politicos xxx

Compañera de trabajo arriesgándose a todo por mi

Trascurrió más de una semana desde la “propuesta” que me hizo mi compañera Alejandra. Y aunque nos veíamos todos los días, actuaba como si no me hubiera dicho nada, no es que actuara de forma distinta, ella actuaba de la misma forma que siempre. Me mantuve al margen, porque entendía que podía haberse arrepentido, que su marido se lo hubiera pensado mejor, etc. así que mejor estar callado y no decir nada ni tampoco insinuar ni preguntar. Unos días después estando trabajando la vi que aparecía por mi sección, venia directa hacia mí con unas carpetas en la mano.

Mi mujer se folla al instalador del aire acondicionado por necesidad

Se acercaba el final de la primavera y ya empezaba a hacer un calor sofocante en Madrid. Después de varios años en esta casa, habíamos decidido por fin hacernos con un aire acondicionado para mantener la casa fresca, porque durante el periodo estival la temperatura en el interior se volvía insoportable a partir del mediodía. No solo eso, sino que habíamos hecho más cambios a fin de estar frescos: en la ventana que separaba la terraza del salón habíamos puestos unos films translúcidos en los cristales que permitían entrar claridad pero que hacían que desde dentro no se viera el exterior, apenas se distinguían las formas al otro lado, pero entraba suficiente luz para no tener que encender la lámpara para ver durante el día. Sorprendentemente, desde el exterior se podía ver el salón perfectamente; con mi hermosa mujer sentada en el sofá leyendo plácidamente un libro.

Genaro dedica sus horas a esparcir la palabra de Dios, ese día se cruzó a Noma, una africana con la que empezaría una relación que no podría terminar

Genaro siente su fortuna a cada paso. Dios ha premiado su fe y devoción con un florido camino de felicidad y buenas sensaciones. Atrás quedaron las dudas y los temores que lo atormentaron en su juventud. Se siente tan feliz y puro que necesita contagiar a la gente de su gozo y ¿Qué mejor manera de alegrar la vida de los demás que mostrándoles el sendero del Señor?.

Al principio comenzó como una necesidad, pero después me encantó tener dos maridos que me dieran bien duro

Iniciando el año 2012 me case por la iglesia con mi esposo Carlos y formamos un hogar, además de trabajar y de vivir el día a día, nos dedicamos a nosotros y comencé a buscar quedar embarazada de nuestro primer hijo, como toda pareja que se pone dicho objetivo, nos pasábamos haciéndolo todos los días, como si el mundo se fuera a acabar, la idea era en el tiempo más corto quedar embarazada, me afanaba que pasaran los años y no quería tener hijos en una edad muy adulta.

me gustaria ver como se cojen a mi esposa

que tal soy un matrimonio joven ambos tenemos 24 años la verdad es que nos casamos algo jovenes pero aun asi yo tube varias experiencias con mujeres pero mi esposa no yo he sido el unico que ha estado con ella y la verdad lo hemos hecho de muchas formas y en diferentes lugares, pero siento que falta algo pienso que ella tiene curiosidad por tener relaciones con otra persona y la verdad aunque no me lo diga yo presiento que ella asi lo quiere y la sola idea de pensar que alguien mas se la pudiera cojer me da coraje pero a la vez me produce una gran exitacion de hecho cuando estamos haciendo el amor me gusta imaginar que otro se la esta metiendo por el culo al mismo tiempo que yo por su vagina y que aparte de eso se la esta chupando a otro tambien me exita el pensar que por un momento rechaze mi verga para sentir otra, hay veses cuando estamos haciendo el amor le toco su culito con el dedo y con la otra mano le meto otro dedo en la voca a modo que me lo chupe y le pregunto que si no le gustaria estar asi con tres vergas satisfaciendola y siempre me contesta de una manera muy cachonda noooo solo tu verga papi, pero yo creo que no dice la verdad, de hecho un dia estabamos tomando con uno de mis primos en casa y pues mi primo se quedo halli a dormir en el mismo cuarto en una cama a lado pegada a la de nosotros y a los 5 mint de acostarnos empeze a cachondear a mi esposa y ella a mi le vaje los calzonsitos le quite su brazier la desnude totalmente y me la empeze a cojer dehecho me exite tanto como ella y le quite las cobijas para serntir la adrenalina de que mi primo nos llegara a ver y lo que mas me exito es que ella lo permitio pero mi primo estaba muy borracho y creo q no se dio cuenta de los gemidos de mi esposa creo que si el se ubiese dado cuenta y ubiese bolteado en ese momento no la ubieramos cojido entre los dos y creo que ella lo ubiese querido….en fin si algundia se da la ocacion creo que lo disfrutare mucho el ver como mi esposa prueba otra verga con su voca, con su vagina y con su culo

Mi padrino me trata como puta y eso me encanta

Cada vez que empiezo a escribir un relato nuevo, lo primero que hago es empezar a sobarme mi conchita para estar mas inspirada y exitada.. hasta hay veces q dejo el teclado de la laptop humeda por el juguito q voy sacando de mi vagina mientras tipeo jaja

Un desayuno que marcó el comienzo de todo un frio domingo, un día sumamente excitante para terminar el fin de semana de una forma diferente

Me despierto en la madrugada con el corazón acelerado, pero te busco y siento una inmensa tranquilidad cuando siento tu brazo atrayéndome “¿será posible? ¿No te basto con lo del día?” esa suave erección se marca pero me acomodo nuevamente. Cierro mis ojos y me dejo dormir. Despierto antes que tú y me escurro sin despertarte, admito tengo el cuerpo algo cansado pero las ganas de guerra están presentes. Mi fuerte nunca ha sido la cocina pero me esmero en esta ocasión, unas panquecas nada especial pero si un detalle para consentirte, siempre me mimas y me gusta retribuírtelo eso me llena. El olorcito que sale de la cocina te despierta, huele de lujo. Te fastidia un poquito no haberme podido despertar como siempre con un mordisquito en el culete, o una buena comidita de rajita, pero bueno. Te quedas en la cama esperándome y disfrutando de tus recuerdos del día anterior… y del viernes. Con estos recuerdos no puedes evitar empalmarte de nuevo. Cuando te llamo, se aprecia un bulto que tratas de disimular dentro de tu bata.