Category: Sexo Anal

Una noche buena que además fue bastante caliente ¡Feliz Navidad!

Hola primero que todo, quiero desearles una feli navidad y espero que tengan un muy buen año 2019. Estos últimos meses de 2018 han sido muy movidos en el ámbito sexual, me he puesto bastante mas perrita y me he atrevido a dejarme llevar por mi instinto sexual y eso se ve reflejado en los relatos que les escribo.

Mi primera vez con una persona adulta. Mi primera vez con un maduro

¿Hola, que tal?, soy Marcia Daniela. (se acuerdan?), de Argentina. Como ya no me gusta usar sólo la inicial de mi nombre, les cuento que mi nombre es Marcia Daniela (de mujer, el nombre real no se los digo). Les escribo para contarles algo espectacular que me pasó anteanoche, algo que no tenía planeado hacer y que les repito, es lo más espectacular que me ha pasado.

Después de mucho tiempo le entrego mi culo a mi novio

Mi novio Ramiro y yo vivíamos a tan solo unas cuadras de distancia en Capital Federal, Buenos Aires. Su departamento era mucho más cómodo que el mio y era común que me quedara allí los días que él viajaba. Él y yo tuvimos de las mejores relaciones que se pueden tener, 2 años en monogamia y 8 años y un poco en relación abierta. A pesar de todos los hombres y mujeres por los que pasé, nadie supo hacerme el culo como Ramiro. Así que esta será la historia de una de tantas veces.

El señor cuco y mis enormes nalgas

Hola como estan [email protected], Aqui de nuevo para contarles una etapa más de mis ricas experiencias, Pero ahora con alguien un tanto más maduro y con más experiencia, Espero disfruten.

Me sentí muy puta por el culo. Pero por fin, cumplí mi fantasía

Como les conté en mis otros relatos, yo había puesto un anuncio en una página donde decía que tenía la fantasía de que me pagarán por sexo y de coger con un desconocido, ya la había cumplido pero me excitaba muchísimo sentirme usada y complacer a desconocidos que no quite el anuncio y seguí contestando mensajes para quedar con alguien más.

Me hicieron el culo en una camioneta de carniceros

Diego me había convencido de llevar a cabo una rarísima fantasía, otra de tantas que hemos llevado a la realidad durante nuestra extensa, apasionante y alocada vida sexual. Al principio me negué a su extraña proposición; no me agradaba el lugar, me daba miedo y no me parecía excitante en lo absoluto.