amores prohibidos porno

el culito de mi prima

siempre nos hemos gustado yo y mi prima yo tengo 16 y ella 18 ella tiene su casa y yo la mía un día su familia de su papá tubo un problema y ella se quedó sola y sus papas me dijeron q sí me quería quedará dormir con ella yo acepte y nos quedábamos solos en su casa dormíamos en la misma cama un día estábamos viendo una porno muy buena y arrimo su mano y me agarró el pene yo me deje ella se durmió en ropa interior una tantito y un brasier q hacia que se le marcara su pesos ella es hermosa tiene cuerpo de ángel y la admira por horas al siguiente yo me levanté primero prepare el desayuno y ella entró a la cocina y está con su ropa interior hay se me paro enseguida desayunos y en la noche se durmió y con la misma ropa interior del día pasado como dormímos juntos le empecé a tocar su lindo cuyo sintiéndose todo luego le quite su brasier y melolleve a la boca le bajé su tangita hasta la rodillas yle empecé a tocar su hermosa panocha en ese momento estaba a mil le metí la mano en su pucha y pude escuchar un suspiro saqué la mano y me dormí al otro día igual prepare desayuno y ella fue a la cocina desnuda a mi se me paro enseguida y le dije q haces y me dijo encerio crescendo q estaba dormida aller y con una voz sex me dijo me voy a bañar vienes yo sin dudarlo fui y nos bañamos juntos en el baño nos besamos le agarré la nalga y la senté le empecé a chupar su pucha ella gemia mm sisi nos salimos de baño y en la cama me acosté y de un sentón la penetre toda sentí.como.se le rompía su imen se movía como profesional mmmm en ese momento sentí q ya me venía y le dije y ella contesto sí haslo sentó d mi todas la noche repetimos hasta q llegaron papas pero después no las arreglamos para seguirviendonos y como les dijo tiene cuerpo hermoso tetas duras ricas.pucha linda cuyo parado y siempre se lo chupo con todo mis ganas

Mi tío se corre en mi mujer

Estábamos disfrutando de nuestras vacaciones. Yo me encontraba echado en una hamaca con mi esposa al lado tomando el sol en bikini. Cogí mi móvil y vi una notificación nueva en mi correo electrónico. La abrí y era un email de J. Observé a mi mujer que tenía los ojos cerrados.

Ellos fueron los responsables de hacerme bi, fueron quienes me convirtieron en bisexual y me encantan estas nuevas experiencias

