoco sería el último.

Mi hermana y sus ideas demasiado calientes ¡Me tienen loco!

No me he fijado nunca en mi hermana. Nuestra relación ha sido normal, nada extraño en una relación familiar típica. Es 3 años menor, muy joven aún para pensar que tuviera necesidad de auto satisfacerse, pero pensándolo bien, tampoco es algo que se haga solo por ausencia de relaciones.

El viejo de la estación me hace el favor de llevarme a casa y de paso se aprovecha para acariciarme la verga

Aquella tarde de verano estaba bebiendo una cerveza en uno de los bares que hay en el barrio donde vivo, cuando mirando cómo pasaba la gente por la acera, vi pasar al viejo que me había dado por el culo en los soportales de aquel edificio que se encuentra enfrente de la estación de ferrocarril. Me había visto en los aseos de la estación, luego me había seguido, terminando por darme por el culo en los bajos de aquel edificio. Aquello me trajo agradables recuerdos, por lo que me empecé a poner cachondo, la polla se me empezó a poner dura, y el culito a desear que lo abrieran y lo preñaran de leche.

Gracias a una travesti pude sacar a mi verdadero yo, pude hacer lo que tanto deseaba sin tanto remordimiento

Había bebido un poco, no demasiado. Pero lo suficiente para deshinbirme e ir a buscar una profesional del sexo en las calles que, aun no conociendo mucho la ciudad sabía que se colocaban allí, por otras visitas realizadas. Di un par de vueltas por la zona portuaria y vi una rubia, algo entrada en años pero todavía de buen ver. La subí al coche, no recuerdo ni su nombre ni su origen, era sudamericana, eso si. Empezamos el magreo en la parte de atrás del coche, rapidamente desnudándonos. Estaba buena, buen culo y buenas tetas, con un precioso coño depilado, que se humedeció sin necesidad de lubricación artificial. Me puso un condón y se sentó sobre ella, me cabalgó un rato y a pesar de que me estaba gustando, agarrando aquel magnífico culo y chupeteando sus tetas, poco a poco se bajó mi erección, que nunca llegó a ser muy consistente. Se descabalgó y me preguntó que me pasaba, por qué no me corría.

Mi esposo esta muy viejo que ya no le dan animos de subirse en mi y yo me muero por que me la metan

Mario es un allegado a la casa que es como si fuera un amigo de confianza. Le conocemos por casi diez años y por boca de su esposa sé que el coje con su mujer. Le he semblentado y presiento que es un hombre completo en la cama. Cada vez que va de visita a la casa lo estudio para ver si algun dia de estos le incinuo algo en son de broma para ver que resulta. Hubo un incidente entre él y yo cuando yo abria la refrigeradora de mi casa estando él atras de mi y de estar muy cerca, cerca senti la cremallera de su pantalon que me tocaba mis nalgas. Nos quedamos mirando, pero sin ninguna malicia y nos pusimos a reir…eso ahi estaba duro y ya parada me imagino que sera mejor. Fue tan rapido que las demas gentes ni se percataron. Ese roce de su pene contra mis nalgas me despertaban el deseo de coger, pero con mi marido que ya no responde cómo para resolver? No llevo prisa para hacerlo con Mario porque no quiero escandalo de ninguna clase. Esa noche en mi cama me decidia de hacerlo con Mario, pero tenia que saber como hacer. Mario llega a mi casa con su esposa y a veces aparece solo. A veces está mi esposo y a veces me encuentra sola. Mario llego varias veces solo a la casa y siempre tenia compañia…mi esposo, mi hija o una amiga que de la nada aparecia…mis planes se echaban a perder. Yo estaba pendiente para hacer de las mias cuando una tarde Mario llego a casa y me encontraba solita y me lo proponia “De esta no se me escapa” me dije yo. Le invite a un cafe y donas y al ver que no habia nadie mas que yo Mario me decia que se marchaba y fue cuando le pedi que no me dejara sola y que me contara chistes porque es muy bueno para los chistes e incluso de mi salia que le contara chistes para adultos. Le brinde un trago de brandy y Mario comenzo a contar chistes calientes que me ponian a mil. Sentia miedo a que me rechazara mi insicuacion si lo trataba y me miraba a mi escote para ver mis tetas que no llevaban sosten…con proposito hice mas movimientos para que él pudiera deleitarse con mis tetas y suavisar la insinuacion para lograr un si. El tiempo pasaba y no se miraba el animo para llegar al prposito cuando Mario me decia que ya se iba. Me desanime y le encamine a la puerta y ahi tuve que jugar mi carta en la puerta de salida y me hacia tropezar que me sostuve en él. Mario me agarro para evitar no caerme y al abrazarnos sucedio la magia “Que cuerpo!” me dijo Mario y yo solo le dije que despues que se marchara me tenia que volver a bañar con agua fria porque sus chistes calientes la tenian volando con unas ganas “Lastima que eres el esposo de mi amiga” le dije a Mario, pero yo no aguantaba mas que tuve que decirlo. Mie como Mario se detenia al escuchar mis palabras y pensaba hasta que me pregunto si yo me dejaria coger de él a lo que le conteste que el momento lo meritaba. El ambiente de los dos se habia comenzado a encender y le dije en voz de niña que no se fuera y que se quedara un buen rato mas asegurando que no se iba arrepentir. Tome a Mario de su mano y él me respondia que me abrazo y seguido me buscaba mi boca para besarme. Senti como la panocha latia y cerca de la puerta estaba un rincon apropiado y ahi nos fuimos para coger. Mario la tenia bien dura y me lo imaginaba que asi era a de él. El calzon salio por alla y me levantaban el vestido para Mario poderse meterse en medio de mis dos piernas y con pija en mano para metermela en la panocha. Sé que Mario encontro un mar de lubricacion mia y me hacía de él hasta hacerme correr. Tambien me echaban leche dentro de mi y me dejaban bien sedita con esa cogidita. Mario se marcho y los dos juramos ser muy confidente de nuestro secreto. Mi esposo no es tonto y noto que MArio me la estaba dando y solo me dijo “Cuidado con un escandalo”. Hoy, nuestras citas con Mario estan programadas.

