memes de maestras buenas

Me cogi a mi amiga

En una casa vivimos varias amigas, ya todas estamos en la carrera pero yo y laura nos conocemos de la secundaria, las dos tenemos mala suerte en el aor bueno mas ella, y yo esa mañana estaba sola bueno eso creia desperte algo mojadita.

Fue a ver al profesor a su despacho, me hizo un agujero en la tanga y me la metí hasta el fondo presiono mi culo hasta que la hundió toda

Os cuento, yo estaba es bachiller y había tenido alguna relación antes pero era muy secreto, alguna mamada, y me habían follado ya claro jajaja, pero nunca javi salido a la calle vestida de tía o nada similar, entonces me empecé a poner restos como salir con ropa interior de mujer, así un día me decidí y fui con un conjunto azul de bragatanga y un top al instituto, me sentía cómoda y segura y sexy, las clases fueron sucediendo con normalidad nadie notaba nada, salimos al recreo y en mitad de el yo me fui al baño a mear, ya había olvidado mi ropa interior, y yo estaba meando y entro un profesor, no me daba clase, era viejo pero algo y con el pelo canoso de unos 63 años, corpulento y con gafas y no era feo, se puso a mi lado y cuando estaba terminando me di cuenta de que me estaba mirando el culo extrañado, yo me retiré y entonces fue cuando me dijo, espera chaval que tengo que hablar contigo, me quedé parado y le conteste que que quería, me respondió que quería verme en su despacho después de clases, le dije que vale y me fui, todo quedó ahí. volví al patio y después a clase.Yo se lo comenté a mis amigos y me dijeron que sería para echarme la bronca por algo que suele hacerlo porque se aburre, y dije que sería eso.Terminaron la clases y fui a su despacho, sorpresa la mía que cuando entró el tío estaba medio oscuro apenas se podía ver algo pero tenía una luz que le enfocaba y estaba desnudo completamente, me quede en shock y le dije que que hacía, me respondió diciéndome, que es lo que andaba buscando y que como buena putita que quiero ser que me acercase a el, el despacho está oscuro porque aún eres un chico y así me imagino que eres una chica con tus braguitas, y si no lo hacía se lo diría a todos los profesores, así que me desnudé y quede en ropa interior, me dijo que me acercara a 4 patas como una perra, yo me agaché y fui hacia el, su polla me quedaba a la altura de mi cara, cuando estaba de rodillas, el se cogio la polla y me pego con ella en la cara, yo impulsivamente le empece a comer los huevos y el me seguía dando pollazos, y me insultaba, luego pasó a metérmela en la boca que no me entraba de los larga que era pero si de ancha porque no lo era mucho, me agarro la cabeza y me empezó a follar muy duro la boca, me atragantaba todo el rato y era un sin fin de arcadas, se le veía que lo estaba disfrutando, cuando se canso paro y me la saco se sentó en su sillón y se la seguí chupando, la escena era de película el sentado y yo debajo del enorme escritorio de rodillas chupandosela, se la lamia de arriba a bajo mientras le masajeba los huevos, el me iba hundiendo la cabeza poco a poco y me presionaba para abajo, así estuvimos 30 min o así, el entonces me ordenó ponerme contra el escritorio ofreciéndole mi culo, y eso hice, me puse contra el, el se puso detrás de mí y me hizo un agujero en la bragatanga, la metió por ahí y fue presionado mi culo hasta que la hundió toda, yo fui sintiendo centímetro a centímetro toda su larga polla y lo estaba disfrutando mucho, al igual que el, pues me agarraba el culo con las dos manos bien fuerte.Empezo a sacarla y meterla despacio pero no aguanto y aceleró enseguida, yo empecé a gemir y el me decía que así quería las putas que gimiesen y pidiesen más polla, yo le pedía que fue más rápido que siguiese, que me follara hasta reventarme, el se puso entonces muy cachondo y me agarraba del pelo y me tiraba para atras y eso que no lo tengo largo, me daba azotes en el culo cada vez más fuertes y me escupía en la espalda, iba cada vez más rápido y más rápido hasta que me la metió entera y se empezó a correr, como gemía el muy cabron, me llenó el culo de leche, me dio un par de azotes y me mando marchar, yo me vestí y me fui.