La verdad es que lo que me ocurrió es alucinante: \Un día apareció un mensaje en mi buzón que decía: Y que tal una pareja para ti?, me reí pero por curiosidad empecé a hablar con ellos. La verdad es que jamás me había imaginado teniendo sexo a la vez con un chico y una chica pero era curiosa la proposición, y hablando hablando fuimos intimando. Ellos me contaban como eran, lo que les gustaba, cuales eran nuestras fantasías… etc. A mi me sorprendía como hablaba con ellos y sentía un cosquilleo cuando hablábamos de sexo y les contaba que me hacia vibrar el imaginarme a los tres juntos haciéndolo.. Teniendo sexo con unos desconocidos y ofrecerme a ellos y ellos para mi… Un día decidimos quedar los tres para conocernos, y aunque nos habíamos visto en fotos; tomar una cerveza y ver si nos gustábamos en persona y hablar cara a cara. Quedamos en un parque yo llegue antes que ellos( la verdad es que estábamos mejor en persona) nos dimos dos besos y nos sentamos en un banco del parque lejos de miradas y pude comprobar que eran gente normal, sin malos rollos ni cosas raras y que al igual que yo solo querían pasar un rato agradable, discretamente y sin ningún compromiso, Nos sentamos yo, al lado de ella y después, el, nos reíamos y decíamos que estábamos locos que vaya lo atrevidos que éramos etc. y me preguntaron que si verdaderamente quería seguir adelante… -estoy aquí, ,, , ¿no? -les dije y nos echamos a reír. Bueno entonces vamos a saludarnos… dijo el -, se acerco a ella y le dio un beso en la boca y me pregunto si quería que me saludara igual.. a lo que dije que si… cuando sus labios tocaron los míos y abrí la boca nuestras lenguas jugaron dulcemente unos segundos nos separamos y ella dijo que si me saludaba.. Me puse nerviosa, ,, acerco su boca a la mía.. Yo alucine mientras nuestras bocas se unían su lengua jugaba con la mía… . le di un morreo súper largo me sorprendí pensando mmmmmm… estaba turbada pero quería mas.. Mi primer beso a una chica… note como vibraba de pasión, como mi ser se estremecía, simplemente el besarnos los tres y ya estaba encendida y excitada. Me invitaron a su casa pues Vivian cerca, al llegar nos sentamos en un sillón las dos mientras el nos traía los cubatas mientras bebíamos el le dijo a ella, bésala, es tuya y nosotros de ella Nos empezamos a morrear las dos jugando con nuestras bocas y lenguas abrazándonos sintiendo nuestros pechos tocarse… el, se puso al lado de ella diciendo -jo… que yo también quiero.. -nos separamos un poco y el puso su lengua entre las nuestras y sus manos en mis muslos y en los de ella Mientras nos besábamos los tres, yo decidí ir mas allá y comencé a tocar las tetas de ella, tenia una piel suave y unos pezones que me estaban haciendo mojarme en mi interior… mientras el subió las manos y acariciaba mis tetas por debajo de mi sostén( Debía de notar lo duros que estaban mis pezones de lo caliente que me tenían) y de pasada acariciaba mi coño por encima del pantalón, ya estaba súper caliente era genial ella metió sus manos por debajo de mi camiseta y el se puso detrás mía me giro la cabeza y metí mi lengua en su boca mientras el me levanto la camiseta y el sujetador ofreciéndole mis tetas a la mujer y de repente mientras me morreaba con el… ella puso su boca en mis pezones que ya estaban súper duros y de la impresión se me escapo un pequeño suspiro mmmmmmmm… te gusta eh…, me dijeron -siiiii, soy vuestra hacerme disfrutar, ,, les dije y metí mi mano dentro de el pantalón de el mientras ella chupaba mis pezones duros… note que tenia la polla dura y me gire y se la saque. Era gorda y hermosamente larga y me tire a chuparsela ella me bajaba el pantalón dejándome en bragas mientras el me follaba la boca -vamos, desnudaros y comérmela las dos -dijo el, ella estaba impresionante y el también y me decían lo tremendamente buena que estaba El acerco su mano y toco nuestros coños y dijo que era como le gustaban, bien calientes y mojados cuando metió un dedo dentro de mi coño y se lo dio a probar a ella y luego hizo lo mismo con ella y me lo dio a mi ;estaba riquísimo sus flujos. los míos… luego nos metimos el dedo ella y yo y se lo dimos a probar a el.. la di un beso en la boca y le dije hala… el sabor de la polla de tu marido, y nos reímos nos lanzamos las dos a comer su polla mientras nuestras lenguas se chocaban y nos besábamos con su polla entre nuestras bocas estaba disfrutando como nunca jamás -parad parad que me vais a hacer que me corra muy pronto -vamos quiero ver como os lo montáis las dos… y nos empezamos a besar su lengua y la mía entrelazándose en nuestras bocas tocándonos baje y le chupe sus bonitas tetas era increíble, yo comiéndole las tetas a una tía y estaba cachondisima, , ella suspiraba y baje a su coño le pasaba los dedos por sus labios mojados y jugaba con su puntito le metía mi dedo en su coño y ella gemía… mis manos estaban excitando a otra mujer… baje y le empecé a dar besitos en su coño… hasta que ella agarro mi cabeza y la apretó contra su coño mi lengua empezó a abrirse paso entre los labios de su coño y recogía todo el dulce flujo que salía de ellos le metía y sacaba mi lengua follándome su coño hasta que no pudo mas y se corrió en mi boca intente comerme todo lo que salía de allí me levante y me fui hasta la boca de su marido y me empecé a morrear con el mientras su polla tocaba mi coñito

Mi madre es una mujer que permite que la quieran

Hola mi nombre es Jose, tengo 20 años, vivo solo con mi madre ya que mi padre nos abandonó cuando nací ya que la familia de él no quería a mi madre y por ello le inventaron un amante y le dijeron a mi padre que yo no era hijo de él, pero no había cosa más falsa que eso. Ya que lamentablemente tengo varios rasgos de la familia de mi padre.

