porno de solo mujeres

El relato que voy a contar se trata de la relación sexual que tuve con mi suegra y con la participación de mi suegro

El relato que voy a contar se trata de la relación sexual que tuve con mi suegra y con la participación de mi suegro. Ellos vinieron a vivir conmigo, pues me quedé viudo joven y me ayudaron a cuidar de mi hijo. Después de las aventuras vividas, mi suegro murió y fue una triste pérdida. Rocío, mi suegra se marchó a su ciudad de procedencia y poco después yo me casé de nuevo con una compañera de trabajo, llamada Cati. Mi nueva esposa era presidenta de una asociación de mujeres y sobre esto hay mucho que contar, pero será más adelante. En mi vida también aparece la madre de Cati, o sea, la segunda suegra de mi vida, que se llama Petra.

El viaje de fin de curso que se salió de control y termine con Cirstina follando

Tenía 18 años y por esa época, como cualquier adolescente, iba más salido que el pico de un portaaviones. Sólo hacia falta un escote con unas tetas apretadas para que mi mente empezara a divagar en fantasías varias y que mi polla se pusiera más dura que los bordes de las pizzas Tarradellas. Y entre todos esos escotes, había uno en especial que era el objeto de mis pensamientos diarios.

Me convencieron de calentar a mi papá

Soy lo que se considera una “Adolescente tetona” aunque me niego a decir mi edad real podemos asumir que en esta historia basada en hechos semi-reales (algunas situaciones han sido exageradas), tengo 18 años. Mi nombre es Mónica, tengo 18 años y resido en España, vivo sola con mi padre en un apartamento, aunque dependiendo de las fechas se queda algún familiar. Desde temprana edad he recibido muchos comentarios sobre mi cuerpo, al principio los repudiaba, pero con el tiempo he aprendido a disfrutarlos e incluso encontrarlos morbosos, estos comentarios se deben a que soy considerada como una chica “exuberante”. Mido 165 cm y peso 52 kg, tengo el pelo negro y liso, me llega un poco por debajo de los hombros, al no ser muy alta y bastante delgada mi pecho resalta bastante más en mi cuerpo, llevo una 110c de sujetador (la rara vez que uso uno) las cuales gracias a dios aún se mantienen tiesas en mi cuerpecito. De espaldas también suelo gustar bastante dado que tengo un buen culo duro y redondo curtido en 6 años de voleibol, el cual aún practico a día de hoy. Mi cara es perfilada y afilada con los labios carnosos y las pestañas largas. Sexualmente soy una chica muy activa y curiosa, amante del morbo y de provocar a la gente. Me considero bisexual y para mí la edad no suele importar mucho siempre que la persona sea mayor que yo. Este va a ser mi primer relato así que sed buenos, siempre estoy dispuesta a recibir críticas constructivas.

Mi hermana menor llega a casa y me agarra mirando porno

Mi nombre es Hugo, tengo 23 años, vivo en una ciudad costera del norte de España con mis padres y mi hermana pequeña, aunque ya no es tan pequeña, hace poco cumplió los 18 años, vivimos en un chalet baste amplio para ser solo los cuatro. Tenemos una relación bastante cercana, nos contamos todas las cosas y hablamos de casi todos los temas con total normalidad, tanto con mis padres como con ella.

Amo a mi novio, pero no puedo evitarlo. Tenia ganas de follar y Manuel me convenció, me llevo al parque en donde hice mi primer oral

Holaaa  me presento mi nombre es Cindy ,tengo 20 años soy estudiante de la carrera de educacion y bueno es mi primer relato asi que tenganme paciencia hehehe.Soy una chava como cualquier otra tengo mis dias buenos y malos un novio al que amo, y fisicamente no soy la gran cosa no estoy ni delgada ni gorda mas bien me considero como se dice por aca “gordibuena” ya que no tengo pansita pero mi baja estatura 1.60 hace que me vea un poquito mas nalgona y bueno pechos no me quejo ya que soy 36-D,de piel aperlada cabello largo casi hasta mi cintura.

