cuñadas peludas

Estaba obsesionada con mi hijo, lo seguía a todos lados y lo que era una obsesión termino siendo realidad, folle con mi hijo nalgón

Recuerdo la primera vez que soñé con él… con su musculoso y sexual cuerpo penetrándome, recuerdo que estaba sorprendida, viendo mi cuerpo vibrando del placer, recuerdo que arañaba su espalda y tomaba su duro culo en mis manos pidiendo que me diera más duro, más profundo, le mordía la lengua, sus brazos me tomaban como una muñeca, me manejaba a su antojo, yo sólo gemía y babeaba de toda lo que disfrutaba… cuando finalmente me lleno las entrañas de su semilla me besaba las orejas y me decía… ¿lo disfrutaste mami?

La usan de papel higiénico, la hacen lamer el culo de sus dueñas con una sorpresita

Por la noche Cerdita fue colocada en el cuarto de baño de las señoras. Se le introdujo un consolador inflable no muy largo para evitar ventosidades y aguas mayores y aunque mientras lamía las botas nuevas de Doña Milagros suplicó diciendo: “Por favor, señora, no hace falta que me metáis nada, que yo puedo resistir”, el comentario del ama diciendo que sí olía una ventosidad se tendría que comer las heces que estuvieran saliendo del culo en ese instante hizo que no le pareciera tan mal estar penetrada toda la noche.

Soy una viciosa que disfruta masturbándose. Un placer increíble

Masturbarse es existir el momento, imaginación, necesidad y deseo. Es celebrarte y celebrar el regocijo. Todas desde niñas adquirimos nuestras mañas aprendidas en juegos solitarios. Después algunas inolvidables veces en sublimes pajas compartidas y cuando acabaste con una amiga mirándose a los ojos esa energía de venirte al unísono te lleva con ella de la mano al paraíso para siempre. Puede ser un vicio cibernético, manual, asistido público o privado.

Follada inesperada con mi clienta viuda, Se me había insinuado más de una vez, pero no le di importancia hasta ese día

Mi clienta es Carmen, la situación fue la siguiente. Sin saberlo ninguno de los dos coincidimos en una boda de un amigo común. Yo fui solo y ella iba acompañada de su hijo menor de unos 22 años. Carmen tiene mi edad, 48 años, no es especialmente guapa, aunque ese día con el maquillaje y ese vestido rojo ajustado, lucia especialmente interesante. De cuerpo delgado y unas tetas algo grandes para su delgadez, cosa que me excita extremadamente, su principal atractivo es un culo prieto y redondo como buena aficionada al fitness…Cuando la visito laboralmente no luce nada guapa, no arreglada, solo la bata del trabajo y sin maquillar…de carácter agrio según dicen mis compañeros de profesión conmigo siempre tuvo un trato agradable y creo que hasta se me ha insinuado mas de una vez, pero no le di importancia hasta ese día de la boda……

Gloria folla con su abuelo, se aprovecha de la rotura de cadera que tiene. La termina pasando mejor que nunca, el mejor sexo

Gloria era una joven de una aldea muy remota a donde aún no había llegado la luz. Estaba entrada en carnes, sin llegar a ser obesa. Medía 1.56 cm. de estatura, era morocha, de ojos negros, el cabello lo tenía largo, recogido en dos coletas. La joven andaba semanas con la misma ropa y por eso la apodaba La Cerda. Vivía con Jaime, su abuelo, un hombre de 64 años, alto, al que apodaban El Seco, por ser muy delgado. Vivían de los productos que cultivaban en el campo y de sus animales, como todos los vecinos de Tronada, una aldea de menos de treinta habitantes, donde Gloria era la única joven, ya que los mozos y las mozas se había ido a la ciudad, unas a servir y otros a trabajar en la construcción.

Una fiesta que va a ser muy difícil de olvidar

Todos los Enero, mi amiga Julia, hace una fiesta para recibir el nuevo año con las mejores vibras. ¿Dije fiesta? ¡Son las megas fiestas! Ella es una modelo y Youtuber, por lo que tiene conocidos a morir.

Noche Vieja

Hola, os voy a contar mi experiencia en la fiesta de Noche Vieja de este año 2010. Antes de todo describirme, soy una chica morena de pelo, de tez clara, ojos oscuros, 165cm de altura y de peso más o menos 54kg, complexión delgada y 24 años de edad.