No tenía dinero para volver a casa por ese motivo es que me folle a varios hombres, para juntar algo de dinero. Termine con mi panocha muy adolorida

Ya era de noche, asi que no habia problema por como estaba vestida, nadie lo notaria. Tenia que reunir dinero para tomar algun bus que me llevara a casa, no queria cojer a nadie por hoy ya que los dos negros me dejaron adolorida en mi panocha, pero necesitaba el dinero asi que decidi cojer a un viejo que la tuviese pequeña y claro que tuviese dinero y pues que me diera algo. Vi a un señor con una estatura robusta  usaba un traje de oficinista, asi que lo segui y  en una esquina lo insinue. Entramos a los servicios higienicos y por suerte la señora de la entrada no nos dijo nada, ya dentro del baño él procedio a desabrocharse el pantalon – si bien la tenia pequeña lo compensaba de ancha, dios mio mi mano no la sujetaba completa. Me quite la falda y el solo se desabrocho el pantalon, me la metio  de un porron, me dijo que estaba apurado, asi que lo hizo toscamente, me sentia vacia por que solo me daba ese ardor delo que ancheaba mi panocha mas no me saciaba, le rogaba a que se venga rapido mientras chupaba y mordia mis tetas como si quisiera sacar leche de ellas y en eso se vino me dio el dinero y salio.

Luego de la sepultura de mi marido volví al cementerio a enterrar a mis abuelos, fue esa vez que conocía a un maduro que me llenaría de placer

La calamidad se había cernido sobre mi familia, hacía ya unos meses que había acudido a este cementerio de Terra Cabada, a darle sepultura a mi marido al cual Dios los guarde en su seno, pues el cabrón me puso cuantos cuernos quiso a mis espaldas; y hace una semana  quevolví para enterrar a mis abuelitos muertos en un accidente.

Mi primera vez fue en el vestuario

hola me llamo pedro i soi de españa soi modelo i juego en un equipo de futbol(malaga).soi alto de 1.80 mas o menos ojos azules rubio.i lo que queria contar es como fue mi primera vez,mi primera vez fue en el vestuario de mi equipo en la segunda parte me lesione me hize un pequeño esguinze en el tobillo i eso que me fui a duxar para ir al medico mientras mi equipo seguia jugando entonces escuche el gemido de la puerta abriendose i cerrandose.era la novia de mi mejor amigo Juan.yo tenia solo 15 años i ella unos 19 entonces yo estava ya desnudo i ella iva con unos shorts i una camiseta de tirantes i se le notavan los pezones i ella no me sacava ojo de mi manguera quedavan unos 25 minutos para que acabara el partido i normal por todo lo que estava viendo se me enpalmo i ella no lo desaprovecho me dijo ven quitame la ropa a mi al principio me dava verguenza pero lo hize le quite lentamente la camiseta i los shorts entonces yo estava sin nada i ella con unas braguitas rosas preciosas nos metimos en las duxas i ahi ella se agacho a la altura de mis rodillas i me la empezo a chupar yo estava super cachondo i ella chupandomela i entonces me dijo ven agarrame cojeme en brazos i metemela asta el fondo yo no tenia mucha practica pero hize lo ke pude estavamos mojados,cachondos i de todo entonces empezo a gemir ella i yo a la vez.me dijo me as echo muy feliz entonces entro todo el equipo i me pillo ai dandole por el culo me entro la verguenza i me cambie de equipo pero no de chica aora me la chupaa 2 o 3 veces al dia i me la follo siempre que quiero