Voy caminando con mi conchita caliente, deseando tener sexo, aventuras. Justo cuando subo al bus, obtuve un mini orgasmo con un completo desconocido

Caminaba por Av. Jalisco aproximadamente a las 6 de la tarde, el pantalón negro tipo leggins me permite caminar con comodidad, además de que la tela se siente fresca entre mis muslos, una blusa delgada (casi transparente) me permite pasar entre los locales con ligereza, puedo sentir las miradas sobre mis senos y aunque algunas me parecen incomodas, estoy acostumbrada e intento pasarlas desapercibidas.

Las aventuras de la joven millonaria Helena Ravenscroft

Helena Ravenscroft se hallaba aún dormida a las once de la mañana. Su recámara estaba en total obscuridad, los rayos del sol no podían penetrar las gruesas cortinas de tela negra que cubrían los vitrales ojivales de la habitación, ubicada en el piso último de una de las torres del enorme castillo gótico medieval; fabricado en roca negra, que se alzaba en lo alto de la encumbrada colina.

Gracias a mi hermana Sandra descubrí lo que era masturbarse, sentí esa electricidad del orgasmo por primera vez y al poco tiempo supe que me volvía ninfómana

Me llamo Ana,nunca me apuntaron al colegio, recibi clases en casa, mi madre me enseño desde pequeña a comer lo justo y necesario y hacer ejercio. Todas la noches bajaba al salon a urtadillas y veia como mis padres se ponian a ver una pelicula porno, me gustaba verlas, sentia una sensasion agradable en la barriga y me entraban muchas ganas de hacer pis. Ellos no se cortaban nada delante mio, se besaban y se toqueteaban. Tenia una hermana, Sandra, es 2 años mayor que yo,la criaban igual,  cuando cumpli los 12 años mi padre decidio que teniamos que dormir en la misma habitacion, asi que puso dos camas,

Un desayuno que marcó el comienzo de todo un frio domingo, un día sumamente excitante para terminar el fin de semana de una forma diferente

Me despierto en la madrugada con el corazón acelerado, pero te busco y siento una inmensa tranquilidad cuando siento tu brazo atrayéndome “¿será posible? ¿No te basto con lo del día?” esa suave erección se marca pero me acomodo nuevamente. Cierro mis ojos y me dejo dormir. Despierto antes que tú y me escurro sin despertarte, admito tengo el cuerpo algo cansado pero las ganas de guerra están presentes. Mi fuerte nunca ha sido la cocina pero me esmero en esta ocasión, unas panquecas nada especial pero si un detalle para consentirte, siempre me mimas y me gusta retribuírtelo eso me llena. El olorcito que sale de la cocina te despierta, huele de lujo. Te fastidia un poquito no haberme podido despertar como siempre con un mordisquito en el culete, o una buena comidita de rajita, pero bueno. Te quedas en la cama esperándome y disfrutando de tus recuerdos del día anterior… y del viernes. Con estos recuerdos no puedes evitar empalmarte de nuevo. Cuando te llamo, se aprecia un bulto que tratas de disimular dentro de tu bata.

La nueva masajista del gym me trae demasiado loca

Hace relativamente poco han contratado a una masajista en mi gym. Las primeras semanas, con la novedad, era imposible coger hora con ella… Pero una vez paso el “boom” de lo nuevo y sobre todo si, como en mi caso, te da igual que te cojan a ultima hora, ya no es tan dificil!

Jóvenes obligados a tener sexo, mientras unos ancianos les apuntan con una escopeta

Era mi primera cita con Mariel. Salimos del bar un poco ebrios. Caminamos tres cuadras y se largó a llover torrencial. Íbamos camino a la parada del colectivo para volver a casa. El agua que caía era muy intensa. Se levantó un viento tan fuerte que llovía de costado. En menos de un minuto estábamos los dos empapados. Frente a la desesperación, decidimos meternos bajo el techo del frente de una casa que tenía unas rejas bajas. Era de esas casas viejas de gente grande. Supusimos que siendo las dos de la madrugada estarían durmiendo. Saltamos las rejas y caminamos unos metros hasta quedar debajo del techo, protegidos de la lluvia. Mariel no podía contener la risa. Estaba más borracha que yo. Le dije que hiciéramos silencio porque estábamos pegados a una ventana y podíamos llegar a despertar a los dueños. Al lado de la ventana estaba la puerta de entrada a la casa.