coges mejor que mi marido

Amigas terminan llenas de semen por obligación

Irene (23) y Ana (24) son amigas desde la adolescencia. Se conocieron por casualidad ya que ambas veraneaban en la misma urbanización, en la costa. De pequeñas incluso sus padres cuadraban sus vacaciones para que las chicas pudieran verse. Ya de mayores, en verano, suelen pedir a sus padres las llaves de alguna de las casas para poder ir a la playa con amigos/parejas etc…

follando a mi entrenadora de gimnasia

fue una tarde en la escuela, yo tenia 16 años y vivia en españa, y tenia una entrenadora de gimnasia, que por cierto estaba muy buena, pero en fin, sigamos, ella era una diosa latina ojitos pardos, buenas tetas y un buen anazo, cada clase que teníamos yo me excitaba, me iba al baño y m la corria, hasta que una dia la profe me dijo estas hecho un papasito, yo me sorprendi, y sin pensar mucho le dije: profesora usted es muy bella y atractiva, y cada clase me pone a full, a lo que ella respondio: ¿que te parece si a la salida vamos a mi depa, sin dudar le dije que si.

Sexo con Julia, una exalumna que encontré en un centro comercial y que sin dudarlo mucho acabo lamiéndome la verga en un motel

Encontré con Julia, una pelirroja ex alumna mía. Fue ella quien me vio primero, llamándome Profesor. En realidad no le había dado clase, pero la ayudé algunas veces en el trabajo de fin de estudios. Aún en la calle me habló de la universidad que le había tocado, le pregunté por su vida en general y por si tenía algún trabajo de verano. Me comentó que todo le iba muy bien y entre risas me comentó que con el dinero de sus papás prefería tomarse el verano para relajarse y disfrutar. Le dije que mi verano estaba siendo parecido, pero sin tanto dinero para gastar y los dos volvimos a reír. Finalmente nos dimos cuenta de que los dos habíamos ido a la tienda que teníamos enfrente con el mismo objetivo, así que mientras seguíamos hablando entramos y empezamos a mirar la zona más veraniega. Ya tenían artículos para el otoño e incluso invernales pero, por suerte, aún tenían una gran variedad en bañadores, tanto para hombres como mujeres. A pesar de la gran variedad solo encontré uno que realmente me gustase así que después de buscar mi talla me acerqué hacia Julia, que ya había escogido cuatro o cinco bikinis para probarse.

Un amigo le pide a mi mujer que haga de modelo, tenia que hacer una sesión de fotos con un mulato y eso no termino como se lo esperaba

Recibí la llamada de mi amigo Andrés. Era un gran amigo de la carrera, de hecho el único amigo con el que tengo una buena amistad. Solemos quedar mucho a cenar e incluso en irnos de vacaciones. Lleva muchos años saliendo con Silvia que está muy bien colocada en una consultoría y viaja mucho. Me llamó por si podíamos quedar a cenar en su casa que nos tenía que pedir un favor.

Sexo en Mexico Lindo con una jovencita preciosa que limpiaba el hotel

Este relato que os narró a continuación sucedió en México, hará ya unos años, estaba de vacaciones allí, y pronto fijé los ojos en una joven, trabajaba de limpiadora en el hotel, junto con la madre, vivían cerca de allí. Ella medía sobre 1,65, ojos marrones, pelo castaño, de piel clara, senos grandes, peso medio, y un culito pequeño y prieto. Se llamaba Julieta, decía que tenía diecinueve años. Solía hablar todos los días un poco con ella y con su madre Paulina, eran bastante amables, incluso un par de veces fui a su casa.

