Category: Gays

La historia profunda de cómo me volví un cuernudo y lo acepto totalmente pero además sobre como acepte mi propia sexualidad

Regrese dos meses antes por una tontería administrativa, mi permiso de seis meses debía renovarse por dos meses mas y resulto que tenia hacer el tramite personalmente. Mi primera intención fue contarle a mi esposa que estaría dos o tres días en casa pero no logre contactarme con ella pues el teléfono del pequeño aeropuerto estaba en mantenimiento y en aquellas lejanías no había cobertura de celular. Luego de seis horas de agitado vuelo en un bimotor tan viejo que si me hubieran dicho que sirvió en la segunda guerra lo hubiera creído sin titubear.

Muchos pensaran que fue una violación, puede que haya sido así. Pero marco mi vida, gracias a mi primo descubrí lo mucho que me gusta la verga

Mi historia comienza desde que era niño, soy hijo único y vivía con mi madre y mi abuela y una de mis primas de unos 4 años mayor que yo ya que su mamá se fue a trabajar fuera de el país, vivimos en una tipo vecindad donde vive toda la familia obviamente en diferentes casas en el estado de Puebla México , y siempre nos juntábamos todos los primos a jugar o más bien se juntaban todas mis primas y yo era el único niño de vez en cuando se juntaban dos de mis primos mayores que nosotras pero rara ala vez.

Estaba esperando al hombre con el que iba a follar, al final tantas horas pasaron que dos camareros me hicieron pasar de un buen polvo. Hicieron valer mi tiempo

El sabado mi ritual de siempre al igual que los viernes, me lavo muy bien por fuera y sobre todo por dentro dejando mi culito follable y sin posibilidad de manchar o por lo menos evitandolo todo lo posible, el ritual empieza sobre las siete u ocho de la tarde, primero eligo el tanga o braguita que vaya a ponerme y una blusita transparente o un top, preservativos, lubricante, mi vibrador y klinex metiendolo todo en una bolsa, luego la limpieza integral y me visto como un hombre normal con un chandal comodo de quitar a excepcion de que me pongo un tanga masculino, no salgo en braguitas y blusita por si me pasa algo por la carretera y me ven asi,(algunas veces he ido por morbo en braguitas solo) sobre las diez o diez y media me voy a mi zona cruising preferida, es una zona alejada de la poblacion que por la noche solo tiene el trafico de la gente que va buscando sexo sobre todo gay aunque alguna pareja tambien he visto haciendo cruising.

El más pequeño del equipo. El capitán se encarga de mi

Era la primera semana tras las vacaciones de Navidad, mi estado anímico estaba por los suelos. Después de unas semanas de vacaciones había que volver a la universidad y encima enfrentarme a unos cuantos exámenes y volver a estudiar. Por suerte ya era viernes, y había hecho mi último examen. Prácticamente estaba de fin de semana y por fin podría descansar de unos últimos 10 días en los que no había separado mis ojos de los apuntes.

En el carnaval pude ser lo que siempre soñaba

Cuando al fin acabó su labor no pude reconocerme en el espejo. Nos miramos divertidos y comenzamos a reírnos. Paula me dio un beso en la mejilla. Habíamos sido novios en la Universidad y antes amigos, más tras sacar una plaza en Canarias decidimos que era imposible mantener una relación en la distancia y quedamos como folla-amigos. Cada vez que retornaba a la península nos veíamos y haciamos el amor como locos. Era fantástica en la cama y la mujer más divertida que he conocido.

Me follan y revientan el culo en el vestíbulo de la gestoría

Terminaba de ser follado por 2 hombres maduros en plena vía pública de mi ciudad, La Coruña, y ahora cruzaba desde los jardines de Méndez Núñez, hacia la calle Sánchez Bregua, acompañado por ellos. Me iban tocando y sobando el culo, diciéndome lo bueno que estaba y que culito más rico tenía, a ver si me dejaba ver otro día, que me volverían a dar por el culo y dejarme preñado.