Un deseo que es demasiado difícil de controlar

Hace 7 años lo conocí, un compañero de universidad, un hombre joven, moreno de 22 años de edad, el cual tiene una mirada misteriosa, contextura normal, mide 1,75. Desde el primer momento me llamo la atención, quise que me hiciera suya, por diversos motivos nos alejamos y dejamos de vernos, hasta el día de hoy en donde nos volvimos a encontrar , su cara se ve mucho más madura pero su cuerpo sigue siendo el mismo, su esencia no ha cambiado, y sigue despertando en mi deseos oscuros.

Follada inesperada con mi clienta viuda, Se me había insinuado más de una vez, pero no le di importancia hasta ese día

Mi clienta es Carmen, la situación fue la siguiente. Sin saberlo ninguno de los dos coincidimos en una boda de un amigo común. Yo fui solo y ella iba acompañada de su hijo menor de unos 22 años. Carmen tiene mi edad, 48 años, no es especialmente guapa, aunque ese día con el maquillaje y ese vestido rojo ajustado, lucia especialmente interesante. De cuerpo delgado y unas tetas algo grandes para su delgadez, cosa que me excita extremadamente, su principal atractivo es un culo prieto y redondo como buena aficionada al fitness…Cuando la visito laboralmente no luce nada guapa, no arreglada, solo la bata del trabajo y sin maquillar…de carácter agrio según dicen mis compañeros de profesión conmigo siempre tuvo un trato agradable y creo que hasta se me ha insinuado mas de una vez, pero no le di importancia hasta ese día de la boda……

Puede que parezca loca, pero la verdad es que disfruto ver como otra mujer folla con mi marido y lo que es peor, no puedo decir que no porque esa mujer tiene poder sobre mi

Cada vez que cogemos con mi marido, le encanta fantasear que estamos con otras personas, Manuel es un sádico degenerado, hasta con mi hermana pequeña (11 años) me ha sustituido en sus morbosos juegos sexuales, ha fantaseado que le mamo la verga a un subalterno, otras veces me dice que el Presidente me tiene bien ensartada, pero esta vez sí que me sorprendió:

Luego de comerme la verga de mi tío, pasé a disfrutar las tetas de mi tía, con ella tuve mi primera experiencia lésbica

Una vez que mis tíos terminaron de coger como locos después de nuestra experiencia compartida, mi tía bajó a la cocina a hacer la comida, estaba de mucho mejor humor que de costumbre, obviamente la cogida que mi tío le dio la había dejado más que satisfecha; yo me sentía muy incómoda con la situación, pero a la vez muy excitada por saber lo que sería comerme una concha, en especial si se trataba de la de mi tía, así que me puse ropa más presentable y bajé a la cocina a ofrecer mi ayuda, como pretexto para platicar con mi tía.

Me convierto en la perra de mi mascota

Antes de empezar quiero decirles que porfin me anime a sacarme una foto teniendo sexo con un perro aqui se las dejo, tambien me grave en un video si quieren verlo entren a mi perfil para que lo puedan ver

Un hetero que me convierte su perro sumiso y pasivo

Estaba con mi amigo Jose, un heterazo de manual, cuando des del gobierno decretaron el confinamiento para combatir el Coronavirus. Había ido a su casa a tomar una cerveza y a charlar un rato con él, cosa habitual los fines de semana. Y a veces, si bebía un poco más de la cuenta, me quedaba a dormir en el sofá. Estábamos atónitos delante de la pantalla, no nos lo podíamos creer. Dos semanas, al menos de momento, encerrados en casa sin salir, tan solo para diligencias imprescindibles. Al cabo de poco recibo un WhatsApp de mi jefe en el grupo del trabajo, sintiéndolo mucho hacen un ERTE en la empresa y vamos viendo como prosigue la cosa. Así pues, en un abrir y cerrar de ojos y ya algo bebido veo que tengo dos semanas las cuales he de llenar con algo y tomar todas las medidas necesarias para no contagiarme ni contagiar. Un panorama funesto si no fuera porqué Jose, autónomo y que siempre trabaja desde casa, me hubiera dicho ¿qué tal si te confinas conmigo? sobándose el paquete y guiñándome un ojo.

Una relación con un alumno comienza convirtiéndome en esclava debido a un chantaje y luego, termino volviéndome su amante, la amante de uno de mis alumnos

Estábamos en la clase de gimnasia, faltaba escasamente un par de meses para terminar las clases, la profesora, Nora, nos tenia a todos los alumnos con las hormonas revolucionadas, no solo era guapa y tenia un físico estupendo, además le gustaba vestir provocativamente. Aquel día, había comenzado la clase con chándal, pero al poco tiempo se lo había quitado, quedándose en pantalón de deporte corto y camiseta ambas prendas muy ajustadas, aun llevando sujetador se le marcaban los pezones, de las dos buenas tetas que tenia.