Unas ansias incontrolables por algo desconocido

Ma chi è? altro uomo che impazzito per te…, la canción de thegiornalista sonaba en mi iphone en lo que mi tren se alejaba de Venezia. Mi vuelta a casa comenzaba un 13 de Septiembre, el verano llegaba a su fin y con el mi experiencia italiana tocaba fondo. Al ritmo de Thegiornalisti y Fabri Fibra iba dándole banda sonora a mis recuerdos de un verano cargado de emociones, amores y trabajo. En definitiva me despedía de una personalidad que había creado con la ruptura de mi antigua zona de confort, algo que mi cuerpo pedía a gritos desde que mi pasado se hubiese vuelto gris años atrás. En la vida pensé que dejaría de lado todo lo que más valoro para irme a trabajar a otro país, cuya lengua desconozco y mas aún su cultura. Cada vez que he hablado del futuro siempre me veía igual, con 22 años y carrera terminada, pareja estable, boda a los 25-27 años, dependiendo de cuando sacara la oposición, y niños como muy tarde a los 30. Desde luego paraba mas tiempo en soñar una vida, que en vivirla. El tren se acercaba a Bologna cuándo yo empezaba a despertar de mis cavilaciones del pasado, viajar para mi siempre fue algo estresante, quizás por mi alta necesidad de seguridad, constantemente tengo que mirar los horarios de los trenes, aviones, buses. El pensamiento de que algo malo puede pasar siempre me ronda por la cabeza, digamos que el por si acaso para mi es un, ya que va a pasar. Al bajar del tren ya notaba el ansia de Bologna Centrale, la ciudad en sí es tranquila y fría pero se contradice con su estación, desde fuera un lugar pequeño y tranquilo, de arquitectura clásica italiana de principios del siglo XX, sin ser ostentosa, te invita a entrar y continuar el viaje. Idea de la cual te desengañas en el momento que llegas, una estación caótica, de hall estrecho, con varias salidas a pasadizos que pueden llevarte a unas vías o a otra estación completamente distinta, en definitiva un guetto ruidoso en el clima callado de Bologna. Y allí me encontraba, en la última planta de la estación de Bologna Centrale buscando la forma de salir de aquel caótico lugar, con destino al aeropuerto para volver a un mundo que, nunca pensaba que conseguiría salir y que ahora no quería volver. Buscando entre la multitud personas que aparentemente puedan tener una misma historia, chicas que rompiendo su presente han descubierto que el futuro prediseñado que habían estructurado se había comenzado a destrozar, como aquel puente veneciano que Calatrava estructuró en una realidad personal en la que la naturaleza no formaba parte. Y es que ese era mi principal problema, la falta de la naturaleza en mis planes. La “navetta” llegaba al Aeroporto Marconi y pese que mi mente empezaba a buscar la puerta de facturación y de embarque, mi corazón enloquecía por la de salida. Cualquier detalle me servía para recordar momentos del verano, y el hecho de ver mi billete me hacia pensar en el instante de darle click al Vamos de Ryannair, que provocaba la compra y por lo tanto mi pasaporte hacia la realidad. Era la niña de Piter Pan que volvía de Nunca Jamas, o mejor dicho de donde Nunca Jamás debí partir. Nada mas entrar en el avión me entró el sueño, en Málaga con el traqueteo del aterrizaje, con pensamiento confuso desperté en aquel sillón de sky azul, fui estirándome lo poco que me dejaba el lugar esperando a que la puerta del avión abriera. Como si fuera un toro saliendo a la plaza la gente se encaminaba hacia la puerta , muchos para comenzar sus vacaciones, otros para volver de ellas y yo para poner fin a este paréntesis positivo en mi vida. Mi padre esperaba en la puerta de llegadas del aeropuerto, con cara feliz pero ansiosa, nunca habíamos estado separados tanto tiempo, y sus llamadas repetidas cada día lo delataban. Cada vez que viajé me reí de esas personas que corren al ver a la persona que los espera, pero esta vez de forma inconsciente necesité correr para fundirme en un abrazo con la persona que se había interesado por mi todo estos meses fuera de mi hogar. En el coche, camino de casa, esa imagen no se me iba de la cabeza, un padre necesitado abrazando a una hija que no quería regresar, o eso pensaba. Todo el trayecto pensando en no volver y ahora que he llegado me viene el sentimiento de que tenía que haber retornado antes. La necesidad de seguridad se volvía a apoderar de mi.Sin duda se avecinaba una semana de reencuentros, para mi el mas esperado era con mi hermano. Cuando el acabó su movilidad Erasmus yo comenzaba mi experiencia italiana, por tanto, no lo veía desde año y medio por lo menos. Antonio era de esas personas que enganchan solo con abrir la boca, que pueden conseguir todo lo que quieren de una forma que para los demás sería impensable. Lo echaba de menos constantemente, era mi doble en todo, era quien me acababa las frases, era quien con una sola mirada sabía lo que quería o necesitaba, concluyendo la persona que me hacía volar en tierra. Sentía su ausencia desde hacía un año, desde que se fue una parte de mi faltaba, me sentía vacía por dentro, un relleno que ni mi novio,ex, ni mi familia podía cubrir. Por el es que vine unos días antes de Italia, quería reunirnos a toda la familia el 16 de Septiembre en casa para contarnos algo, que viniendo de una persona tan informal y subjetiva, pedir un encuentro formal solo podía ser por una chica. Convencí a mi padre para que me dejara en Córdoba en vez de en el pueblo para al menos salir de fiesta y recordar mis rutinas de Mercado y Góngora, de ahí que Paola me estuviera esperando en la puerta de su casa, maquillada y todo, solo para soltar las maletas e ir corriendo al Mercado a beber hasta decir no de gins tonic, aunque con lo italianizada que volvía mi cuerpo necesitaba mas un spritz.Un abrazo como el de la terminal me despedía de mi padre, diciéndome adiós me dejaba en brazos de las palabras mal sonantes de mi amiga. Puta, guarra o hija puta es la forma de decirme corazón, mi vida o te quiero que tuvo siempre para mostrar sus sentimientos, Paola tan clara para unas cosas pero tan gris para otras, a día de hoy creo que no ha sido capaz de decirle te quiero a su madre, aunque conociéndola