Category: Sadomaso

Joven se vuelve sumiso de una mujer mayor con experiencia

Tras la muerte de mi padre, mi madre comenzó a juntarse mucho con la vecina de la casa de al lado, la señora Marga . Nunca se habían hablado con ella pero mi vecina al ser tan bien viuda, la ayudo mucho a superarlo y se convirtieron en amigas inseparables. Parece un gesto que debería de alegrarme pero sucedía todo lo contrario. No era de mi agrado la vecina, era una mujer con una mala reputación, muy poco sociable, siempre enfadada y discutiendo con el resto del vecindario, nada la agradaba, protestaba por todo y tenía un genio intratable. Para que lo entiendan, una verdadera bruja, una mujer arpía y antipática. Por el motivo que fuese encajaron bien mi madre y la vecina y siempre iban juntas a todos los lados y tomaban café a diario.

Sumisita vestida súper sexy acude junto a su novio/amo a una cena con Pilar y su profesor

Hola de nuevo, hoy os quiero contar como fue la cena que mi novio/amo y nuestro querido profesor organizaron para que nos conociéramos, ya os explique cuando os conté lo de la web cam que una chica se unió a nuestras practicas, no digo su nombre real por razones obvias, pero para entendernos la voy a llamar por ejemplo, Pilar, os cuento. De alguna manera, mi novio/amo, se intereso por lo que llaman “cenas de protocolo”, yo no tenía ni idea de que era eso ni en que consistía, creo que fue el profesor quien le habló de esa experiencia, al parecer consiste en una celebración, bueno una cena, donde acuden los amos con las sumisas, ellos van correctamente vestidos, incluso de etiqueta a veces, y ellas, que no suelen conocer nada más que a su amo van como ese decida, vestidas elegantemente, semivestidas o incluso desnudas, y durante la cena, además de atender a los amos, a todos, no solo al suyo, sirven la mesa y están a disposición de todos, la verdad, no esta mal si ya conoces a los asistentes a la cena, pero siempre hay un factor sorpresa y es que los amos pueden llevar a otras personas sin avisar, si bien siempre se consensuan con las sumisas la presencia o no de terceros.

Ella es una putita muy sumisa que me considera su amo y señor, le hago lo que quiero cuando quiero y se deja usar como un pedazo de carne

Estoy en cuatro en el suelo frío de la habitación, como mi Amo me ordeno me duelen las rodillas estoy desnuda esperando por el, y deseosa por sentir su deliciosa tacto lo ansió me ordeno esperarlo en 4 sin ropa interior y obedezco debo hacerlo siempre ya que si obedezco seré premiada, no se cuanto tiempo a pasado siento como si fueran horas cuando siento la puerta dedel apartamento abrirse lentamente, mi sangre comienza a bombardear como loco, mi respacion se acelera, no dice nada pero se que es el su increíble aroma inunda mis fosas nasales. Muerdo mis labios no debo hablar sin que el hable primero, es una de su reglas.