Category: Infidelidades

Al principio comenzó como una necesidad, pero después me encantó tener dos maridos que me dieran bien duro

Iniciando el año 2012 me case por la iglesia con mi esposo Carlos y formamos un hogar, además de trabajar y de vivir el día a día, nos dedicamos a nosotros y comencé a buscar quedar embarazada de nuestro primer hijo, como toda pareja que se pone dicho objetivo, nos pasábamos haciéndolo todos los días, como si el mundo se fuera a acabar, la idea era en el tiempo más corto quedar embarazada, me afanaba que pasaran los años y no quería tener hijos en una edad muy adulta.

Y si, no hay nada mejor que el sexo es por eso que en una misma noche cogí con mi amante y después con mi marido

Después de cenar con Roberto le propuse ir a bailar a un boliche, muy conocido de Salta en la zona sur para tomar unos tragos y pasarla bien, mientras esperaba ansiosa el okey de Alejandro para vernos y llevar a cabo mi fantasía erótica. Hasta ese momento ,Roberto ,no sabia ni sospechaba nada, además había pasado un par de meses desde la última vez en la que habíamos fantaseado con lo que yo le haría en la cama y con lo que quería probar de Alejandro.  Tampoco sabía que yo le había mandado una foto que me tome en el auto mientras le había pedido a Roberto que comprara cigarrillos .Me hice una selfie ,pero de mi entrepierna mostrándole como me marcaba la vulva hinchada de la excitación ese  pantaloncito corto  y mas las pantys transparentes negras ,me hacía sentir una ninfómana.

Se que no está bien, pero no puedo evitar pensar en el cuerpo que tiene mi sobrino. Voy a ser infiel, hasta que deje de darme la posibilidad de ser suya

Bueno espero que hayan leído mis anteriores relatos, sobre todo la primera parte de estos dos relatos, de la reconciliación que vivimos, de la noche de sexo que tuvimos. Espero que sigan disfrutando, también acabo de leer mi correo electrónico y estoy respondiendo poco a poco sus comentarios. Muchas gracias por su lectura, por sus buenos comentarios y espero que comprendan que no a todos les puedo responder.

Vacaciones en Cuba con amigas, todas terminamos siendo infieles

Mi esposo estaba feliz de que me fuera de vacaciones a Cuba con un grupo de amigas. En total éramos 5 amigas, las 5 éramos mujeres infieles a sus esposos. Arturo creía que los hombres iba a Cuba a tener sexo y que las mujeres íbamos a conocer todos los lugares que ese país tiene para ofrecer. Nosotras cinco íbamos en busca de algunos hombres que nos llenaran de verga, que nos hicieran sentir unas putas.