le dirá idiota en lugar de te echo de menos. La noche no merece ni comentarla, el cansancio y las ganas por volver a ver a Antonio me pedían sueño y que pasaran las horas. Así que tras ponerme al día con mi soez amiga, nos echamos a dormir tras el último cigarro de charla y confesiones, intenté resumir mi verano en breves palabras, lo que provocó que mas que un cigarro fuera un paquete. El desayuno fue rápido, Antonio llegaba a las 12, y desde las 8 ya miraba el reloj, casi rogando para que sus manijas elevaran el ritmo y que los minutos se convirtieran en segundos. Tras este momento de plegarias imposibles, salí sin decirle adiós a Pao, que estaba en una de sus interminables duchas. Sabía que Antonio llegaba sobre las 12 a la estación de trenes y que iría seguramente al punto de reunión de sus amigos, un bareto cutre del centro del cual mi hermano hablaba de el como si de una basílica se tratara. Mi plan sería presentarme directamente allí para verlo, y fundirme en un gran abrazo intentando imitar el que me daría mi padre ayer, el cual aun rondaba en mi cabeza. Me bajaba de la linea 7, los nervios del reencuentro se apoderaban de mi, un nervio que se convertía en ansia y que me hacia elevar el ritmo de mi caminar haciendo sonar mis discretos tacones de una forma peculiar, siempre he sido un desastre y ya era desde Italia que prorrogaba el cambiarle las tapas. La entrada en el bareto cutre de mi hermano y sus amigos me hizo sentirme como en una cámara de descompresión, que me hacía sentirme en otro ecosistema. Saludé a javi, jorge y al resto, antes de que me dijeran nada entre hasta el fondo con el ruido característico que hacían mis pies, buscando a mi hermano llegué hacia una ligera cuestecita que separaba el templo de mi hermano en dos. Un imán me paró en seco en aquella rampa, pensé en que la unión fraterna era tan fuerte como para girarme porque Antonio estaba detrás de mi, pero al volverme me desengañé. Jorge, con voz burlesca, tal vez al verme tan nerviosa buscando por el bar como si fuese una niña que en reyes busca sus regalos, me explicó que mi hermano estaba en la universidad y que iría directamente al piso mas tarde. Fue un chasco grande, tanto tiempo esperando verle de nuevo y ahora tendría que seguir esperando, aun así este nerviosismo no se iba, esta ansiedad reinante en mi aun latía dentro de mi, no alcanzaba a adivinar el por que de este sentimiento, era como si lo que buscaba desde hace tiempo estuviera cerca miá, pero ese alguien no fuera mi hermano. Pensaba que era por la necesidad de reencuentro familiar pero, si sabía que el momento llegaría mas tarde y que ademas tenía tiempo para compartir con mi hermano antes de que se volviera a ir, no consigo comprender este sentimiento. Salí de aquel lugar sin saber muy bien lo que estaba pasando, encarando la puerta de aquel antro se me acentuaba una falta de aire mezclada con latido taquicardico que seguía un ritmo continuo y veloz haciéndome volar en tierra. Su voz me hizo comprender todo, un simple vámonos me dejo marcada, en un momento comprendí lo que me estaba pasando, estaba enloqueciendo por segundos, de forma lenta y continua, formando minutos estaba atrayéndome por ley newtoniana hacia alguien, un ente que no conocía, algo que sin conocerlo me hacia “impazzire”. Conseguí abrir la puerta y salir. Intentando olvidar este momento, que seguramente no se repitiría, volvía a mi viejo piso de estudiantes, quería volver a oler ese perfume estudiantil de mezcla de fritos, tupper y alcohol malo que hacia crecer a las mentes del mañana. Paola me esperaba allí, tras media hora de reproches típicos por no haberme despedido esta mañana de ella, conseguimos comer algo. Yo me recordaba en Italia mejor con la carbonara, aun así mi amiga quedó encantada, aunque poco me puedo fiar de ella con lo cumplida que siempre fue. Dos horas pasaron solo para saber que ponernos, a mi me daba igual pero como dije a Paola que saldríamos con los amigos de mi hermano, enloqueció. Siempre que le digo algo del estilo ocurre, se le gira la cara en el momento que le digo que chicos vienen con nosotros y mas aún si eran ellos. Ese grupo tenía algo que la volvía tonta, no eran chicos de gimnasio, no eran los mas cultos y menos los mas simpáticos, tan herméticos, escondiendo algo que nadie sabe el que.En especial por uno, que en lo que llevo de universidad nunca ví, pero siempre escuché de el. Un fantasma entre sus amigos, que no sabías muy bien si existía porque era una excepción en ese grupo, hablaban de sus viajes, de sus contactos, de su gracia, de su don de gentes… Era la antítesis de todo ese grupo social, como la excepción que confirma toda regla ortográfica, y en cierto modo me daban ganas de conocerlo, aunque no sabía curiosidad o necesidad. Conseguí arrastrar por fin a mi amiga hacia el piso de hormonas de mi hermano, no recordaba muy bien pero gracias a dios Antonio dió señales de vida para señalarme el lugar. La escasez de ansiedad me demostró que el big bang interno no fue por el, era por ese ente, que volvía hacia mi cabeza y giraba en ella sin parar, dándose de bruces constantemente con mis paredes craneales. De nuevo la puerta fue determinante, el fantasma ansioso volvía hacia mi. Un olor me dió fuerte, muchas horas de persianas bajadas, sudor, comida recalentada y alcohol, mucho alcohol.-¡Italiana!!! ¿Cómo estas “hermona”? Dame un abrazo anda!(siempre le encantó cambiar las palabras y ese “hermona” sonaba a te quiero).Estaba muda, de nuevo alguien faltaba como en el bar, y mi radar físico detectaba que no estaba lejos.-Pero no te quedes muda y toma una cerveza. Tenía muchas ganas de verte por fin hermonita.Antonio seguía con su euforia pero yo solo podía hacer caso a mi ritmo ventricular, necesitaba salir de allí y solo pude parar a decirle que fui a buscarlo y no estaba. Cobarde fui, podría haber salido de dudas y por no afrontar la realidad, tuve que salir corriendo. Aun así me aseguré una última baza, la noche. En Góngora pondría fin a esta duda, tenía que decidir entre vivir una noche como una leona o 100 como una oveja. PD; Me gustaría ver vuestros comentarios y que os esta pareciendo. Gracias