No lo puedo negar, quiero la polla de mi papá, necesito sentirla adentro mío, en mi boca, disfrutarla completamente

Me llamo Silvia. Estoy tecleando en mi trabajo un informe que me han encargado. Pero a la vez, mi mente está en otra parte. Me gustaría que esa polla de mi padre que se ha quedado en casa apareciera sobre mi hombro y poderla besar, mientras sigo trabajando. Continuar con mi informe y sentir que mientras la polla crecía al contacto con mi lengua, sus manos bajaban por mi escote hasta llegar a mis pezones. Cierro los ojos y sigo escribiendo. Pese a mi corta edad, soy una buena mecanógrafa y puedo redactar a ciegas. Igual que lo haría si papá, desde atrás, me obligara a tragar su polla, ya endurecida y enorme. Levanto mi trasero unos centímetros, imaginando que papá se sentaría donde estoy, conmigo encima, y me follaría mientras voy terminando el documento, agarrándome de mis dos tetorras, que son suyas, y clavándome los dientes en el cuello. Inclino un poco la cabeza a un lado, envío a imprimir el trabajo y vuelvo a cerrar los ojos mientras siento la presencia de papá en toda mi piel, bajo la ropa.

Provocando a mi mujer para que follara con su hermano, logre que ella le lamiera la polla y el la follara frente a mi

Me calentó la idea de saber si mi cuñado le calentaba mi esposa Sandra y me decidí a descubrirlo. Mi mujer se llama Sandra, es alta, morena, tiene ojos grandes, labios carnosos, creo que cara de zorra pone caliente a mas de uno. Tienes unas tetas que cuando usa blusas ligeras me gusta como los tipos en la calle la observan con mucho morbo, ella siempre se hace la disimulada, y unas piernas de puta que te paran la verga en segundos.

Mis padres se fueron a otro país para hacerse estudios, me cuido mi tío Tomas, el mano larga. Me violo, me hizo de todo

La mayoría de los hermanos de mi padre vivían en Cuba, pero había uno que no se había querido separar de su hermano tan querido; por lo que tomó la misma decisión que él. Se vino a vivir a la misma ciudad para poder estar cerca. El consiguió un trabajo en la misma empresa que mi padre y trabajaban juntos. Les iba muy bien en esa época y todo marchaba de maravilla. Su nombre era Tomas, era una buena persona en general; pero cuando llegaba a venir a casa era en extremo “cariñoso” en especial conmigo si saben a lo que me refiero. Cuando venía me abrazaba mucho tiempo estrujándome y presionándome fuerte contra su enorme barriga. Lo hacía tan fuerte que yo sentía mis pechos casi reventar contra el suyo. A veces cuando nadie lo veía me daba una nalgada y me decía -como has crecido hijita-. A mí eso me molestaba un poco, pero lo dejaba pasar por que el hecho no se acrecentaba más.

Convirtiendo a mi nuera y su madre en zorras

La relación entre un suegro y su nuera no siempre es idílica. Muchas veces con el paso de los años, el continuo roce hace que se vaya convirtiendo en auténtico odio. Ese fue mi caso. Cuando mi hijo Manuel me presentó a su novia en un principio me pareció una rubita graciosa y bonita incapaz de romper un plato y por eso incluso alenté su noviazgo. Ahora tras diez años de aquello, me arrepiento porque esa cría demostró ser una zorra egoísta e insaciable que solo pensaba en el dinero que algún día heredaría. Si eso era de por sí motivo suficiente para detestarla, que tuviera por madre a un zorrón desorejado que exigía a su yerno cada vez más para mantener su alto nivel de vida, era algo que me sacaba de las casillas.

Me encuentro con mi ex y hacemos un rapidito

Esa tarde llovía a mares, el techo de zinc de la casa de Daniela hacía un ruido escandaloso, haciendo inentendible el audio de la televisión, aún cuando le subimos todo el volume. En vista de que estábamos a solas y de que parecía que no iba a parar de llover durante un largo rato, comencé a besarla, la puse sobre mis piernas mientras me recostaba al sofá, me la comí a besos e intenté quitarle la ropa y cogérmela ahí mismo en la sala de estar.