Category: Intercambios

Y si, no hay nada mejor que el sexo es por eso que en una misma noche cogí con mi amante y después con mi marido

Después de cenar con Roberto le propuse ir a bailar a un boliche, muy conocido de Salta en la zona sur para tomar unos tragos y pasarla bien, mientras esperaba ansiosa el okey de Alejandro para vernos y llevar a cabo mi fantasía erótica. Hasta ese momento ,Roberto ,no sabia ni sospechaba nada, además había pasado un par de meses desde la última vez en la que habíamos fantaseado con lo que yo le haría en la cama y con lo que quería probar de Alejandro.  Tampoco sabía que yo le había mandado una foto que me tome en el auto mientras le había pedido a Roberto que comprara cigarrillos .Me hice una selfie ,pero de mi entrepierna mostrándole como me marcaba la vulva hinchada de la excitación ese  pantaloncito corto  y mas las pantys transparentes negras ,me hacía sentir una ninfómana.

Nuestro primer intercambio con nuestros vecinos ¡Que buenos vecinos!

Mi esposo y yo, nos registramos en una pagina sexual, donde encuentras parejas, bueno en realidad sexo, con lo que quieras, pero nosotros buscamos intercambio de parejas, de casualidad, encontramos una pareja, que tenia el mismo codigo postal que nosotros, asi que contactamos con elllos, lo mas extraño es que vivian en la siguiente cuadra de nuestra calle, la verdad es que nunca los habiamos visto, ellos estaban en un edificio, cosa que es muy complicada de fijarse de quien sale y entra en cualquier edificio.

Puede que parezca loca, pero la verdad es que disfruto ver como otra mujer folla con mi marido y lo que es peor, no puedo decir que no porque esa mujer tiene poder sobre mi

Cada vez que cogemos con mi marido, le encanta fantasear que estamos con otras personas, Manuel es un sádico degenerado, hasta con mi hermana pequeña (11 años) me ha sustituido en sus morbosos juegos sexuales, ha fantaseado que le mamo la verga a un subalterno, otras veces me dice que el Presidente me tiene bien ensartada, pero esta vez sí que me sorprendió:

La primera vez que hacemos un intercambio de parejas, rompiendo la rutina

Hola, me llamo Lola. Soy una mujer de 35 años, casada, de muy buen ver todavía y además muy trabajadora. Por eso, entre mi profesión y las tareas de la casa acabo siempre muy cansada y sin ganas de mucha juerga a esas alturas del día. Por eso desde hace ya un tiempo, en cuanto llego a casa y hago todas esas tareas, lo único que me apetece es tumbarme a descansar en el sofá del salón y ponerme lo más cómoda posible a ver alguna que otra película de la tele.