Desde que tengo 18 no puedo parar de follar. Me volví muy puta y atrevida

Hola me llamo Elizabeth tengo 19 años me describo un poco mido 1.60 piel clara, hojos aceitunados grandes, pelo negro largo hasta mis caderas, nalgas redonditas y duras, piernas bien moldeadas y gruesas, y mi perdición mis pechos talla 38 ccc, que con sólo un roce se ponen duros y desafiantes, en la calle causo admiración tanto de hombres como de mujeres, todo comienza desde donde me acuerdo iba en cuarto de primaria y mis chiches eran mas grandes que de las de sexto, a más de un maestro los cache viendomelas y como no usaba bajo la blusa blanca se notaban claramente mis pesonsitos, un día no terminé un trabajo y mi maestro un hombre de 45 años me dice que tengo que terminar porque era importante para mi calificación final y que el me ayudaba si me esperaba un poco después de la salida y cómo mis papás llegaban muy tarde yo dije que si, cuando todos salieron yo fui al baño para hacer tiempo, regresé al salón y encontré al maestro recogiendo sus cosas y me dice creí que ya te avías ido, me acerqué y le pregunté si ya comenzábamos a hacer el trabajo y me contesta, quieres qué lo hagamos o me dejas tocar tus chiches y te pongo 9 y yo le digo quiero el 9, se acerca y comienza a tocarme sobre la ropa, yo sentí muy rico y mis chiches se pusieron bien duras y de puchita me comenzó a salir juguito que sentí cómo resbalaba mojando mi pantaleta, yo comense a agitarme sin saber que hacer, mi maestro comenzó a quitarme la blusa y al ver mis chiches comenzó a chupar mis pezones con muchas ganas yo lo tomaba de la cabeza atrayéndolo más para que no dejara de chuparme y aveces morderme mis chiches, mis jugos ya resbalaban sobre mis piernas, él pasaba de una a la otra volviéndome loca, de placer, en un movimiento de mi mano pase sobre su verga y al sentirla la agarre con mi manita, la tenia bien dura y caliente, él se la sacó y me dice así agarramela lo hice y eso me provocó otro orgasmo, y le digo entre jadeos maestro que dura esta porque se pone así, y me dice porque me pusiste bien caliente con tus chichotas, y le digo qué hago para que no esté así, me dice ayudame moviendo tu mano de arriba y a bajo hasta que salga mi leche caliente, yo obediente comense el sube y baja sintiendo ese pedazo de carne dura en mi mano, él siguió chupandome y tube más orgasmos pero sentía mi puchita latiendo con vida propia como pidiendo algo y le digo oiga maestro y si mejor me sobo mi cosita con su pedazo porque siento raro y ya me salió mucha agüita babosa pero me hace falta algo qué no se que es, él me sienta sobre el escritorio me quita mi pantaleta bien mojada y me abre las piernas y comienza a pasar su lengua picando con la punta dentro de mi haciendo qué me ponga chinita de placer eso hace que tanga otro orgasmo en su boca el cuál el se bebe cómo becerro, me estoy recuperando cuando veo que toma su carne dura y la comienza a pasar de arriba a bajo y picando levemente en el centro, yo loca le digo metala un poquito porque es adentro donde siento que me ayudará con lo siento, él comienza a empujar poco a poco sintiendo como me ba abriendo por primera vez mi puchita y yo desesperada lo abrazo con mis piernas y me empujo para adelante haciendo que seme vaya toda hasta dentro, no sentí dolor sólo un goce exquisito delicioso que no quería que terminara el comenzó a meter y sacar su carne dentro de mi hasta que me dijo, bajate y lo metes en tu boca, así lo hice y me hecho mucha leche de hombre en mi boca, cara, pelo y cuello, yo asustada le pregunté qué es eso y me dice tú premio por ser tan caliente, fui al baño a lavarme y a acomodarme la ropa, al salir me acompaño cerca de mi casa y me dice tienes 10, nos vemos mañana llegue a mi casa y me metí a bañar sentía las piernas pegajosas después me quedé dormida no me di cuenta cuando llegaron mis padres hasta el otro día que fueron a despedirse me dice mamá te dejo el desayuno listo nos vemos por la noche, yo me sentía adolorida pero con una alegría de loca, con ese maestro tube sexo casi diario me hice adicta a sus chupadas de chiches y que me metiera su carne (después me dijo se llama verga) comenze a tomar forma de mujer con formas mas gruesas mis nalgas se pusieron redondas y mis piernas un encanto para los hombres que me las veían en sexto ya usaba mis faldas muy cortas y siempre cruzaba las piernas para que todos las vieran los chicos me asediaban pero en casa tenía prohibido tener novio así que nunca me vieron con ninguno pero siempre tenía quien me chupara las chiches fueron varios a los que invitaba a mi casa a ver la televisión con la condición que no le dijeran a nadie, todos cumplieron siempre los dejaba en la sala mientras me quitaba el uniforme y me ponía una faldita súper corta y un top que no alcanzaba a cubrir mis chiches ya tenia talla 36 cuando volvía a su lado se me iban encima agarrandome todo lo que podían pero siempre directo a mis chiches y con eso me volvían loca esta vez me tiro al piso me levanto el top me agarro ambas chiches sus manos no alcanzaban a cubrirlas y comenzó a pasar de una a la otra poniéndome a mil yo abrí mis piernas buscando su verga le desabroché el pantalón y se lo baje con todo y truza y salió una vergota muy grande la más grande que aya visto hasta él momento me recosté y abrí mis piernas él las puso en sus hombros y me la metió toda hasta el fondo yo grité más de placer que de dolor me hacía ver estrellitas con las piernas en todo lo alto se agachó para mamarme las chiches que delicia me llevo de un orgasmo a otro y yo feliz quería más y más después de unos minutos me pidió que me pusiera parada apoyada en el respaldo del sillón, así lo hice se puso atras mío y me dice qué hermosas nalgotas tienes Elizabet ya te han cogido por el culo? Y le contesto también se puede por ahí, claro y es muy placentero cuando se amolda a la verga quieres intentarlo? le dije claro me gusta qué me cogan y si eso da placer enséñame a usar mi culito, tienes aceite o crema porque la primera vez cuesta algo de trabajo, claro voy por ella me fui al cuarto de mamá a buscar la crema y me encontré con un gel lubricante y me imagine lo que haría mamá con el, en cuanto llegue me dice de donde lo sacaste si es especial para eso, no preguntes sólo úsalo en mi, tomo un poco en sus dedos y