De fiesta con mi novia

Hola os voy a contar lo que hicimos mi novia y yo este verano en Salou. Fuimos de camping y al salir por la noche le propuse por el calor que se pusiera una minifalda corta. Antes de salir le toque bien el coño para que estuviera mojada y nos fuimos de fiesta. En el primer bar ella se puso a bailar, yo me aparte y un ingles se acerco y la beso, ella quería mas pero el tío le metió mano al culo sobandoselo por dentro de la fadita. Ya cachonda, nos fuimos a una discoteca y le dije: hoy pásatelo bien. Al poco rato conoció a un chico y se sentaron en un sofá. Ella se hacia la tonta hasta que el la beso. Poco después la llame y le hize venir al servicio. Allí le toque el coñito le quite el tanga, le di las llaves del coche y le dije: vuelve y pásalo bien. Volvió se puso encima de el, la discoteca llena de gente y el tío con ella encima le metió y le sobo el chichi con sus manos hasta corrérse. Luego me miro y yo afirme. Cojio al chico y se lo llevo al coche, lo que pude ver esque ella se agachaba comiéndole la polla. El salió del coche y aproveche a llamarla. Le dije si te atreves y te apetece follatelo. Al volver el chico no quería pero ella se puso encima y poco a poco consiguió volver a ponerlo. Al momento estaba ella follandoselo y yo cerca haciéndome una paja viéndolo todo. Se despidieron y fui al coche, hizimos el amor 2 veces y 2 mas en la tienda de campaña al volver. Fue una sensación rara pero placentera. la verdad es que disfruto viendo como mi chica gusta a otros hombres, siempre que quiere liga. Es morena delgadita, con un culo y unas piernas perfectas y una carita preciosa que siempre me ha gustado ver cuando disfruta del sexo. Este verano seguiremos probando cosas y pasarlo genial. Espero vuestros comentarios y en cuanto pueda pondré mas relatos.

