como mamar berga

Me convertí en una zorra muy obediente a base de golpes

Estaba deseando que llegase este día. Habíamos quedado para divertirnos todo lo que nuestros trabajos y responsabilidades no nos habían permitido. Yo, que soy algo presumida, me maquillé de forma natural pero con mucho rimel, para destacar mis ojos cuando le mirase desde abajo. Me había vestido provocativa bajo el fino abrigo de entretiempo: medias de rejilla, una falda que apenas me tapaba el culo y un top escotado en v que transparentaba mis pezones. Obviamente no llevaba nada de ropa interior y en mis dos agujeros inferiores estaban colocados una bala vibradora y un plug que él controlaba desde su móvil. No me había dejado estar ni un segundo sin excitación en los últimos dos días. Estaba permanentemente mojada y agradecía que la falda fuese oscura y tapase la humedad si me tenía que sentar. Su coche aparcando frente a mi en aquella esquina donde esperaba me sacó de mis pensamientos. Me abrí el abrigo para que viese mi ropa antes de entrar. Nada más me senté se activaron los dos vibradores y emití un gemido al mismo tiempo que saludaba.

Justo el día de mi cumpleaños 17 me dije que tenia que probar esa rica pija para sentirme una mujer por primera vez

Hola me llamo Claudia, tengo 26 años, de cara bonita y cuerpo de infarto como dicen mis amigas tengo un par de pechos grandes y turgentes y unas caderas anchas y un trasero respingón y muy paradito, esto siempre me trajo problemas en el colegio ya que desde los 15 años comencé a desarrollar mas que todas mis amigas y ahora les contare la fabulosa vida amorosa que he vivido y sigo viviendo.

Una obsesión desde pequeña que es bastante desagradable pero placentera

Es el primer relato que cuento en esta página y la verdad estoy un poco nerviosa. Pero me escondo bajo el nick para que nadie me reconozca y creo que puedo confiar con vosotros mi secreto. Resulta que cuando era más joven,aquel día estaba en casa de un amigo. Hablando con él me confesó que había comprado una peli porno pirata. Yo le insití en que la pusiera, porque me daba curiosidad. Vi a dos personas teniendo sexo en la pantalla. Entonces mi amigo se la sacó, y a mí me entró un montón de morbo. Sentí como el olor de sus pares íntimas me atraía un montón. Así que sentí deseos dea cercarme a él… y tocarle. Pero no lo hice. Era un amigo de toda la vida y me daba cosa que luego pudiera hablar mal de mí, que si era una guarrilla y esas cosas.

El amor de un padre por una hija no conoce limites

La habitación estaba pintado de rojo, en la pared del altar había un pentagrama invertido. Sonaba música de Gorgoroth. Sobre el altar había dos pergaminos, uno con las peticiones, a la izquierda, y otro con las maldiciones a la derecha, una vela blanca a la izquierda y otra negra a la derecha, una campana y un cáliz mediado de absenta. Olía a incienso y en la pared había cuadros oscuros.

Nunca me imaginé ir a una playa nudista, mucho menos pensé que haría algo como chuparle la polla a un maduro mientras mi marido duerme a mi lado

Mi nombre es Karen, tengo 22 años, vivo con mi marido, tengo 1 año de casada, tal vez se pregunten porque me casé tan chica, nos enamorados bastante y pasó, pero creo es lo que menos importa.Soy de México, Guadalajara, mido 1.60, mi piel es clara, dicen que tengo unos ojos muy lindos, soy de pelo negro hasta la mitad de mi eapalda, me gusta ir al gym de vez en cuando, así que tengo buen cuerpo, aparte creo es por genética, tengo mis bubis crecidas, ni muy grandes ni tampoco tan normales, cintura delgada y tengo una colita muy bien formada, paradita y redondita, lo que hace que todo hombre voltié a verme mis nalgas.

Debería aprender a decir que no más seguido

Tengo un hermano que me lleva más de 20 años de edad, así que me hizo tia, bastante pequeña, yo era de 6 años cuando nació la primera de mis sobrinas, extrañamente o no, ella se parece mucho a mi, y muy a pesar de que era su tia, jamas, me sentí asi, no es que las viera como hermanitas, pero si fuimos muy amigas, sus padres se las llevaron a vivir lejos, pero de igual manera las veia seguido y seguíamos llevándonos muy bien.

Teniendo mi primera vez con una transexual

Siempre me habia atraido la idea de montarmelo con una transexual, no se, desde mi rol de hetero me veia dando caña, pero con el paso del tiempo lo de dar caña pasó a ser dandome caña, aunqueee esa sera otra historia…

Por dejar insatisfecha a mi mujer, se folla a un negro

Ana y yo no tenemos muchas oportunidades de estar solos, los hijos, ya adolescentes, más los compromisos familiares y en especial el trabajo hace que sean pocos los días en los que gocemos de intimidad, por suerte estas raras ocasiones las aprovechamos a fondo, es cuando revivimos la pasión, Ana es muy sensual y como a mi le encanta el sexo pero algunas veces estamos más de dos semanas sin hacerlo por lo que os he comentado antes.