comenzó a untarme en mí culito aún virgen su dedo recorría al rededor de mi oyito y lo metia levemente cada vez más dentro luego sentí que ya eran dos yo sentía riquísimo se acomodó y comenzó a chuparme la chiche que tenia cerca, yo tomé su verga y la comense a mover de arriba a bajo cómo me enseñó mi maestro, y me dice voltéate y para esas nalgotas, lo hice el se acomodo y apuntó esa vergota en la entrada de mi culito comenzó a empujar y clarito sentí como se me iba abriendo sentí dolor y le pedí me la sacara pero pasó sus brazos bajo los míos para agarrarme las chiches y me perdí, me las apretaba muy rico que hizo me pusiera muy caliente y yo solita empuje mis nalgas haciendo que se me fuera solita hasta dentro y comense con un movimiento de nalgas metiendo y sacando esa vergota en mi culo qué placer tan grande sentí cuando se vino dentro dejándome llena toda por dentro, cuando la sacó sentí mi culo bien abierto del cual comenzó a salir su lechita yo deje que escurriera esa sensación me encanta, él se vistió me dió un beso muy grande diciéndome eres fenomenal Elizabeth cuando nos vemos, le digo cuándo quieras se fue pero cogimos por lo menos 2 veces por semana hasta que se dio cuenta que cuando no lo veía cogia con otro, en la escuela secundaría era famosa por mis grandes chiches y mi forma de vestir siempre muy provocativa por lo regulas siempre sin ropa interior sentía que me estorbaba, para ir a la escuela me transportaba en camión por lo regular siempre encontraba asiento pero una ocasión se demoró uno y cuando lo abordé venía casi lleno subí y comencé a abrirme paso entre la gente y al ir rosando mis chiches y mis nalgas con los pasajeros me fui exitando tanto que comense a sentí mojada mi puchita llegue hasta dónde encontré un huequito y ahí me paré tomada del pasamanos superior una de mis chiches sobresalia demasiado y un señor que iva sentado al verla acercó su cabeza para tallarla en mi chiche yo ya iba sudando de la entrepierna en eso sentí que otra persona se paraba atrás de mi y cómo iba un poco estirada mis caderas se levantaban más yo con mi faldita casi enseñando el culo pues no llevo pantaleta, él tipo de atras puso su verga entre mis nalgas y sentí cómo se le iba poniendo cada vez más dura, yo me agaché como para ver donde íbamos pero quería sentir mas esa verga que ya me tenia ardiendo y al hacerlo puse mis chiches completamente en la cara del que iba sentado eso me volvió loca pues apreté las nalgas atrapando esa verga desconocida él hombre bajo la mano para agarrarme y se dio cuenta que estaba desnuda por dentro, como pudo se la sacó y comenzó a tratar de metérmela volví a hacer la misma maniobra agachándome para restregar mis chiches en el otro hombre y al hacerlo me la metió en el culo yo me mordí los labios para no gritar de placer, él se movió muy lento saboreando la cogida que me estaba dando, casi llegaba a mi destino así que con unos movimientos leves y unos apretones de verga con mis nalgotas lo hice terminar sentí cómo que se caia por la deslechada que le di, yo apreté mi culo para que no saliera nada y baje del camión muy contenta era el primero del día, llegue a la escuela sentía escurrir el cemen desde mis nalgas hasta mis piez cuidando que no me vieran, fui al baño y al sentarme salió un escandaloso pedo acompañado de un mar de lechita de hombre, salí después de asearme lo mejor que pude y al hacerlo me topé con él conserje que iba a hacer la limpieza y me dice, se siente bien señorita oí un sonido muy fuerte y se nota algo demacrada si quiere la llevo a la enfermería y le aviso a su profesor en turno, la verdad despus de la cogida creo me veía mal me hacia falta descansar un poquito así que le dije, si por favor avise que me siento un poquito mal y regrese, y me dice si señorita sólo saco las cosas de los baños y voy en seguida, al irse recordé que no le jale al baño donde deje todo el cemen que me acababan de hechar en mi culo no le di importancia y me senté en una banca el conserje salió de los baños mandándome una sonrisita como de complicidad y se fue a mi salón a dar aviso, cuando regreso me dice la llevo a la enfermería o quiere solo descansar un poco, yo le digo mejor a descansar un poquito pero a donde, en la bodega ahí tengo una camita que le servirá muy bien andele vamos y se pone a caminar detrás de mi claro viéndome las nalgas y yo quitada de la pena camine moviendo las caderas un poco exagerada al llegar abre la puerta y me pasa al interior haciendo varias cosas a un lado para que yo no me lastimara la verdad lo tiene muy limpio al fondo se ve una camita muy bien arreglada y limpia me dice recuéstese un ratito yo voy a hacer unas cosas y regreso por usted para su segunda clase le párese, le digo muy bien sólo un ratito he, él salió y yo me recosté sólo me safe dos botones de la blusa por el calor ya hacia no se cuanto tiempo pasó cuándo una boca atrapó uno de mis pezones dandole una chupada muy rica yo me hice la dormida quería sentir esa chupada y otras más porqué me encanta, mis pezones se pusieron como piedras mis chiches tan duras que me dolían él conserje estiró su mano y comenzó a acariciar mis piernas fue subiendo la mano hasta mi puchita casi sin vellos yo abrí las piernas para dejarlo hacer, no tardó en meterme un dedo yo solo lo agarre del pelo para que me siguiera chupando y lo hizo con más ganas me mordía y chupaba a la vez yo ya fuera de mi le dije cogeme, cogeme por favor lo necesito más rápido que pudo se quito los pantalones se me subió y comenzó a cogerme con muchas ganas sentía su verga bien dura entrando y saliendo muy rápido yo me vine de sólo sentir sus ganas de cogerme y me dice, volteate por favor que quiero llenarte ese culo tan sabroso que tienes por segunda vez porqué creo te encanta por ahí porque dejaste la taza del baño toda salpicada por eso oi cuando lo estabas hechando, yo me sonreí y le digo, hágame lo que quiera estoy muy caliente, me volteo y levanto las nalgotas el se sube a la cama y se monta metiendo toda la verga hasta el fondo y comienza un metisaca brutal yo sólo decia así cariño así cogeme fuerte más,más,más, con la verga en mi culo me sacó una serie de orgazmos que me gustó tanto que todos los días faltaba a una clase para irme a la bodega a que me cogiera el conserje y apenas iba a cumplir mis 18 años.