Mi esposa y el inquilino

Hola Mi nombre sera Israel, tengo la edad de 29 Años de edad y mi Esposa Maria tiene 28 cumplidos, Somos un pareja como miles que viven en estados unidos, por nececidad tuvimos que poner en renta un cuarto del apartamento de donde rentamos Primero solo recibiamos hombres solteros o familias muy grandes hasta que un dia recibimos la llamada de un par de hermanos “Luis y Lucy” Los miramos y tuvimos una quimica que si resulto y lo cual rapidamente les rentamos el cuarto, Mas lo unico incoveniente fue que Luis tenia que dormir en la sala y Lucy en el cuarto. Todo parecia normal mas en nuetras noches de amor ella tenia que callar sus gemidos y no gritaba como antes y ya no cojiamos por toda la casa como lo soliamos hacer. Poco a poco empese a notar unas miradas y unas atenciones de mi eposa a Luis, se preocupaba por si ya habia comido, que quien le llamaba y cosas que su hemana tenia que precupase, Pero en fin dije seran mis celos de Casado. Mas nunca me imajinaria que entre ellos dos algo andaba pasando. Ella no trabaja y mi hora de irme de la casa es cercas de las 6:00am a esa hora mi esposa se queda “Dormida” en el cuarto, Lucy en en otro y Luis en la sala, Pues el estudia el High school y trabaja un part-time en la tarde(edad 21 Años) y la hermana 32 ella recibe ayuda del gobierno.

Mi madre es una sumisa de mi tío ¡Se deja hacer lo que sea!

De verdad no tiene idea de lo agradecida que estoy con todos y cada uno de los lectores que han dedicado su tiempo a leer mis publicaciones, mención especial para aquellos que además han dedicado algunos minutos para regalarme algún comentario. Todos sus cometarios son muy valiosos, los que expresan agrado por lo que escribo, me impulsan a seguir con esta experiencia de escribir y compartir con ustedes temas que guardaba muy celosamente y que nunca pensé en darlos a conocer absolutamente a nadie. Los que me hacen alguna crítica me ayudan a aprender y a enriquecer mi propio conocimiento. Gracias a todos nuevamente.

Un vagabundo abusa de mi en el autobús ¡Me hace lo que quiere!

Si aún no han leído sobre mi, soy una chica de ahora 27 años. Siempre he sido delgadita y estatura promedio. Desde que tengo memoria me encanta tener mi cabello largo hasta la cintura. Mis ojos son café claro y mi piel blanca, un tanto morena en mis extremidades, gracias al sol y que siempre me gusta mostrar mi piel.

Una niñera que no puede estar sin sexo

Era jueves por la tarde y ya volvía de la universidad, después de un día agotador lo único que quería era llegar a dormir toda la noche, al llegar la esquina del edificio donde vivo, el mismo grupo de hombres se encontraba sentados sin nada que hacer, siempre que paso es lo mismo, me gritan de cosas, puras majaderías y siento que me violan con su mirada, pero nunca les hago caso y así seguí con mi camino, al llegar al edificio, me estaba esperando en la pura entrada el dueño que renta los departamentos del edificio, un señor de 60 años, canuzco, con dientes amarillos por tantos cigarrillos que fuma, muy gruñón si te atrasas con los pagos del alquiler y por supuesto muy avaro.

Como nunca este tío me ordeña la polla, la forma de mamármela es simplemente impresionante, la chupa hasta el tronco

Levanté la cabeza al techo y cerré los ojos. Puse los brazos extendidos abarcando el sofá mientras notaba como mi polla era succionada por su boca. Le gustaba mamarla de arriba a abajo, como si se estuviera follando su propia boca con mi rabo. Lo que más me gustaba era sentir su lengua recorriedo mi polla, y cuando empezaba a retirar su boca para coger impulso, succionaba mi rabo como si quisiera tragarse cualquier gota que su saliva o mi capullo hubieran dejado a mano. Empecé a suspirar cuando comenzó a tragarse toda la polla hasta la base. Iba despacio, saboreando cada centímetro, ahuecando la garganta para asegurarse de que no se le iba a escapar ni un solo trozo de carne. Y no se le escapó ninguno. Cuando por fin llegó a la base no pude evitarlo y le agarré la cabeza, apretándolo fuerte contra mi por su nuca mientras levantaba mi pelvis y trataba de penetrarle su garganta aun más adentro.

Tenía ganas de tener un masaje con terminación feliz, pero con una aprendiz de 16 años, la viole durante una hora porque me lo pidió desesperadamente la puta

Desde hace varios años que soy aficionado a los masajes con final feliz y en ocasiones un masaje normal, sin el ff. Puedo permitirme tomar masajes con mujeres españolas, en esos centros “tantra”, body-body, etc., que te cuestan cerca de los 100 € la hora, pero ya sabes a lo que vas y como será, y ya depende de la chica, que lo domine más o menos. De vez en cuando los utilizo, pero en últimos tiempos me he decantado por experimentar con asiáticas, especialmente con chinas que son la mayoría, al menos en Barcelona.