Me excita humillar a mi esposo y destruirle el culo

El fin de semana transcurrió en plan bastante tranquilo para ser muy honesta. La realidad es que despues de vaciar las pelotas de David, la dinámica tiende a ir un tanto mas relajada. Los hombres pierden un poco el foco de atención una vez que han tenido su descarga. Aún así como esto es un modo de vida y no un juego de roles, pues él sabe que debe comerme el coño mínimo tres veces al día. Su entusiasmo o no entusiasmo al hacerlo me da igual, requiero tener orgasmos multiples, si su verga se emociona o no, la verdad me es indiferente. Evidentemente en la medida que pase el tiempo en la jaula, la desesperación viene solita, yo solo tengo que darle pequeños empujones.

Me cogí a mi amiga y me encanto

Sonia y Tati, nuestras protagonistas, estaban emparejadas y vivían juntas desde largo tiempo atrás. Desde poco tiempo después, que la segunda entrara a trabajar en el call-center de aquella conocida compañía de telecomunicaciones. Un trabajo de mierda pero para Tati no estaba mal. De hecho y a sus veintiún años, conocía y había conocido muchos otros con peores condiciones laborales sin duda. Con su horario ya prefijado de antemano y sin muchas sorpresas al respecto, al menos allí le pagaban cada inicio de mes y tenía para el alquiler y sus caprichos. Pensándolo bien, ¿qué más podía pedir?

Mi madre sin voltear se quedó callada. Admiraba su hermosa cintura y el bulto de sus pompis sobre la falda, todo empezó con una inyección

Soy de un lugar donde la gente es muy conservadora y poco maliciosa, por lo general casi todos los vecinos nos conocemos y, por tanto, los lazos familiares siempre son fuertes. Yo vivo solo con mi madre, Lulita como la llaman sus amigas. Es una mujer que admiro, respeto y quiero mucho. Desde que yo tenía 8 años se hace cargo de mí, ya que mi padre falleció en un accidente de trabajo y con poco dinero del seguro y una propiedad rural, mi madre invirtió en una refaccionaria.

Me Gusta Tu Novio mi hermanastra Mónica nos llevamos apenas tres años

Con mi hermanastra Mónica nos llevamos apenas tres años, yo tengo 28 y ella 25 recién hechos. Muchos fines de semana los pasamos en una casa en la sierra a la que se acerca nuestra madre, separada, el domingo. No queda lejos de la ciudad y eso nos permitía, ya de pequeños, escapadas a ella sin el estricto control de los padres. Hacía unos meses que Mónica se veía con Kazuki, un estudiante japonés algo menor que ella, un cielo de chico. El pelo lacio y negrísimo, apenas sin vello, con una piel clara y tersa como un niño y una carita arrebatadora, casi de niña. Por supuesto, Mónica sabía que mis miradas a su noviete no eran casuales, años atrás había descubierto mi secreto cuando me pilló follando con uno de nuestros primos. Sin embargo optó por ayudarme en todo y, a veces, incluso salíamos de ligue juntos aunque, algunas veces volvíamos los dos juntitos.

Tuve sexo con la amiga de una compañera de trabajo, ella es una MILF increíble y sabia a la perfección cumplir todos mis deseos sexuales

Como ya os conté en un relato anterior, El Vestido Rojo, soy un chico normal que le gusta cuidarse, con ojos verdes y castaño un chico normal. Mi profesión soy mecánico y soy el encargado de hablar con los clientes, digamos que soy el encargado de mi sección. Lo que hace que mi forma de ser sea amable y simpática y tenga mucha empatía con la gente.

Madura con ganas de sacar su lado salvaje

Soy mujer de mediana edad, con sobrepeso. Eso dice mi carnet de salud, la realidad es que dentro de mí hay una mujer que tiene mucho amor que dar, hay una llama que no se extingue, la pasión arrolladora de la madurez quiere experimentar nuevos caminos. Y los estoy explorando. Por primera vez siento que debo liberar mi femineidad, no reprimir el deseo.

Hicimos una apuesta, esta fue la mejor de mi vida porque no teníamos limites, es la mejor relación que he tenido en mi vida, todo lleno de sexo y diversión

Me despierto entre tus brazos, por lo visto hemos dormido bastante y ya algunos finos rayos del sol se cuelan por la ventana. Cuando detallo un poco más puedo sentir la monumental erección mañanera que queda encajada perfectamente entre mis nalgas y tu mano posicionada más abajo de mi tripita, precisamente sujetando firmemente mi rajita. Intento zafarme pero me tienes bien sujeta y el contacto de tu mano con mi coñito y de tu polla entre mis nalgas no ha hecho más que despertar mi deseo al máximo. El sueño aun te gobierna. No eres dueño de tus actos. Te cuesta mucho trabajo abrir los ojos y mover los músculos. Sientes el perfume de mi cabello y la tibieza de mi cuerpo y solo deseas no separarte de mí. Me das suaves besos en mis hombros mientras vas reaccionando un poco más de tu letargo. Te pegas un poco más a mi “buenos días travieso…”