Fabiola se dejaba tocar voluntaria e involuntariamente, le rocé sus tetas, le daba vueltas y le tocaba las nalgas

Hola soy un mexicano promedio, tengo 30 años y pasión por las mujeres maduras. Les voy a platicar lo que me sucedió en estas últimas fiestas decembrinas, resulta que fui invitado a una comida de fin de año de un despacho en el que hace algunos años trabajé. Cuando llegué al lugar me puse al corriente con mis antiguos colegas, comencé a beber vodka y todo estaba muy animado, me puse a bailar con ex compañeras de oficina, cuestión que sumada con el alcohol dio como resultado que me les pegara más de lo debido o intentaba pasar las manos más allá de lo normal.

Me llamarón para ayudar a una profesora sustituta y termino follando

Voy a contar la historia que me sucedió el pasado trimestre, mi profesora Doña Herminia una señora de 58 años se puso enferma y tuvo que ser sustituida, llamada Cristina de 28 años. A la profesora sustituta se le hizo difícil hacerse con la clase, imagínese una clase llena de tíos de 18 años y encima la profesora, Cristina, estaba buenísima, siempre llevaba faldas cortas y ropa ceñida a su cuerpo delgado que acentuaban sus pechos y su trasero. Muchas veces la gente de la clase no la tomaba en serio pero contaba con el apoyo de Don Beltrán, el director que nos tenía a toda la clase más derechos que una vela.