Mi inicio como una adicta y esclava al sexo

Hola , mi nombre es Bea soy del norte de España y siempre me ah llamado mucho la atención todo el tema sexual hasta el punto de que en la actualidad soy adicta al sexo y esclava sexual, me considero sexy pero siempre me considere una chica muy menuda , crecí muy rápida con 12 años ya media prácticamente lo que mido en la actualidad nunca eh tenido problemas con el peso ya que como pero no engordo siempre a mis 30 años llevo desde los 15 midiendo 1.55 y pesando sobre 50 kilos mis pechos siempre han sido grandes desde los 12 eh tenido un pecho muy grande hasta conseguir la 105 copa C que tengo desde los 16 años, aunque a los 12 ya tenía un pecho muy pronunciado , mis experiencias digamos infantiles quedan para otro momento , os contare mi historia desde donde empecé a vivir el sexo y mi adición.

Mi ex recluso: amor, sexo y mucho mas

Gracias a una nueva ley de Amnistía, se emitió un perdón a todos los presos que cumplían delitos menores, se les había otorgado una libertad condicional monitoreada, a lo que muchos ciudadanos vimos con buenos ojos, pero jamás imaginamos que la situación se volvería un problema en la ciudad.

Un ajuste de cuentas con Marialuz

María de la Luz era una mujer en la segunda mitad de los cuarenta, de aproximadamente metro ochenta, complexión delgada, hombros estrechos, con el cabello de color rubio, siempre recogido en una larga cola que le llegaba casi a media espalda. Su pecho, para su constitución era bastante proporcionado, así que hacía poco menos de la talla 80. En cuanto a su forma de vestir, se podría decir que era más tirando a clásica que otra cosa. Habitualmente vestía pantalones tejanos y una blusa, pero no era infrecuente que viniera a trabajar con algún pantalón estampado que, dicho sea de paso, parecía le había quitado a su abuela.

agamos un trato mama 1

hola soy marcos tengo 17 mi madre es alicia y tiene 37 morocha alta y delgada con buana cola mi historia comiensa un dia mi tio nos visita el nos visitaba una vez ala semana y llegaba temprano y empese a sospechar algo a si que un dia desidi ratearme del colegio bolvi a mi casa y entre por atras de la casa y encontre a mi madre practicandole sexo oral a mi tio quien hera su hermano

Me tiene que suplicar para que le de mi semen

Me despertó el ruido de la lluvia golpeando el cristal de las ventanas, casi no había pegado ojo en toda la noche, y solo llevaba durmiendo una hora, desde que mi marido se había ido a trabajar, pensé mirando el reloj del móvil. Entonces desperté de golpe, al recordar toda la ropa tendida en el patio, que ya debía estar más que seca, pero ahora empezaría a mojarse. Aparté la ropa de cama, y pensé que aun podía salvarla, ya que estaban todos los uniformes de mi marido.

Yo soy la muñeca de mi hermano, se que lo que hacemos esta mal, pero no puedo evitarlo, yo tengo que ser su puta

Después de la noche en que mi hermana y yo nos entregamos a la lujuria y exploramos a fondo nuestros cuerpos, siguieron muchas otras noches, de hecho cada noche nos tocábamos mutuamente en ocasiones solo eran besos y caricias y en otras tallábamos nuestros sexos frotando nuestras vaginas que solo de pensar en hacerlo ya estaban empapadas. Otras veces tocábamos con nuestros pezones la vagina de la otra para dárselos a chupar y así mientras nos chupábamos las tetas también saboreábamos nuestros propios jugos, algo que en especial a Paola le encantaba.

El viejo de la estación me hace el favor de llevarme a casa y de paso se aprovecha para acariciarme la verga

Aquella tarde de verano estaba bebiendo una cerveza en uno de los bares que hay en el barrio donde vivo, cuando mirando cómo pasaba la gente por la acera, vi pasar al viejo que me había dado por el culo en los soportales de aquel edificio que se encuentra enfrente de la estación de ferrocarril. Me había visto en los aseos de la estación, luego me había seguido, terminando por darme por el culo en los bajos de aquel edificio. Aquello me trajo agradables recuerdos, por lo que me empecé a poner cachondo, la polla se me empezó a poner dura, y el culito a desear que lo abrieran y lo preñaran de leche.

Alexa y su horda de duendes

Ambos estaban en el sofá, él sentado y ella acostada, durmiendo en posición fetal, el chico no llegó a cerrar los ojos, quizás la televisión mostrara algo de su interés, manteniéndolo despierto. Sin previo aviso Alexa se despertó de golpe, casi saltando del sofá y sentándose en el otro extremo, lejos de él y mirándolo con una cara de absoluto desprecio y asco.