Mi esposa termina con mi semen y el de un amigo en su cuerpo

Veníamos de una cena. Yo llevaba pantalón vaquero, camisa y cazadora mientras que mi esposa R vestía un vaquero, suéter y también una cazadora. Ya os he contado nuestra aventuras en el ambiente liberal (podéis leerlas aquí primer relato, el segundo, el tercero, el cuarto y el el quinto) y os he descrito cómo somos así que no me repetiré. Sí os diré que todo lo que cuento es real, al menos tal como lo recuerdo. Quizás la categoría elegida para subir estos relatos no sea la mejor pero resulta difícil encasillar estas experiencias y creo que Confesiones no refleja bien nuestra vida liberal. Pero volvamos al relato.

Una hija muy complaciente con todos

Queridos lectores creo que este relato se puede leer de forma independiente al resto de los que he escrito, pero al mismo tiempo es continuación del anterior “Chantaje a la profesora”, no os lo perdais ?

El cuerpo necesita sentirse deseado, no podemos evitarlo. Las húmedas tardes de primavera son para follar, son para encontrar un cuerpo para saborear

Cuando en una tarde cálida de primavera la temperatura comienza a sentirse cada vez más agradable, el cuerpo comienza a sentise con deseos y necesidades que deben ser satisfechas. Pero que sucede cuando no tienes quien los cumpla, pero tu piel se eriza con el contacto del suave aire, tus pesones dejan enevidencia que estas excitada y sientes unas suaves contracciones en tu vagina que te muestran que necesitas de penetración, y la humedad la favorece.