Mi marido invita a un amigo para hacer un trio y cumplir mi fantasía

Quiero contaros el ultimo trió que hemos realizado con un amigo, un amigo que tengo desde hace treintaintantos años, desde la EGB, como sabéis Eva es una mujer muy liberal y caliente y ya hemos tenido alguna experiencia pues bien desde hace tiempo venia comentando y fantaseando con Miguel que es como se llama y se ponía muy caliente el coño le chorrea y se pone a follar como loca y encima relata como se lo esta montando lo cual me pone muy caliente y me hace correr como loco y eso dio pie a una nueva experiencia.

Así es como la pasamos tan bien, el rompiéndome el culito y metiéndomela hasta el fondo sin parar. Presiona sus huevos contra mi piel y clava sus dedos en la piel de mis hombros

Nos acercamos pausadamente a la tranquila cafetería, en estos días, abarrotada por turistas y veraneantes. Pedimos las bebidas y nos sentamos en la terraza para disfrutar de la tarde y hablar de cosas cotidianas. Tras unas horitas disfrutando de la tarde, nos vamos para casa. Te encanta ver como camino. Te gusta ir un par de pasos por detrás, para poder disfrutar del movimiento de mis piernas y del contoneo de mi culito bajo la sutil faldita de franela. En la oscuridad del paseo, te pegas a mí, me tomas por la cintura sujetándote firmemente. Tus dedos recorren mi tripita, lo que al principio me causa algo de cosquillas y luego esas cosquillas se convierten en ganas de sentirte aún más. Caminamos pegaditos, me encanta hacerlo, sentirme rodeada y protegida por ti. Tu mano baja primero sutilmente hacia mi culito, hasta que poco a poco colocas tu mano allí. Sintiendo cada movimiento de mí caminar, mi brazo también te rodea, caminando sin prisas, solo disfrutando del momento, de nosotros, uno que otro besito acompaña el paseo nos asomamos a algunas tiendas y trato de convencerte que en los próximos días me compres una camisa que me ha encantado. El paseo se nos pasa volando, al igual que la tarde. Espanta ver como vuela el tiempo cuando estas disfrutando. Cuando llegamos a casa, el cansancio acumulado del día nos sacude como un mazo y solo tienes una idea en mente. Una ducha calentita para quitarnos el salitre, una tranquila cenita y algún capítulo de alguna serie para relajarnos en el sofá.

Tomy, mi nuevo y excitante vecino

Después del fin de semana tan activo sexualmente que me había pegado con Toni, tocaba volver a la rutina de la semana; las clases, estudiar, deberes. Por fin llegaba el martes para ir a entrenar a baloncesto y desconectar un poco.

El paseo misterioso que termina con una agradable sorpresa

Abrí la puerta y estaban Eduardo y Daniel parados uno al lado de otro, los besos con Sofi no se detuvieron por sus presencias, al contrario, tomó mis senos con más fuerza y los apretó, mientras los chicos entraban y cerraban la puerta a su espalda, Eduardo se colocó detrás de mi y posó sus manos en mis caderas, Dani hizo lo mismo con Sofi, Edu iba bajando mi ropa interior muy lentamente mientras besaba mi espalda y se deshacía de su pantalón y su bóxer, me separó de Sofi para quitarme la parte de arriba de mi traje de baño, en la oscuridad no podía ver que hacía Danicon Sofi, comencé a besar a Edu, me arrodilley comencé a pasar la lengua desde arriba hasta abajo en su miembro poco a poco, luego metí su glandes en mi boca, de fondo se comenzaron a escuchar los gemidos de Sofi, la mano de Eduardo sujetó mi cabello y comenzó a hacer la penetración más profunda, follaba mi boca con desesperación, su miembro era tan grande que me provocaba arcadas, me puse de pie, puse mis brazos en el lavado y me incliné, él supo lo que quería, sujetó y cabello y tiró de mi cabeza para atrás, mientras besaba mi oído y el cuello con su miembro entre mis nalgas, senti su mano buscando mi vagina, al tocarla mis jugos quedaron en sus manos, se los levó a la boca, los pasó nuevamente por mi vagina y los introdujo en mi boca, mientras yo los la mía con desesperación, guió su erección a la entrada de mi vagina y me penetró con rudeza, iba cada vez en aumento la velocidad de sus penetraciones, sólo se escuchaban los gemidos de Sofi, los míos y las respiraciones aceleradas de los chicos, Me separé de Edu y caminé hasta Sofi para besarla, le di la vuelta y se la ofrecí a Edu, que sin esperar, la tomó por las caderas y la penetró, Dani, me besó, me puso de espaldas y comenzó a penetrarme, tomándome por las caderas y entrelazando sus manos en mi vientre para hacer más profundas las penetraciones, mi cara quedó frente a la de Sofi, y